Unidad de los trabajadores por una Asamblea Constituyente desde las bases

de Unidad de Trabajadores

PLATAFORMA POLÍTICA

La lucha de los trabajadores por reivindicaciones justas, que definen la dignidad reivindicada por el levantamieto popular de octubre, que han sido negadas sistemáticamente desde el periodo republicano por una elite oligárquica y opresora, apoyada desde sus inicios por comerciantes y terratenientes, vuelve a emerger como un movimiento con claro sentido de clase. 

Vemos hoy como los mártires de la clase obrera y trabajadora cobran sentido en esta nueva etapa de esta lucha que lleva más de un siglo instalada en Chile para conseguir mejoras y reformas profundas. Desde aquellas jornadas del norte pampino y salitrero, como también las históricas luchas de los mineros del carbón, mutuales y organizaciones portuarias del siglo XX. Esta lucha hoy se agudiza por la contumacia de una clase gobernante que utiliza a los partidos políticos coludidos con el poder económico, bajo una lógica mercantil de un modelo agotado, y que pretenden continuar con sus privilegios sin importar el costo, negando la implementación de profundas reformas sociales, y los derechos legítimos a la clase trabajadora chilena. 

Es en esta línea que los trabajadores chilenos volcados a las calles desde el 18 de Octubre del año 2019 sin pausa, junto a los estudiantes y pobladores, plenamente organizados como movimiento social de base y articulados a una voz contra el sistema neoliberal y opresivo, han logrado lo que muchos ni siquiera pudieron vislumbrar ante la autocomplacencia política y tribunas de privilegio.

Triunfante en las jornadas de Octubre el pueblo acorraló al gobierno que utilizando el expediente clásico de la violencia de estado, decantó en un gobierno dictatorial con una política represiva de la mano de las fuerzas armadas que encañonaron con fusiles a su propio pueblo, y han desencadenado un espiral de violencia política similar al golpe militar que derrocó ilegítimamente al Presidente Salvador Allende y aquellas jornadas de protestas el año 1983-84 que cobró la vida de numeroso compañeros transformados en mártires del pueblo.Por ellos alzamos la voz y decimos basta de abusos, nuestra lucha está junto a la primera línea, junto a los trabajadores y estudiantes apoyando las movilizaciones que siguen avanzando por un Chile mejor. En ese contexto: 

1.- Reivindicamos  el programa del levantamiento popular del 18 de Octubre: Asamblea Constituyente desde las bases, como expresión de los órganos de base que creó el estallido. Sobre esta base caracterizamos  el proceso constituyente, cocinado dese las élites del poder, como un fraude a las aspiraciones democráticas y sociales. De esta forma la Ley 21.200 que establece el quórum de los 2/3 y el límite impuesto al constituyente en el art. 135 de la Constitución, fueron impuestos por pàrte de los partidos del régimen para garantizar que no se realicen transformaciones ni a la gran propiedad ni al ejercicio del poder democrático.

2.- El colosal triufo del Apruebo, con un 78% en el Plebiscito, es un mandato popular para acabar con la institucionalidad antidemocrática y el gobierno asesino de Piñera. A pesar de esto los mismos partidos políticos del régimen, responsables de la feroz crisis social y política que vivimos, pretenden usurpar el triunfo popular y pasar a controlar la Convención Constitucional. No lo permetiremos, lucharemos por transformar esa Convención en una auténtica Asamblea Constituyente para poner fin al Estado subsidiario

3.- Convocamos -por lo mismo- al activismo y organizaciones populares a levantar listas independientes de trabajadores, para dar una respuesta en el arena electoral desde los intereses de la clase trabajadora, independiente del Estado, de los patrones y de los partidos parlamentarios. No podemos seguir, como se nos propone desde las filas de la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio, eternamente buscando «aislar a la derecha» y «corriendo el cerco». Con esa visión «ciudadanista» sólo ganan los del Acuerdo por la Paz, atrincherados en la institucionalidad de los 2/3. Con esta iniciativa buscamos contribuir a la formación de una nueva dirección política de los trabajadores, un frente de clase y un movimiento que de proyección a la lucha que protagoniza nuestro pueblo.

Sobre estas bases llamamos a todos quienes se reivindiquen de esta lucha a sumarse a esta iniciativa, a aportar en la construcción de su programa y a fortalecer su accionar. Proclamamos, por las razones ya indicadas,  la necesidad de un Gobierno de Trabajadores apoyado en las organizaciones de base, en democracia directa, fiel de la soberanía popular, cuyas plataforma reivindicativa es la siguientes: 

  1.  Juicio y castigo ejemplar por todas las violaciones de derechos humanos, ejercidas durante los últimos 45 años y la disolución inmediata de Carabineros de Chile. Propiciamos la refundación de todos los cuerpos armados, FF AA y Carabineros, los que deben estar subordinados a las organizaciones de trabajadores.- 
  2. Condonación masiva e inmediata de las deudas relacionadas con derechos sociales, tales como la educación, la salud, la vivienda social y la alimentación básica. 
  3. Creación de un sistema jubilatorio solidario y de reparto que garantice una pensión mínima de $500.000.-. Devolución de las cuentas individuales a los cotizantes y fin de las AFP
  4. Sueldo mínimo de $500.000.- Pleno derecho a sindicalización por rama de producción, derecho huelga irrestricta. Inmediata derogación de las normas de suspensión laboral. Sindicalización única, fin al desmembramiento de las organizaciones de trabajadores. Legalización de la residencia de todo trabajador inmigrante.
  5. Por la socialización de los grandes grupos económicos, capital financiero y transnacionales. Recuperación de todas las riquezas naturales y explotación bajo el control democrático de los trabajadores.
  6. El estado garantizará a todas las personas la posibilidad de que con su trabajo y estudio logre un ámbito de seguridad y libertad que le permita crecer como persona, educar a sus hijos conforme a sus convicciones, para satisfacer sus necesidades espirituales y materiales. 
  7. Se garantiza el libre, gratuito e igualitario acceso a la salud y educación en cualquiera de sus grados, las que deberán propender al desarrollo integral del individuo y contribuir a la liberación social y nacional. 
  8. Se garantiza un salario y pensión jubilatoria mínima equivalente al costo de la canasta familiar y el acceso gratuito a vivienda. El trabajo es un derecho y un deber. 
  9. Se garantiza la irrestricta libertad de conciencia y culto, su ejercicio se arreglará a los preceptos de esta carta. 
  10. La administración de la justicia corresponderá a los tribunales populares, generados asambleariamente, por las unidades comunales en que se dividirá administrativamente el país. Ellos velarán por el respeto de los derechos constitucionales, la propiedad individual, el derecho a la vida y a su integridad física y psíquica, la violación de los mismos hará obligará civil y criminalmente al responsable. El sistema penal contemplará penas privativas de libertad exclusivamente para la sanción de delitos políticos contrarrevolucionarios. Se garantizará a todo individuo el derecho a un debido proceso y defensa.
  11. Queda sin efecto todos los tratados de libre comercio suscritos a la fecha. Corresponderá al Estado el monopolio del comercio exterior y la fijación de aranceles aduaneros que protejan la industria nacional. Se liberan de aranceles aduaneros los bienes de capital y el armamento. Se desconoce toda deuda externa pública o privada contraída durante el antiguo régimen.
  12.  Se reconoce el derecho a las nacionalidades aborígenes el derecho a la autodeterminación política, conforme a sus propias tradiciones e intereses. A este respecto el Estado chileno tomará las medidas tendientes a la devolución de sus territorios como asimismo a prestarles el apoyo tendiente a obtener su completa unidad nacional si ella excediere las actuales fronteras chilenas.
  13. El Estado sostendrá relaciones diplomáticas en defensa de la libertad de los pueblos y propugnando la unidad latinamerican en contra del imperialismo.
(Visited 113 times, 1 visits today)