Argentina 24 de marzo: Toda la memoria y toda la unidad para fortalecer la resistencia y la lucha

de Socialismo Revolucionario

*Si recordamos las causas básicas de las luchas de los años 60/70, que precedieron al golpe genocida, vamos a encontrar muchos puntos en común con el actual tiempo histórico. Es el capitalismo como sistema global el que produce el hambre, la desocupación, la pobreza, los desastres ecológicos y la falta de vivienda, educación y salud. Independientemente de la pertenencia política a tal o cual corriente, aquellas luchas que hoy evocamos tenían una perspectiva transformadora y revolucionaria. 

*Hoy, esa perspectiva aparece como INVIABLE, en la medida que ha sido impuesta (derrotas sufridas mediante) la naturalización del capitalismo como sistema y de su régimen político democrático burgués, que nos invita a votar por la opción patronal “menos mala” cada 2 años.

*Este no es solamente un fenómeno argentino: incluso victorias supuestamente “progresistas”, evolucionan en contra de las promesas electorales, afirmándose como gerentes del gran capital. Es el caso de Perú, Chile, Bolivia, entre otros. El actual acuerdo del gobierno peronista con el FMI (apoyado por Juntos por el Cambio), es una comprobación más de esta lógica antipopular y antiobrera. 

*En este período adverso, la necesaria resistencia contra el ajuste en curso requiere de la más amplia unidad. Es el punto de partida imprescindible para que logremos conquistar la confianza de las bases, de avanzar en la expulsión de los burócratas de nuestras organizaciones, de imponer la democracia y la acción directa desde abajo. 

*La propia crisis del capitalismo como sistema vuelve a plantear la destrucción de fuerzas productivas y la propia guerra como forma de resolución transitoria de esa barbarie. Es decir, sobre la barbarie previa, más barbarie. Sostenemos una postura de independencia política de clase ante ambos campos imperialistas en pugna. Repudiamos la invasión de Putin a Ucrania, repudiamos la manipulación del pueblo ucraniano por parte de la OTAN. 

NO A LA GUERRA ENTRE LOS PUEBLOS, SÍ A LA GUERRA ENTRE LAS CLASES.

Ir al contenido