Violador del Barrio Puerto sigue en la impunidad: violencia de Estado

de Biblioteca Popular Jorge Farías

EL ESTADO DE VIOLENCIA PATRIARCAL EN BARRIO PUERTO

A quienes habitamos en Barrio Puerto nos está costando conciliar el sueño desde que hemos constatado que uno de los violadores de nuestra amiga y vecina se encuentra transitando en perfectas condiciones físicas por el sector de Plaza Echaurren, se le ve afeitado, con mascarilla y jockey, tal como si fuese un ciudadano común y corriente. Sin embargo, todxs coincidimos en que es un asqueroso psicópata violador.

En paralelo la víctima, denostada y prejuiciada por los medios tradicionales de prensa impresos y digitales, hacen oídos sordos de la verdad y prefieren sindicarla por su condición de mujer pobre y de la calle, como si fuese merecedora de las peores situaciones a la que puede ser expuesta una persona. De hecho al momento de escribir estas líneas, penosamente ella se encuentra en el hospital Van Buren, ya estabilizada de una falla orgánica múltiple y de la alteración de todos los parámetros sanguíneos, pero entubada y en observaciones.

Es por lo anterior que denunciamos que los medios de prensa El Mercurio de Valparaíso, La Estrella y La Tercera han construido un relato discriminatorio de nuestra amiga, ya que se trata de una mujer pobre, de un sector de Valparaíso estigmatizado y abandonado a su suerte. De hecho, el medio más fascista de nuestra historia periodística, el Mercurio de Valparaíso, en su cuerpo de Actualidad, el “equipo de crónica”, afirma que nuestra amiga sufría de un cuadro psicótico, además de alcoholismo y drogadicción, por lo cual su relato no era válido. Estas suposiciones y aseveraciones solo caben en la cabeza de pseudoperiodistas sin rigurosidad ni ética que solo les interesa estar en la línea editorial roja de su periódico.

Estaremos atentxs a lo que publican los medios tradicionales de prensa, impresos y digitales, pues sabemos que de ellos no podemos fiarnos.
Nosotrxs consideramos que es inaceptable que se encubra la violencia contra una mujer bajo justificaciones que remitan a sus condiciones o formas de vida, por lo cual denunciamos como encubridores a todos quienes levantan este tipo de argumentos, especialmente a las mujeres pobres cuyos cuerpos pasan a ocupar un lugar de segunda y tercera categoría. Dicho de otro modo, constatamos de parte de ellos una doble y triple discriminación: ser mujer, ser mujer pobre, ser mujer pobre que vive en la calle y así podemos seguir enumerando.

Declaramos que seguiremos buscando justicia para nuestra vecina y para cualquier persona de Barrio Puerto que pueda ser violentada en cualquiera de sus formas.

Decir que, actualmente vivimos en un régimen de toque de queda entre las 22:00 horas y las 05:00, siete horas que proporcionan el escenario perfecto y oportunidad para que los robos, tráficos de drogas y violaciones, toman el control de las calles, pues tanto carabineros como la PDI, tan asiduos a reprimir a quienes protestan, no hacen rondas de vigilancia y desaparecen de las calles de nuestro sector. Sin embargo, al exigir justicia para nuestra amiga víctima de violación a través de una velatón pacífica, si se hacen presente solo para reprimir a las mujeres que participaban de la actividad. Por lo tanto, sostenemos que la violencia del Estado en contra de los personas más desposeídas es la norma y doctrina que ejecutan las fuerzas de orden y seguridad, la violación de nuestra amiga, los robos y tráfico de drogas en las horas de toque de queda, no hacen más que confirmar nuestra denuncia. Frente a esto, solo podemos apoyarnos mutuamente y confiar en la solidaridad recíproca de la comunidad.

Por último, agradecemos a cada una de las valientes personas y organizaciones sociales y medios digitales que han visibilizado este doloroso proceso, en el cual nuevamente como habitantes del Barrio Puerto, nos encontramos solxs con nuestra solidaridad y manos intentando justicia a riesgo de nuestras vidas, pues no ignoramos que estamos en medio de una pandemia mundial vital. Si la justicia no la perseguimos nosotrxs, ella no llegará por sí sola y menos de manos de quienes debiesen proporcionarla.

(Visited 45 times, 1 visits today)