Que el COVID-19 lo paguen los ricos!!!

de Partido Comunista Revolucionario

El Coronavirus ha llegado a Chile, actualmente existen más de 600 contagiados y dos muertos comprobados según las autoridades del MINSAL, poniendo a prueba la precaria  infraestructura de la salud pública. En vez de proveer los recursos suficientes para afrontar la crisis Piñera declara Estado de excepción constitucional de catástrofe con el apoyo del Congreso, acogiéndose a la Ley Orgánica Constitucional Nº 18.415.  lo que implica el despliegue de las Fuerzas Armadas a lo largo del país, restringe las libertad de locomoción, de reunión, altera el derecho de propiedad y adopta medidas administrativas como fijación de precios y expropiación. Indudable que estas últimas medidas no serán tomadas en cuenta por este gobierno neoliberal, solamente el despliegue de las Fuerzas Armadas, la libertad de locomoción y reunión para una vez mas controlar el descontento social.

Al contrario todas las medidas han ido en beneficio de los grandes empresarios. El Plan Fiscal del gobierno para enfrentar esta emergencia sanitaria y económica es aprobar la “Ley COVID-19” esto implica que para asegurar los sueldos de los trabajadores que deban permanecer en sus casas sin posibilidad de realizar teletrabajo reciban ingresos desde su cuenta personal de Seguro de Cesantía. Los que vean reducidas sus jornadas de trabajo en un 50%, verán reducido su sueldo en igual porcentaje con un complemento a cargo del Fondo de Cesantía de hasta un 25% de su remuneración imponible y un bono de subsidio único familiar que beneficiara a personas sin trabajo formal financiado con el Fondo Único Familiar.

Como se puede ver el costo de la emergencia sanitaria y económica la pagaran los mismos trabajadores con su seguro de cesantía con el cual no se les asegura una renta digna,  muchos verán que antes de tres meses quedaran sin ningún tipo de ingreso. Los grandes empresarios tendrán todas las facilidades para aplicar la flexibilidad laboral, el teletrabajo, reducción de jornada y de remuneraciones, y manga ancha para despedir. El Coronavirus ha sido una bendición para los grandes empresarios, con las Fuerzas Armadas en la calle y toque pueden eliminar toda protesta de los trabajadores, debilitando el movimiento sindical y acentuar más aún la explotación de los trabajadores. 

Esta etapa tan obscura para los trabajadores y el pueblo debemos enfrentar con unidad y decisión la defensa de nuestro derecho a ganar un sueldo digno y la protección sanitaria que el Estado debe otorgarnos.

Ir al contenido