Maradona: el mito como obturador de la realidad

Adherir a esta Iglesia, especialmente en el día de su muerte, sería sencillo, con la fuerza que tiene lo que se impone como corriente absolutamente dominante. 

Tengo reconocimiento por el que fue un futbolista extraordinario. Tengo respeto en el momento de su muerte, y también por las pasiones y afectos genuinos que genera. Pero no adhiero a esa unidad universal maradoniana. 

Creo sinceramente que el mito y la leyenda operan como obturadores de la REALIDAD. Incluso de la vida personal del propio Diego, que desde muy joven, se fue transformando de artista maravilloso con la pelota, en mercancía, objeto de pugna, desde lo material y desde lo simbólico, de todos aquellos que hoy comulgan unidos con la fe maradoniana. El trabajo enajenado en términos de mercancía mató al artista mucho antes que el 25/11/20. Lo fue matando de a poco, en la medida que Diego iba dejando de ser dueño de sí mismo.

(Visited 74 times, 1 visits today)