«Mala lengua», de Álvaro Bisama: Vida y muerte de un poeta furioso

por Cristián Brito

Junto a Mistral, Neruda y Huidobro, se erige la figura de Carlos Díaz Loyola, nacido en Licantén en 1894, conocido como Pablo de Rokha, nombre que usó desde la década de 1920.

En Mala lengua (Alfaguara, 2020), Álvaro Bisama (1975), construye un relato donde se exhibe al autor de Epopeya de las comidas y las bebidas de Chile de una manera cruda y honesta, abarcando desde su infancia, narrada en El amigo piedra, la crónica de Bisama no da respiro y avanza como una gran ola que arrasa con todo.

El Amigo Piedra se alimenta de rabia y de nostalgia. La poesía es para él la forma de entenderse a sí mismo y lo que siente. Su vida cambia totalmente cuando recibe el libro Lo que me dijo el silencio, de Luisa Anabalón Sanderson, que será conocida como Winétt de Rokha. Su rostro en una foto le resulta especial, como un influjo que lo posee.

Desde ese momento, la vida de Job Díaz —cómo lo llamaba su padre—, cambiará para siempre, así como la historia de nuestra literatura. En 1922 se publica Los gemidos, mismo año que ve la luz Desolación de Gabriela Mistral. Un libro grande, difícil, que funciona como una síntesis del mundo.

La crítica es implacable. Alone odia el libro porque teme al poeta. De Rokha es un ser político y siempre será comunista a pesar de ser resistido, sin embargo, posteriormente, abandona el partido.

La muerte es una cercana compañera: pierde a dos hijos pequeños, más tarde a su amor, luego a Carlos, el poeta, en extrañas circunstancias parecidas a un suicidio, tal como su hermano Pablo.

La fundación de la revista Multitud en 1939 es un hecho que marcará al poeta. En ella el vate y los suyos, incluyendo a Winétt, su hijo Carlos, Huidobro —con quien se había arreglado— y muchos más, detallan su vida privada y abordan temas como la política, el arte y la literatura.

Carlos sufre de problemas mentales. Es internado. Surrealista y maldito, pertenece a la generación del 38 y fue uno de los fundadores del grupo Mandrágora. La conocida enemistad de De Rokha con Neruda es retratada en Neruda y yo, que es su historia de la literatura chilena. En 1965 le dan el Premio Nacional de Literatura. Pablo de Rokha se suicidaría en 1968.

Mala lengua es una crónica que recoge el tránsito de De Rokha mostrando su vida y sus muertes, con plural, así como su obra y su odio, y amor. Se trata de un libro muy bien documentado, donde la pluma de Bisama se desliza lúcidamente. Una lectura imprescindible.

(Tomado de Cine y Literatura)

(Visited 23 times, 3 visits today)