La riqueza de los multimillonarios de EE.UU. aumentó un 70% desde el inicio de la pandemia

por Kevin Reed

La riqueza de los multimillonarios estadounidenses ha aumentado en 2,1 billones de dólares, es decir, un 70%, desde el inicio de la pandemia de coronavirus, mientras que decenas de millones de trabajadores se han enfrentado al desempleo y a la enfermedad, y 724.000 han muerto a causa del COVID-19. Además, la lista de milmillonarios estadounidenses creció en 131 individuos, pasando de 614 a 745, durante el mismo periodo.

Según un análisis de los datos de Forbes sobre los milmillonarios estadounidenses realizado por Americans for Tax Fairness (ATF) y el Programa sobre Desigualdad del Institute for Policy Studies (IPS), la riqueza de las personas más ricas del país pasó de ‘poco menos de $3 trillones al comienzo de la crisis de COVID, el 18 de marzo de 2020, a más de $5 trillones el 15 de octubre de este año’, y esta riqueza es ‘dos tercios más que los $3 trillones de riqueza que posee el 50% más pobre de los hogares estadounidenses estimados por la Junta de la Reserva Federal’.

Izquierda: Elon Musk en la fiesta de los Oscar de Vanity Fair 2015 en Beverly Hills, California. (Foto de Evan Agostini/Invision/AP); Derecha: Un cementerio recién abierto para las víctimas del COVID-19 en Medan, Sumatra del Norte, Indonesia, el 16 de noviembre de 2020. (AP Photo/Binsar Bakkara)

En un comunicado de prensa adjunto, la ATF y el IPS afirman que la ‘gran fortuna de estos milmillonarios en los últimos 19 meses’ contrasta con los ’89 millones de estadounidenses [que] han perdido sus puestos de trabajo, más de 44,9 millones [que] han enfermado por el virus’ y los casi tres cuartos de millón que han muerto a causa de él.

El milmillonario que más ha aumentado su riqueza es Elon Musk. La riqueza del CEO de Tesla y SpaceX creció un increíble 751% durante la pandemia, pasando de $24,6 mil millones a $209,4 mil millones. Musk se convirtió en el individuo más rico del país, superando al CEO de Amazon, Jeff Bezos, que pasó de $113 mil millones a $192 mil millones, o un aumento del 70 por ciento en el período de 19 meses.

Otros milmillonarios que aumentaron significativamente su riqueza durante la pandemia son los fundadores de Google (ahora Alphabet, Inc.) Larry Page y Sergey Brin, que vieron aumentar su fortuna en un 137,2 por ciento hasta los $120.700 millones y 136,9 por ciento hasta los $116.200 millones, respectivamente. Phil Knight, fundador y presidente emérito de Nike, Inc, casi duplicó su riqueza desde marzo de 2020, pasando de $29,5 mil millones a $57,9 mil millones.

Un análisis más detallado de los datos de Forbes muestra que el 12% de los milmillonarios de EE.UU. son mujeres, entre ellas Alice Walton, del imperio Walmart, con una fortuna personal de $64.500 millones, frente a $54.400 millones, y MacKenzie Scott, la exesposa de Jeff Bezos, que aumentó su riqueza en un 54% este año, pasando de $36.000 millones a $55.500 millones. Hay cinco milmillonarios veinteañeros, entre los que se encuentra Sam Bankman, el director general de la bolsa de criptomonedas FTX, de 29 años, que no figuraba en la lista Forbes hasta este año, cuando amasó $22.500 millones.

California tiene el mayor número de milmillonarios de EE.UU., con 196. Hay 182 milmillonarios en el negocio de las finanzas y la inversión y 142 en las industrias tecnológicas. La siguiente cifra más alta se encuentra en el sector de la moda y el comercio minorista, con 52 milmillonarios, con los miembros de la familia Walton y Phil Knight a la cabeza de la lista, seguidos de Leonard Lauder (Estee Lauder), John Menard, Jr. (Menards) y Hank y Doug Meijer (Meijer), cada uno con más de $10 mil millones en sus fortunas.

El análisis de la ATF y el IPS se ha publicado como parte de la campaña del senador del Partido Demócrata por Oregón y presidente del Comité de Finanzas del Senado, Ron Wyden, para conseguir apoyos para un proyecto de ley del Impuesto sobre la Renta de los Milmillonarios (BIT) en el Congreso de Estados Unidos. El plan fiscal de Wyden, que anunció el 23 de septiembre, forma parte de las negociaciones que se están llevando a cabo en Washington D.C. sobre el plan de infraestructuras ‘Build Back Better Agenda’ de la administración Biden.

El comunicado de prensa dice que 67 organizaciones nacionales han enviado cartas al Congreso ‘expresando su preocupación por el hecho de que ni el plan del comité de Medios y Arbitrios ni el plan del presidente Biden graven adecuadamente a los milmillonarios’, aunque el comunicado dice que la propuesta BIT de Wyden, cuyos detalles específicos aún no han sido revelados, cuenta con el apoyo de la Casa Blanca.

El comunicado de la ATF y el IPS afirma que ‘la mayoría de las ganancias de estos enormes milmillonarios no serán gravadas con las normas actuales y desaparecerán por completo a efectos fiscales cuando pasen a la siguiente generación’. El comunicado revela que, por término medio, los milmillonarios pagan un ‘tipo efectivo del impuesto sobre la renta federal de alrededor del 8 por ciento’ y que éste es un tipo inferior al que pagan muchos ‘contribuyentes de ingresos medios, como los profesores, las enfermeras y los bomberos’.

El documento explica además cómo los superricos evitan pagar el impuesto sobre la renta por sus enormes incrementos de riqueza. La mayor parte de sus ingresos proviene del ‘aumento del valor de sus inversiones, como acciones, un negocio o bienes inmuebles, en lugar de un cheque de pago como la mayoría de la gente’, y no tienen que pagar impuestos sobre esta riqueza a menos que vendan los activos. ‘Pero los ultrarricos no venden activos’, dice el comunicado; en su lugar, piden prestado dinero a los bancos contra sus activos a tipos de interés extremadamente bajos ‘y viven pródigamente libres de impuestos’.

Incluso cuando venden los activos, los superricos sólo pagan un tipo impositivo máximo sobre las ganancias de capital del 20% —más un 3,8% de impuesto sobre las rentas netas de la inversión (NIIT)— que está muy por debajo del tipo máximo actual del 37% que pagarían en impuestos sobre un salario equivalente.

El informe dice que muchos milmillonarios han pagado cero impuestos en los últimos años, ‘incluyendo a Jeff Bezos, Elon Musk, Michael Bloomberg y George Soros’ y que los 25 mayores milmillonarios de EEUU ‘pagaron una tasa impositiva de sólo el 3,4 por ciento sobre un aumento de $400 mil millones en su fortuna colectiva entre 2014-18.’

El análisis de la ATF y el IPS no menciona que el grotesco aumento en el número y la riqueza de la élite capitalista multimillonaria de Estados Unidos en los últimos 19 meses ha sido alimentado por una combinación de un aumento de la explotación de la clase trabajadora durante la crisis de la salud pública y la compra sin precedentes de $ 7 billones en activos financieros por el Banco de la Reserva Federal como parte de la respuesta de estímulo pandémico del gobierno de Estados Unidos.

Las asombrosas sumas de riqueza milmillonaria que se están acumulando en un polo de la sociedad, tanto dentro de EEUU como a escala internacional, tienen su reflejo negativo en el aumento de la pobreza y el sufrimiento de la población pobre y de la clase trabajadora en los miles de millones. La élite gobernante está utilizando la pandemia para acelerar, como un tren desbocado, el proceso de desigualdad de la riqueza que lleva décadas en marcha. Pero la clase trabajadora está empezando a articular su respuesta a esta crisis en forma de una ola de huelgas que se está desarrollando en todo Estados Unidos y en todo el mundo.

(Tomado de WSWS; imagen de portada corresponde a los millonarios más importantes de EEUU según Forbes en 2017)

Ir al contenido