Cuba: la lucha contra la burocracia restauracionista es sustancial a la defensa de la revolución

de Socialismo Revolucionario (Arg)

ACERCA DE LA SITUACIÓN EN CUBA:

1) El levantamiento popular iniciado en Cuba el pasado 11 de julio es el resultado de la acumulación de distintas manifestaciones y reclamos de franjas importantes del pueblo trabajador, de la intelectualidad y de la juventud, tanto en el plano reivindicativo socio-económico, como en el de las libertades democráticas.

2) Por lo tanto, nos colocamos claramente en el terreno del apoyo a estas movilizaciones, y repudiamos la represión desatada por el régimen burocrático stalinista que ejerce el poder del Estado. Exigimos la inmediata libertad de todos los presos políticos.

3) La utilización que hace la derecha internacional de estos acontecimientos, buscando claramente descalificar a la revolución de 1959, y las conquistas adquiridas (algunas aún vigentes), forma parte de la lógica de siempre del Imperialismo norteamericano y sus adláteres, especialmente la burguesía cubana con centro en el Estado de Florida. Desde luego, su finalidad estratégica es culminar el proceso de restauración capitalista en Cuba, en propio beneficio.

4) Pero sucede que ese proceso restauracionista se está produciendo bajo la propia conducción del Partido Comunista Cubano, bajo la forma de una economía mixta, que asocia grandes capitales extranjeros (europeos –especialmente españoles, canadienses, rusos, chinos, entre otros) al capitalismo del Estado burocrático. Basta estudiar la composición del negocio del turismo, del tabaco y de otras explotaciones agrícolas para comprobar que este proceso está en marcha.

5) Agravada por la pandemia de COVID-19, la situación de las masas es calamitosa. La burocracia del régimen aplicó medidas de ajuste, al tiempo que mantiene sus privilegios. No obstante, se vio obligada a conceder diversas concesiones para calmar el descontento, cosa que demuestra también la legitimidad de los reclamos.

6) Esto es denunciado claramente por comunistas cubanos de distintas generaciones: Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Leonardo Padura, Frank García Hernández, movimientos de jóvenes artistas, entre tantos otros. Varios de ellos están sufriendo la cárcel y/o las diversas formas de represión sistemática del régimen.

7) La defensa de la revolución y de sus conquistas no consiste en someterse al ultimátum binario: “o estás con el gobierno castrista o estás con el Imperialismo yankee”. Ese es el peor camino para tal defensa. Justamente, porque es el camino que amordaza a las masas, a los activistas y militantes que se rebelan, a aquellos que quieren defender la revolución con más revolución, con más democracia obrera, con más y verdadero socialismo.

Texto aprobado (luego de un rico debate) en la reunión del 3/8/21 de nuestro pequeño grupo, SOCIALISMO REVOLUCIONARIO

Ir al contenido