Argentina: condenan a militantes trotskistas por movilizarse contra la reforma previsional de Macri

Este lunes el juez Javier Ríos, titular del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 3 de Comodoro Py, dictó sentencia en el juicio contra César Arakaki y Daniel Ruiz, militantes del del PO y del PSTU, respectivamente. Tras casi dos años de proceso judicial, finalmente el TOCF 3 determinó condenarlos a penas de tres años y cuatro meses (Arakaki) y tres años de cumplimiento efectivo(Ruiz) por considerarlos coautores de “lesiones en ocasión de agresión, intimidación pública y atentado contra la autoridad agravado por haber sido cometido a mano armada y por la reunión de más de tres personas”.

La causa abierta contra Arakaki Ruiz fue un escandaloso avasallamiento a las libertades democráticas, montada contra los dos militantes de izquierda como parte de una persecución política. De esa misma persecución es víctima Sebastián Romero, militante del PSTU que hoy se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria. El mismo fallo, en tiempos de ajuste y un acuerdo por venir con el FMI, busca ser un mensaje persecutorio y disciplinador contra todos los luchadores. Es necesario redoblar la lucha contra esta resolución judicial.

Los testimonios volcados en el juicio contra ambos militantes fueron solamente de efectivos de la Policía, es decir quienes ejecutaron la brutal represión ordenada por el poder político y cuyo saldo fue de decenas de trabajadoras y trabajadores heridos. Algunos incluso perdieron parcial o totalmente la visión por recibir perdigones de balas de goma disparados deliberadamente a la cara.

Tan escandaloso fue todo que la querella particular terminó retirándose de la causa y sólo quedó activa la acusación a cargo del fiscal Juan Patricio García Elorrio.

Previamente al veredicto, en las puertas de los Tribunales de Comodoro Py se realizó un acto de acompañamiento a Ruiz (quien pasó más de un año detenido en la cárcel de Marcos Paz) y Arakaki y de exigencia de la absolución para ambos como también para Sebastián Romero, quien actualmente se encuentra con prisión domiciliaria y por quien también se reclama su libertad.

Allí estuvieron dirigentes y militantes del Partido Obrero, del PSTU, del PTS, MST, IS, MTR Votemos Luchar, Frente Popular Darío Santillan, Izquierda Latinoamérica, PSL, Convergencia Socialista, Democracia Obrera. También hubo una delegación del sindicato AGD de la UBA.

Como es de público conocimiento, aquella reforma jubilatoria logró ser implementada sólo luego de la votación en el Congreso garantizada con una brutal represión ordenada por el Gobierno de Macri y Patricia Bullrich. A pesar del rechazo masivo en las calles (unas 100 mil personas estuvieron en la plaza el lunes 18 de diciembre) la norma terminó siendo aprobada, con los votos de Cambiemos y un importante sector del peronismo, entre ellos los legisladores aportados por el actual jefe de Gabinete Juan Manzur (entonces gobernador tucumano).

(Tomado de Izquierda Diario)

Ir al contenido