Hacia el poder popular revolucionario

de Colectivo Oktubre

Las diferentes organizaciones protagonistas o surgidas del 18-O, se deciden o resisten a participar en un Proceso Constituyente.

La vía institucional ha demostrado ser nula para derrotar al capitalismo. Pero tampoco debemos olvidar que con ocasión de salvar a un gobierno criminal, la burguesía abrió un cajón de sastre de consecuencias insospechadas, una prerrogativa que debe ser arrancada a nuestro favor.

La Asamblea Constituyente, abre sus posibilidades en la agitación y propaganda[1] electoral como medio para entrar en contacto con las masas, para desarrollar una política de masas y desencadenar un efecto centralizador-articulador del movimiento de masas, que podría ser una de las vías [No la Única, No la Principal] para contribuir al desarrollo de una Dirección Revolucionaria del Proceso Social. En las condiciones actuales de descomposición de la Burguesía, la Lucha Electoral también es Línea de Acumulación de Fuerza Revolucionaria.

Es decir, ser una de las vías para contribuir a crear un Poder Popular Revolucionario que articule a los/las trabajadores con los sectores oprimidos de la sociedad, como las mujeres, la juventud, los pobladores, los subempleados, los desempleados, en definitiva, las/los oprimidos en su vasto conjunto.

¿Por qué sería línea de acumulación de Fuerza la participación en la Asamblea Constituyente? Porque el Proceso Político del 2020 se moverá entorno al Proceso Plebiscitario.

Valiosísimos compañerxs, han decidido restarse de la constituyente, lxs convencidxs. ¿Cuánto tiempo hemos pasado hablándonos entre convencidos? Cuando de lo que se trata, es correr el cerco militante. Correr el cerco implica, la necesidad de ganar compañerxs, no solo al reformismo, sino a esa masa enfurecida contra el sistema que aún no rompe con la cultura legalista del pueblo chileno. Inevitablemente lxs convencidxs terminaremos plegándonos al proyecto revolucionario que consiga mejores resultados tácticos, tanto por fuera como por dentro de la constituyente, lo demás seria caer en posiciones ultra-izquierdistas que hay que combatir.  

II. HACIA EL PODER POPULAR REVOLUCIONARIO: Crear Fuerza Social Revolucionaria y Crear Poder Popular.

La Necesidad de Un Programa Para Construir y Articular la Fuerza Social Revolucionaria.

Si bien hay una masividad (nunca antes vista) en el movimiento social, debemos tener la mayor cantidad de gente organizada, articulada y educada en un proyecto revolucionario que identifique como enemigo al capitalismo. Crear una vasta conciencia revolucionaria, mediante acciones de masas, pero también, utilizando la quimera electoral como elemento de agitación, para levantar nuestras consignas, para que las masas hagan su camino y entiendan que su problema es el capitalismo, en definitiva, para crear y aumentar nuestra Fuerza Social Revolucionaria, que permita avanzar del Movimiento Popular Revolucionario al Poder Popular Revolucionario.

Sin embargo, para aumentar la Fuerza Social Revolucionaria, debemos tener un Proyecto que nos agrupe. Necesitamos un Programa Socialista, que provenga de las organizaciones de trabajadoras y trabajadores, de los movimientos sociales y las organizaciones territoriales. El Programa debe impulsar cada vez mayores grados de conflicto con la Propiedad Burguesa. El Programa debe expresarse en diferentes plataformas de lucha, como la de la Asamblea Constituyente.

La Asamblea Constituyente para Construir Fuerza Popular Revolucionaria que impulse al Poder Popular a Romper con La Dominación.

Solo la Fuerza Social Revolucionaria, la construcción de una Conciencia Revolucionaria Amplia permitirá el crecimiento del Poder Popular. El Poder Popular tiene su asiento en los territorios[1] y adquiere preeminencia despojando al poder burgués, por tanto, es un sistema de relaciones que se mueve al compás de la Lucha de Clases. Las Masas pueblan y validan los órganos de Poder Popular, por tanto, a mayor Conciencia de las masas, mayor es el vigor de los órganos de Poder del Pueblo. Las masas elevan su conciencia al calor de la lucha, a través de las acciones directas de masas y por la lucha electoral contra las instituciones que las dominan, a la vez, que conforme alimentan al poder popular dejan en una mejor posición para la confrontación con la burguesía.

El Poder Popular se alimenta de la Quimera Electoral, mientras que conforme se robustece el Poder Popular la Ingenuidad Electoral decrece. Por favor, no quiero decir que la participación electoral o ganar alguna posición en el Estado construya por decreto el poder popular, sino que contribuye a crear y aumentar la Fuerza Social Revolucionaria que impulsa a las organizaciones del Poder Popular a romper con el Aparato de Dominación.

A mayor Poder Popular mayores son nuestras Posibilidad de Confrontar a la Burguesía.

Llegado el momento en que la Burguesía se sienta amenazada y se decida pasar a la ofensiva, sin existir Fuerza Militar Propia de la Clase Trabajadora, solo un Poder Popular recio, permitirá un repliegue ordenado o mantener una posición defensiva que permita la contra-ofensiva. Existiendo Poder Militar Propio las posibilidades se abren, incluso, hasta la Toma del Poder, depende entonces, hasta donde el Poder Popular pueda avanzar y con ello permitir la conservación y circulación de la Fuerza Social Revolucionaria.

Mientras mejor articulado este el Poder Popular, mayores son las posibilidades de hacer frente a la Burguesía.

Una Conciencia Revolucionaria amplia, para una Fuerza Social Revolucionaria vasta, para Un Poder Popular Revolucionario recio.

Solo una Fuerza Social Revolucionaria, que asuma la tarea llevar a las/los Trabajadoras y Trabajadores al Poder, otorgara solución a los problemas del Pueblo. Solo una Fuerza Social Revolucionaria consciente de esta tarea permitirá el desarrollo del Poder Popular Revolucionario.

Entonces para crear Poder Popular Revolucionario necesitamos de Fuerza Social Revolucionaria. Los sectores oprimidos de la sociedad deben adquirir conciencia revolucionaria-socialista, por tanto, necesitamos movilizarnos constantemente, pero también movilizarnos entorno a las consignas revolucionarias que se planteen en un proceso constituyente, respecto al cual se advierte su masividad.

Una táctica para la Acción: Cercar a la Burguesía en la Calle y neutralizarla dentro de sus propias instituciones para permitir el crecimiento del Poder Popular.

La Táctica es tener la Fuerza suficiente para cercar a la burguesía, avanzar desde la periferia hacia al centro, tomar el control de la ciudad por el Poder Territorial desplegado en las Asambleas. A la vez ganar a la burguesía en su propio territorio, en la constituyente, ganar lo más que se pueda, con el fin de neutralizar a las clases dominantes en su resistencia institucional y permitir avanzar hacia un Poder Popular Revolucionario. El efecto, será el repliegue de la burguesía a los cuarteles,  mientras se consolida el Poder Popular. El poder creciente se legitima conforme entra en descomposición el poder burgués.

Hacia el Poder Popular Revolucionario: ¿Dónde se crea mayor Fuerza Social Revolucionaria? Dentro y fuera del plebiscito.

III. HACIA EL PODER POPULAR REVOLUCIONARIO: Las posibilidades de Marzo.

Las Posibilidades de Marzo

Debemos especular sobre las posibilidades de Marzo y las posibilidades de un larvario Poder Popular.

La Jornada de Protesta Feminista, La Huelga Productiva y Reproductiva, el Aniversario del Gobierno Criminal de Piñera, y El Día del Joven Combatiente, son los hitos que definirán el carácter de la Lucha de Clases de Marzo en adelante. A modo esquemático veo tres posibilidades:

  1. Desmovilización por efecto del plebiscito.
  2. Movilizaciones, pero no con el efecto disruptivo de Octubre. Es decir, con la probabilidad que el Plebiscito opere como elemento Desmovilizador, pero no en el grado que pensaba la clase dominante.
  3. Movilización Disruptiva. Movilización tan o más intensa que el 18-0 y que el Plebiscito no opere como elemento Desmovilizador.

La desmovilización es poco probable. En las dos últimas opciones debiese haber un grado de desarrollo de los niveles de conciencia de las masas. La movilización debe ser lo suficientemente fuerte para robustecer un Doble Poder, a modo de permitir el fortalecimiento y centralidad de una Fuerza Social Revolucionaria.

La Burguesía, ha entrado en un proceso de descomposición cada vez más profundo de sus instituciones. La Burguesía ha puesto un coto, no pretende admitir más que este Estado Intermedio, por tanto, se mantiene en una posición defensiva. En un alza de disruptiva de la movilización, el Complejo Social Dominante intentara defender o tomar posiciones por asalto, pasar a la ofensiva[1]. Sin embargo, la burguesía esta fraccionada, aunque se inclina cada día más a una salida represiva, es posible entrar por la brecha y que esta que pierda posiciones. Estas posibilidades tomaran forma en Marzo y decantaran en un proceso de degradación progresivo del Estado Burgués, caracterizado por la poca tolerancia institucional de la burguesía, siempre que la movilización popular sea progresiva.

Entonces, existe la posibilidad de debilitar al Estado Burgués con un proceso de movilización constante, es posible ensanchar la brecha. A la vez debemos neutralizar la salida represiva de la burguesía, conforme se elevan los niveles de conciencia de las masas en un proceso de movilización constante.

Creo que la burguesía, perderá posiciones en Marzo, continuara degradándose el orden burgués, avanzaremos en un creciente poder popular,  pero no se amenazara el dominio de la burguesía. No hay posibilidad de victoria sin combinar las acciones de masas con Fuerza Regular Propia, porque la vía insurreccional[2], hace bastante tiempo que parece liquidada.


[1] En esa ofensiva se presentan distintas posibilidades, desde la acción combinada con grupos fascistas, sacrificar a Piñera y asegurar la “pax burguesa” con militares en las calles, hasta masacrar al movimiento social. Toda asonada burguesa ira acompañada de una campaña intensiva de desinformación, al modo de guerra de quinta generación, de ahí la labor primordial del Frente Informativo.

[2] No se lograra dividir el ejército. La única posibilidad de tal circunstancia, es la intervención, a raíz de la disputa de posiciones en el campo inter-imperialista, comprar una facción de las FFAA.

IV. HACIA EL PODER POPULAR REVOLUCIONARIO: ¿Porque debemos participar en la Constituyente?

Debemos participar en el plebiscito? Sí, porque podemos y debemos movilizar a las masas entorno a consignas derivadas de un programa socialista. Sí, porque a raíz de esta movilización existe la posibilidad de crear Fuerza Social Revolucionaria. Sí, porque de aquella fuerza se nutre el Poder Popular y la Vanguardia, cuyo elemento catalizador puede ser el efecto centralizador-articulador de la Constituyente.

Sí, porque, la Constituyente nos permite cercar a la Burguesía, llevarla al máximo sus posibilidades. Las masas comprenderán que las necesidades del pueblo exceden las posibilidades del capitalismo. Ganar espacios sirviéndonos de la quimera electoral, usándola contra la propia burguesía, cercándola en su propia resistencia institucional, mientras desarrollamos un Poder Popular Revolucionario. Desde fuera hacia dentro, ganar espacios de poder hasta que la burguesía corra a refugiarse en los cuarteles, lo que nos dispone a un crecimiento y mayor legitimidad del Poder Popular mientras se descompone el Poder de la Burguesía.

Por último, porque, las/los revolucionarias/os tenemos el deber de estar donde las masas estén. Es evidente el alto grado de convocatoria que ha suscitado el proceso constituyente y debemos vivir este proceso junto al pueblo, de otra manera “la realidad pasara por una lado y nosotros por otra”. Pretender el asalto a la moneda hoy, es imponer tareas de manera a-historicista.

La masividad del proceso constituyente se huele en el aire, y Según las encuestas burguesas, 9 de cada 10 personas tiene intenciones de participar en el plebiscito, un 71% aprobaría una Nueva Constitución, solo un 5% aprueba la gestión de Piñera y un 9% la del gobierno, las cifras son igual o más paupérrimas tratándose del parlamento y los partidos políticos, la cancha así dispuesta supone un desafío que el movimiento popular debe hacer suyo.

V. HACIA EL PODER POPULAR REVOLUCIONARIO: La AC una plataforma de lucha y las consignas que creo necesarias para agrupar a los sectores en lucha.

La AC es una plataforma de lucha para la construcción de Fuerza Social Revolucionaria.

La AC no es el medio para realizar el programa de la revolución, sino que es una plataforma [un espacio donde se desplazan distintas líneas del programa] para plantear reivindicaciones políticas, incluyendo formas superiores de organización de las masas que avancen a la construcción del poder popular.

Antes debo aclarar, Chile es un país capitalista, su burguesía forma un complejo social con el imperialismo. Chile No  es una Semi-Colonia, sin embargo, hay grados dentro del Estado Burgués, grados de mayor o menor explotación. Un mayor o menor grado de explotación, está definido por la lucha de clases, por la correlación de fuerzas. Por tanto, mientras más poderosa sea la clase trabajadora, menores serán sus grados de explotación, por tanto, luchar por una educación estatal, feminista, gratuita y de calidad, implica avanzar en la despauperización de la clase trabajador, EDUCAR AL PUEBLO EN LA LUCHA, ALLANAR EL CAMINO EN SU CONSCIENTIZACIÓN.

Respaldar las demandas de carácter no socialista, ¿implican el riesgo de la llegada de un gobierno bonapartista? ¿Pueden ser un paso adelante y dos para atrás? Sí, Siempre, que la fuerza social revolucionaria no se desarrolle o sea derrotada. Solo la Unidad de la Fuerza Social Revolucionaria, permitirá su desarrollo, debemos aprender de las experiencias de los 70”.

Consignas para la Unidad de Acción tanto en la Calle como en el Proceso Constituyente.

Las consignas a continuación planteadas, tienen por objeto articular los sectores en lucha, y pretenden ser una plataforma de lucha no solo para la agitación electoral, sino para el desarrollo de organizaciones y acciones de masas.

Entiendo que estas consignas no son excluyentes, SE PUEDE EXIGIR QUE SE VAYA PIÑERA , TANTO COMO UNA NUEVA CONSITUTICIÓN. Las principales consignas que se plantearan en estas plataformas deben ser:

  • Abajo el Gobierno de Piñera [Consigna que debe ser Planteada en todo momento, independiente de la Asamblea Constituyente]
  1. Juicio y Castigo a los Violadores de DDHH.
  2. Libertad a las/los Presos Politicos.
  3. Disolución de Carabineros y FFAA.
  4. Democratización de las FFAA y de Orden, y su inserción en Centros de Educación Civil.
  5. Nuevas Elecciones ¡Que se Vayan Todos!
  • Una Nueva Constitución Para Chile.
  1. Nacionalización de los Recursos Estratégicos (Cobre, Litio, Agua, Energía, etc)
  2. Impuesto a los Grandes Capitalistas.
  3. Nacionalización del Crédito.
  4. Aumento del Salario Mínimo y 40 Horas Laborales.
  5. Economía con Respeto Absoluto del Medio Ambiente ¡No más Zonas de Sacrificio!
  6. Sistema de Reparto Estatal de Pensiones ¡No + AFP!
  7. Democracia Feminista desde las Bases, Organos de Gobierno Territorial no Corporativos.
  8. Seguridad Social Estatal.
  9. Educación Estatal, Feminista, Universal, Gratuita y de Calidad.
  10. Salud Comunitaria, Universal para Todes.

Por último nada de esto puede ser posible, sino es unificando a las organizaciones sociales con un cierto grado de centralidad bajo un programa revolucionario. Mi foco es ver la mejor manera de desarrollar el Poder Popular. En primer lugar este Poder se desarrolla en la calle, la participación en la AC, permite de mejor manera su desarrollo.

Quisiese hace un llamado a Unificar las Orgánicas entorno a un Programa de la Clase Trabajadora, el Tiempo Apremia para discurrir en Mezquindades.

(Visited 6 times, 1 visits today)