El escudo político que falló

El escudo político que falló: todos los nombres de la ex Concertación y la derecha que se han puesto al servicio de las AFP

por Nicolás Sepúlveda y Matías Jara

La ley que autoriza a retirar el 10% de los fondos previsionales es un remezón que las AFP no esperaban, porque durante años blindaron su negocio sumando a sus directorios y gerencias a ex ministros, ex parlamentarios y figuras con influencia en La Moneda, el Congreso y los partidos. CIPER detectó al menos 77 nombres -41 vinculados a la derecha y 36 a la ex Concertación- que se han puesto al servicio de esta industria. De ellos, 35 han sido directores o ejecutivos. Los restantes se han ofrecido para representar a las AFP en directorios de empresas donde se invierten los fondos de los trabajadores. En esta última nómina figuran el ex jefe del Ejército, Humberto Oviedo; el ex presidente de la UDI, Ernesto Silva, y la ex subsecretaria de Economía y esposa del senador Felipe Harboe (PPD), Katia Trusich.

Las AFP son generosas con sus directorios y altas gerencias. El mejor pagado de la industria de la previsión es el director de Habitat Luis Rodríguez Villasuso Sario: la Memoria 2019 de Habitat dice que el año pasado obtuvo $181 millones. Según los registros de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), organismo oficial al que las AFP reportan sus estados financieros, en 2019 las administradoras gastaron en conjunto casi $3.000 millones en dietas de sus directorios y otros $20.000 millones en sueldos de sus altos ejecutivos.

La justificación para tan altas rentas es que se trata de especialistas de alto nivel técnico y vasta experiencia en inversiones, los que deben decidir operaciones que se cuentan en miles de millones de dólares. Pero, cuando las sillas de los directorios y las gerencias de las AFP se entregan a figuras que han sido ministros, subsecretarios, parlamentarios, jefes de diversas reparticiones públicas, funcionarios que fiscalizaban a las mismas AFP, asesores de altas esferas del gobierno y dirigentes de partidos, el servicio por el que se está pagando es otro: influencia política.

CIPER revisó los registros de la CMF donde figuran los directores, altos ejecutivos y asesores clave de las seis administradoras vigentes (Habitat, Cuprum, Plan Vital, Modelo, Capital y Provida) en busca de los nombres que le aseguran a las AFP conexiones con el Congreso, La Moneda, la Superintendencia de Pensiones, la CMF y los partidos políticos, entre otras entidades donde se podrían incubar cambios al sistema previsional. También revisamos la nómina oficial de quienes se ofrecen a las AFP para que estas los pongan en los directorios de las empresas donde invierten los fondos de los cotizantes.

En esta revisión aparecieron al menos 77 personas que han ocupado cargos públicos y/o políticos. De ellas, 35 han sido miembros de directorios, altos ejecutivos o asesores pagados por las AFP (vea aquí esa nómina). Y 44 se han anotado para que las AFP las escojan como sus representantes en las empresas donde las administradoras tienen derecho a ocupar cupos de directorio (vea acá esa lista). Dos personas (María Eugenia Wagner y Osvaldo Puccio) figuran en los dos listados. Del total, 41 son personas ligadas a la derecha y 36 a la ex Concertación.

Mientras en la nómina de directores, ejecutivos y asesores de AFP hay 22 personas cercanas a la derecha y 13 a la centroizquierda, los números se invierten en la lista de aspirantes a ser elegidos por las administradoras para integrar directorios: 19 de derecha y 25 de la ex Concertación.

Hace una semana, el 15 de julio, mientras el mundo político y económico hervía por la discusión del retiro del 10%, el asesor previsional del Ministerio del Trabajo, Alejandro Charme, renunció a su cargo para asumir como gerente de la Asociación de AFP. El movimiento fue tan brusco e inoportuno (al punto que aún está en suspenso que ocupe el puesto en la gremial), que volvió a despertar el debate sobre una eventual regulación de las relaciones entre el poder político y la industria de las administradoras de pensiones. Charme se transformó en el símbolo de la relación sin reglas entre dirigentes políticos y funcionarios públicos con las AFP.

Antes de anunciar su migración a la Asociación de AFP Charme alegó ante el Tribunal Constitucional en representación del Presidente Sebastián Piñera en dos causas en la que cotizantes solicitaban a Cuprum y Habitat el reintegro de sus fondos. En su intervención, defendió a las AFP.

Tal como ocurre ahora con Charme, hay otros 35 nombres  -entre ejecutivos, directores y asesores de AFP- de ex altos funcionarios públicos, dirigentes políticos y asesores de servicios públicos que pasaron a la empresa privada llevando un maletín de buenos contactos con las autoridades.

Por ejemplo, en los registros de personas que desean ser elegidas por las AFP para integrar directorios de empresas en las que se invierten fondos previsionales, se cuenta al ex comandante en jefe del Ejército, general (r) Humberto Oviedo (actualmente procesado por corrupción) y a la ex subsecretaria de Economía y esposa del senador Felipe Harboe (PPD), Katia Trusich: En esos registros también han figurado el ex senador, ex ministro y fallido candidato presidencial Pablo Longueira (UDI); el ex ministro Osvaldo Puccio (PS); el economista José de Gregorio (DC); el ex diputado y ex presidente de la UDI, Ernesto Silva, y uno de los encargados de finanzas de las campañas presidenciales de Michelle Bachelet, Cristián Quinzio.

FICHAJE POLÍTICO EN EL NEGOCIO DE LA PREVISIÓN

En el directorio de Provida han tomado asiento desde ex ministros de la dictadura (Miguel Angel Poduje  y Fernando Leniz) y un subsecretario de ese mismo periodo (Álvaro Donoso), hasta militantes socialistas (José Antonio Viera GalloOsvaldo Puccio y Máximo Pacheco). Por ahí pasó también la ex ministra y senadora Ximena Rincón (DC). El ex ministro del primer gobierno de Sebastián Piñera, Rodrigo Pérez Mackenna, también tuvo un paso por Provida, pero en la plana ejecutiva: fue su gerente de inversiones a inicios de los años 90.  El mismo Rodrigo Pérez fue presidente de la Asociación de AFP entre 2014 y 2016, cargo que ocupó apenas terminó su labor como ministro. Su hermano, Francisco Pérez Mackenna, también presidió la Asociación de AFP en los ’90.

Los registros oficiales indican que la ex subsecretaria de Hacienda del primer gobierno de Michelle Bachelet, María Wagner Brizzi, ha integrado el directorio de Provida entre 2018 y 2019, periodo en el que percibió $175 millones brutos por esta labor. La misma tarea ha desempeñado entre 2015 y 2019 Cristina Bitar -socia de la agencia de comunicaciones Azerta y jefa de campaña de Joaquín Lavín en su fallida incursión presidencial de 2005-, quien ha recibido $593 millones. En el mismo periodo, el ex ministro de Economía y vicepresidente de BancoEstado, Jorge Antonio Marshall (PPD), percibió $591 millones.

La AFP Habitat tuvo en sus registros de ejecutivos al ex subsecretario de Educación del primer gobierno de Piñera, Fernando Rojas Ochagavía (UDI). Apenas terminó ese mandato en 2014, Rojas ocupó la gerencia comercial de Habitat, cargo en el que se mantuvo hasta abril de 2016.

El actual presidente de Habitat, Cristián Rodríguez Allendes ha sido asesorado por la ex ministra de Cultura, Alejandra Pérez Lecaros (ex Canal 13). Ella también le ha gestionado reuniones con el presidente del Banco Central y con el ministro de Economía.

Perteneciente al grupo colombiano SURA (que ha hecho donaciones a CIPER, puede ver aquí su aporte en 2017 y aquí el de 2018), la AFP Capital tuvo en su directorio al actual ministro de Energía y  ex ministro del Trabajo, Juan Carlos Jobet. También contó, para la misma labor, con el ex ministro del Trabajo de la dictadura, ex presidente del gremio de las AFP (1999-2014) y uno de los fundadores de la UDI, Guillermo Arthur Errázuriz. Y entre sus directores suplentes tuvo un paso fugaz, de apenas dos meses en 2016, el actual ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

En el directorio de AFP Cuprum aparece Isidoro Palma, quien además es director de Codelco designado por el Presidente Piñera. Palma cobró una dieta de $50 millones por rol de director de Cuprum, igual que el ex presidente de Metro y ex superintendente de Bancos e Instituciones Financieras en el primer gobierno de Piñera, Raphael Bergoeing. En 2015, Susana Tonda, ex directora del Sename y ejecutiva de confianza del presidente Sebastián Piñera desde que trabajó con él en Bancard, recibió una cifra similar.

En el periodo anterior estuvo en el directorio de Cuprum Hugo Lavados, ex ministro de Economía del primer gobierno de Bachelet y ex superintendente de Valores y Seguros (entidad antecesora de la CMF). También figuró el ex senador Carlos Bombal (UDI) y Luis Ernesto Silva Bafalluy (uno de los fundadores de la UDI y tesorero de la campaña de Lavín en 1999), quien falleció en 2011). A ellos se suma el ex subsecretario de Telecomunicaciones y ex subsecretario de la Segpres del gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, además de recaudador de fondos para las campañas de la Concertación, Jorge Rosenblut (PPD).

Julio Bustamante Jeraldo se convirtió en superintendente de AFP apenas se recuperó la democracia y ocupó ese cargo durante 10 años, durante los gobiernos de Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Ricardo Lagos. Cuando dejó ese puesto, saltó de inmediato al otro lado del mostrador y pasó a la AFP Magister, que fue creada por el Colegio de Profesores y luego vendida al Grupo Inverlink. Magister es la prehistoria de PlanVital y Bustamante la presidió entre 2002 y 2003, cuando renunció apenas estalló el fraude de Inverlink con el Banco Central y Corfo. En ese mismo directorio estaba acompañado por otro rostro de la Concertación: Álvaro García Hurtado (PPD), ex ministro secretario general de la Presidencia y ex ministro de Economía.

MILLONES PARA DIRECTORES Y GERENTES

Según el estudio “pensiones bajo el mínimo” de la Fundación Sol, a diciembre de 2019 la mitad de los 984 mil jubilados que recibieron una pensión de vejez obtuvieron menos de $202 mil en su cheque de jubilación. Y si no fuera por el Aporte Previsional Solidario (APS) esa pensión sería sólo de $145 mil por mes. En los cargos directivos y ejecutivos de las AFP la situación es distinta.

CIPER revisó las memorias de todas las administradoras vigentes en CMF desde 2015 hasta 2019, revisando el detalle de las dietas, remuneraciones y otros ingresos de sus directores y altos ejecutivos. Sólo en 2019, las AFP pagaron una suma total de $2.961 millones a sus directoriosMientras que el gasto en los altos ejecutivos alcanzó a un global de $19.244 millones, lo que aumenta con los “beneficios de corto plazo” (bonos).

Estas dietas y sueldos han ido al alza desde 2015. Los directores, por ejemplo, en 2015 recibieron un total de $2.558 millones; para 2016 esa cifra alcanzó los $2.615 millones y el año pasado rozó los $3 mil millones. Si bien todos estos sueldos son altos, hay dos administradoras  que destacan: Habitat y Provida, donde predominan pagos que sobrepasan los $100 millones anuales por cada director.

AFP Habitat, que pertenece a la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y a una de las aseguradoras estadounidenses más grandes, Prudential, es la que más dinero paga a sus directores. Juan Benavides Feliú, quien fue su presidente desde 2014 hasta 2018 (cuando asumió la presidencia del directorio de Codelco) recibió en ese periodo un total de $1.022 millones. Sus colegas que permanecieron en el directorio durante 2019 recibiendo los siguientes pagos:

  • Luis Rodríguez Villasuso Sario: $181 millones.
  • Sergio Urzua Soza: $164 millones
  • Cristián Rodríguez Allendes: $136 millones
  • Fernando Zavala Cavada: $131 millones
  • José Miguel García Echaverrí: $126 millones

Entre 2015 y 2019, los directores de Habitat han recibido dietas por un total de $4.656 millones.

La AFP Provida, en tanto, paga dietas a sus directores similares a las de Habitat. Víctor Hassi Sabal, presidente de la institución desde 2015 y que ha participado en el Consejo Consultivo del Mercado de Capitales del Ministerio de Hacienda, ha recibido $532 millones entre 2015 y 2019. Junto a él y durante el mismo período, el directorio recibió dietas por un total de $3.309 millones, y donde se encuentran varios personajes de reconocido perfil público. Uno de ellos es el ex presidente de Adimark, Roberto Méndez (miembro del directorio de la Fundación CIPER), quien entró en 2019 y el conocido abogado Jorge Carey.

En 2019, la AFP Capital pagó al ministro Juan Carlos Jobet $7.370.000 y al ex ministro Guillermo Arthur, $122 millones. En su nómina también figura como directora suplente la investigadora del Centro de Estudios Público (CEP) María Isabel Aninat, quien fue asesora del Presidente Piñera en su primer gobierno.

En cuatro años, la AFP PlanVital ha anotado un significativo incremento en las dietas de su directorio: si en 2015 la dieta no superaba los $52 millones, hoy la mitad de los directores (cinco) reciben más de $75 millones cada año. A modo de ejemplo, Alfredo Orelli, presidente del directorio desde 2011, pasó de percibir $52 millones en 2015 a $76 millones en 2019. El salto fue más grande para el abogado Óscar Spoerer Varela, vicepresidente del directorio y miembro de la Asociación de AFP, quien pasó de una dieta de $47 millones en 2015 a $77 millones en 2019.

AFP Modelo es una sociedad perteneciente a la familia Navarro Haeussler -dueños de Sonda- y es la administradora que paga dietas más bajas a sus directores y ejecutivos. Solo el presidente del directorio, que hasta finales de noviembre de 2019 era Patricio Izquierdo Walker, sobrepasa los $20 millones anuales. Entre 2015 y 2019, Izquierdo obtuvo $145 millones. El nuevo presidente, Juan Pablo Coeymans Moreno, que entró al directorio en 2017, ha recibido $42 millones en dietas hasta 2019. Su padre, Juan Enrique Coeymans Avaria, pasó de recibir $14 millones en 2015 a $23 millones en 2019, recibiendo un total de $92 millones en ese período.

Andrés Navarro (líder del clan Navarro Haeussler), quien dejó la administración de AFP Modelo en 2010, ha reconocido que financió la campaña presidencial de Ricardo Lagos. A través de sus empresas también aportó a campañas de la DC y es un amigo cercano del Presidente Sebastián Piñera.

EL SISTEMA SE TAMBALEA

Los votos de 116 diputados a favor del retiro del 10% de los fondos previsionales, sellaron el primer golpe institucional a las AFP desde que se creó el sistema. Los parlamentarios votaron este jueves 23 en la Cámara y aprobaron la reforma en contra de las recomendaciones del gobierno, de los técnicos y, por supuesto, de las mismas AFP. El proyecto quedó listo para transformarse en ley.

El sistema de capitalización individual venía siendo fuertemente cuestionado desde 2016, cuando multitudinarias marchas por todo Chile pidieron un cambio al sistema para elevar las pensiones. Pero, ninguna iniciativa de reforma integral ha visto la luz. En medio del empantanamiento de la discusión sobre el cambio estructural al sistema, decenas de dirigentes políticos siguen orbitando en torno a la industria de las AFP. Cada año varios de ellos se inscriben en el registro de directores de la Superintendencia de Pensiones buscando que las AFP los escojan y los instalen en alguno de los directorios de empresas en las que tienen derecho a silla por el volumen de inversión que realizan en ellas.

CIPER detectó 50 nombres de ex ministros, subsecretarios, parlamentarios o dirigentes políticos que se han inscrito en ese listado de la Superintendencia de Pensiones. El ex comandante en jefe del Ejército entre 2014 y 2018, Humberto Oviedo, se inscribió en octubre de 2018, siete meses después de retirarse del Ejército, y poco antes de ser puesto bajo arresto en la indagatoria que lleva adelante la ministra Romy Rutherford por malversación de fondos. Oviedo reconoció que utilizó plata fiscal para financiar viajes al extranjero junto a su esposa. Hoy sigue vigente en la nómina y puede ser elegido por una AFP para representarla en algún directorio.

Quien también se encuentra activa en ese listado es la ex subsecretaria de Economía entre 2014 y 2016, Katia Trusich, esposa del senador Felipe Harboe (PPD). Ella ingresó al registro en marzo de 2016, dos meses después de haber abandonado el gobierno. Jorge Desormeaux, ex consejero del Banco Central durante diez años -y esposo de la alcaldesa Evelyn Matthei (UDI)-, abandonó su cargo público en diciembre de 2009 y a los dos meses se inscribió para ser escogido por una AFP.

El abogado Cristián Quinzio, quien participó en los comités que recaudaron fondos para las campañas de Eduardo Frei (2009) y Michelle Bachelet (2013), apareció en el registro el 11 de junio de 2018. Quinzio estuvo imputado ante la Fiscalía en la investigación de las boletas falsas para traspasar dinero de SQM a la precampaña de Bachelet, pero en enero de 2019 el Ministerio Público decidió no perseverar en su contra.

Alejandro Ferreiro (DC), quien fue ministro de Economía del primer gobierno de Bachelet y ha encabezado las superintendencias de Pensiones, de Isapres y de Valores, formó parte de los candidatos a representar a las AFP, aunque actualmente ya no aparece en esa lista. Ahora es uno de los directores del centro de estudios Espacio Público.

Otros nombres que han tenido un lugar en esa nómina son los de Juan Villarzú Rohde (DC, ex ministro secretario de la Presidencia y presidente ejecutivo de Codelco); Ernesto Silva Méndez (ex diputado y ex presidente de la UDI; Luz Granier (ex subsecretaria de Servicios Sociales y coordinadora de la fallida campaña presidencial de Laurence Golborne); Daniel Fernández (ex vicepresidente ejecutivo de TVN); Vittorio Corbo (ex presidente del Banco Central): Rodrigo Azócar b(ex presidente de Metro, ex gerente general de ENAP y ex gerente corporativo de Corfo); Jorge Awad (ex recaudador de campañas DC, ex presidente de la Asociación de Bancos); Jorge Atton (ex subsecretario de Telecomunicaciones y ex intendente en La Araucanía); María Isabel Aninat (ex asesora del Presidente Piñera en su primer mandato); Sylvia Eyzaguirre Trafa (asesora del ex ministro de Educación, Harald Beyer).

También se mantienen activos en ese listado Clemente Pérez Errázuriz (subsecretario de Obras Públicas durante el gobierno de Ricardo Lagos y presidente de Metro en el primer mandato de Michelle Bachelet); José Pablo Arellano (DC, ex ministro de Educación en el gobierno de Lagos, presidente de Codelco en el primer mandato de Bachelet  y ex director de TVN); Radomiro Blas Tomic (ex presidente de Metro, ex director de Codelco); Osvaldo Puccio(PS, ex ministro de la secretaria general de Gobierno, PS) y Rodrigo Benítez (ex subsecretario de Medio Ambiente del primer gobierno de Piñera).

Hay muchos otros nombres que han pasado por ese listado, pero que actualmente no están vigentes, como Pablo Longueira, Mikel Uriarte, Karen Poniachik, Felipe Lamarca, Marigen Hornkohl, Claudio Hohmann, Jaime Estévez y Ricardo Raineri.

(Tomado de CIPER)

(Visited 80 times, 1 visits today)