Con un gran despliegue represivo el «Gobierno feminista» impidió el paso de la marcha 8M al Congreso en Valparaíso

por Guillermo Correa

Miles de mujeres se congregaron a partir de las 11 de la mañana en la Plaza Sotomayor de Valparaíso para luego, a mediodía, iniciar una marcha con destino al Congreso Nacional. La multitudinaria marcha recorrió las principales calles del plan de la ciudad puerto y a lo largo de su trayecto diversos grupos y colectivos realizaron variadas intervenciones artísticas, pero al llegar a la altura de Avenida Francia se encontraron con vallas papales y un gran despliegue de fuerzas especiales y vehículos represivos, incluyendo carros lanza gases y carros lanza agua.  Las mujeres no se amilanaron, abrieron las vallas que les impedía el tránsito, pero no pudieron continuar hacia el Congreso ya que alrededor de unos veinte carros policiales dispuestos a manera de candado represivo, tanto por la calle Pedro Montt, como en Avenida Francia con calle Victoria, en dirección hacia el cerro y avenida Francia con calle Chacabuco en dirección hacia el mar, impidió que siguieran avanzando. 

Después de un rato de permanecer allí gritando consignas y cánticos, algunas dirigentes lograron parlamentar con el oficial de Carabineros a cargo del procedimiento el cual manifestó que “las instrucciones de impedir el paso de la marcha fueron entregadas directamente por la Delegada Presidencial y solo ella podía dar una contra orden”, lo que no ocurrió y poco a poco la manifestación se fue disolviendo y dispersando finalizando pasadas las 14 horas.

El mes de marzo se caracteriza por el impulso feminista y la realización de una serie de actividades y movilizaciones que se efectúan en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Acá en Valparaíso, el día miércoles 6 de marzo, en el auditórium de CENTEX (Centro de Extensión del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio) se llevó a cabo un acto de relanzamiento del libro “Lola Lolita, Memorias Sonoras de ex Prisioneras Políticas”, un texto donde la música, como memoria sonora de las prisioneras políticas, rescata su accionar como luchadoras populares en un período de nuestra historia reciente que incluye su activa participación militante en el proceso de transformaciones impulsadas durante el gobierno de la Unidad Popular, la prisión política como resultado de la brutal represión que se ejerció en contra de ellas por agentes del Estado durante la dictadura civil-militar -donde la violencia política sexual fue una herramienta represiva generalizada y constante en contra de las mujeres en tanto militantes y luchadoras sociales- como también su capacidad de resiliencia y sus posteriores acciones de resistencia y lucha, en sus más variadas formas, en contra de la dictadura encabezada por Pinochet. Esta actividad, a la que asistieron más de un centenar de personas, tuvo una característica muy especial, donde la música y el baile colectivo estuvo presente como una manifestación de alegre rebeldía que, aun cuando estas ex presas políticas son ya mayores, da cuenta de que siguen activas como luchadoras sociales, no solo aportando con sus memorias de resistencia en contra del negacionismo y el olvido, sino que también continúan organizadas realizando diferentes actividades y participando en las movilizaciones callejeras como pude comprobar hoy 8 de Marzo.

Como es ya tradicional, a la convocatoria a movilizarse el día 8 de Marzo congrega a miles de mujeres dentro de la jornada denominada “Huelga Feminista”. En esta ocasión, junto a las numerosas pancartas y lienzos reivindicando las diferentes demandas que las distintas agrupaciones y colectivos feministas plantean, se realizó un homenaje a las mujeres y niñas damnificadas y fallecidas durante el megaincendio del pasado 2 de febrero, como asimismo se expresó masivamente la solidaridad con el pueblo palestino, denunciando y repudiando las brutales acciones genocidas ejercidas por el ejército israelí en la Franja de Gaza, donde miles de mujeres y niñas han sido bestialmente asesinadas y han sufrido las atrocidades de este accionar represivo.

No está de más mencionar lo impactante de esta masiva manifestación del 8M que concitó la atención de la gran cantidad de porteñas y porteños que circulaban por las calles de Valparaíso, quienes observaron con mucha atención el paso de la marcha feminista, aplaudiendo dicha movilización en muchas oportunidades a lo largo de todo el recorrido de la misma.

Sin embargo, el objetivo de finalizar el recorrido de esta multitudinaria y pacífica movilización frente al edificio del Congreso Nacional, como así lo habían definido las organizaciones feministas que la convocaron, no pudo cumplirse debido a las directrices represivas emanadas desde el denominado “gobierno feminista” de Gabriel Boric.

Ir al contenido