Caso Pío Nono: Carabineros se supera a sí mismo

por José Miguel Bonilla

Ante los graves hechos suscitados el reciente 2 de Octubre, en el marco de las protestas en Plaza Dignidad, donde un adolescente es empujado por personal del aparato de defensa de la burguesía, esto es, Carabinero, desde un puente al Río Mapocho, ocasionándole un politraumatismo con TEC abierto,  la opinión pública tanto nacional como Internacional observa una vez más con estupor como continúan violándose los DDHH en Chile. Una imagen dual circula por las redes en la que aparece el estudiante Anthony Araya junto a la de un cuerpo de un trabajador semi desnudo asesinado en los días del golpe militar, ambos en el Río Mapocho, imagen que despierta un funesto recuerdo para muchos que vivimos la negra noche de la Dictadura militar.

Pero hay una segunda derivada de esta acción criminal: el no haber prestado auxilio inmediato ya que no sólo pudo haber fallecido por el trauma sino que a consecuencia de asfixia por inmersión. Este hecho es relevante, por cuanto señala la denegación de socorro y provisión de asistencia teniendo todos los recursos para extraer al adolescente desde la ribera del río. Contrasta el comportamiento de Carabinero en  la sistemática represión a la población chilena, con la imagen edulcorada que los medios oficiales nos han vendido históricamente en la conceptualidad simbólica del “amigo en su camino” o de Carabinero atendiendo partos o auxiliando en heridos en un accidente. 

La responsabilidad en particular de Mario Rosas es innegable, asimismo de Victor Perez , el oscuro personaje que funge de  Ministro del Interior,  y por cierto de Piñera , criminales todos que, como nos tienen ya acostumbrados, seguramente echarán mano a las clásicas bajadas comunicacionales con la frase: “se trata de un hecho aislado en el contexto de una manifestación en estado de emergencia”.  Pero recordemos quien es el empleado del mes de la elite, Mario Rosas, General Director de Carabineros.

Tras la salida de Hermes Soto por el fallido montaje en la muerte del peñi Catrillanca, quien arrastra consigo a 10 generales más, asume Rosas como cuarta antigüedad, desempeñándose hasta ese minuto como director de Bienestar, es decir en un tranquilo cargo burocrático.  Cuenta en su currículum con el título de periodista egresado de la UDD y fungió como edecán de Piñera en su primer gobierno. Seguramente estará recibiendo otra vez como balde de agua fría las evidencias periodísticas que recoge esa “calle”, que seguramente bastante desprecia, en el contexto de cuasidelito de homicidio por parte de uno de los suyos. Pero Rosas respira tranquilo  porque trabaja para esa misma elite de la que forma parte , aunque no  cuente con el manejo de “calle”, como muy bien lo describen  algunos en  su institución.

Un audio difundido por las redes lo identifica, manifestándole con vehemencia a su personal que “su general los defenderá de todo tipo de sanciones en actos de servicio”…cualesquiera estas sean… Estas declaraciones, sediciosas,  por cierto, fueron pasadas por alto en su momento en forma deliberada. En cualquier democracia normal esto sería motivo de destitución inmediata y juicio por encubrimiento de actividades delictivas.  La salida de este personaje debe ser el fusible para que el incendio no llegue a la Moneda. Probablemente el criminal de palacio deberá hacer un ajuste, en un mes crítico que recién se inaugura y sacarlo en algún momento por la puerta trasera. Las brasas se han reavivado y se avizora que una vez más la pradera arda en llamas.

Otro elemento que es destacable es la declaración que emite Carabinero sobre la  caída de Anthony Araya desde el puente Pio Nono, más allá de todas las barbaridades que los agentes de la represión emiten en estas circunstancias,   y es que sería en contexto de  una protesta que movilizó a personal de “ infantería”….La realidad se hace en el lenguaje. Este acto comunicacional simbólico al mencionar esa palabra es consciente. Por “infantería” entendemos a cuerpos armados que tradicionalmente luchan defendiendo soberanía, ejércitos al fin.  

Esta vez Carabinero entiende que está desarrollando una guerra contra el “enemigo interno”, concepto inoculado por la Escuela de las Américas auspiciada por USA y que ha sido la base del terrorismo de Estado perpetrado por agentes cívico Militares en las ultimas 5 décadas en América Latina. Ese mismo terrorismo de Estado que llevó a la siniestra DICOMCAR, GOPE y Brigada Aero Policial,  todas organismos de Carabinero y  de exterminio de la Dictadura Cívico-militar, al secuestrar a tres militantes del PC , Parada , Guerrero y Nattino,  encontrados degollados dos días  después  a finales de Marzo del 85.

Pero para comprensión de donde nace esta impronta militar de la institución de Carabinero, tradicionalmente entendida como fuerza policial hasta Septiembre del 73 y elevados por Pinochet a la categoría de un cuarto ejército, debemos remontarnos a su historia. Como precursora de Carabinero fue el Cuerpo de Gendarmes de las Colonia, creado en 1896 y destinado a proteger a colonos alemanes del bandidaje en las zonas de lo que son ahora la IX y X regiones. El gobierno de Jorge Montt encomendó a un militar a cargo de esta estructura de nombre Hernan Trizzano, conocido como el “Buffalo Bill” de la frontera, por su particular crueldad y ensañamiento con el pueblo mapuche y de lo cual periódicamente se ufanaba ante sus subordinados.

Hoy existe un cuerpo de paramilitares de ultraderecha en esa zona, que lleva su nombre y que cuenta con el apoyo de empresarios y latifundistas que han acometido campañas de amedrentamiento en la zona del Wallmapu.  Finalmente, Carabineros fue fundada por el general dictador Carlos Ibañez del Campo en Abril de 1927. En su prontuario Carabineros, como fiel perro guardian de la burguesía chilena de un Estado opresor,  tiene a su haber decenas de masacres ,como las de más de cien campesinos en Ranquil el año 32, decenas de pobladores en Pampa Irigoin en Puerto Montt el año 69 durante el gobierno de Frei Montalva y centenares de otras muertes, torturas , vejaciones y diversos tratos crueles y degradantes  Durante la Dictadura destacan las muertes de campesinos de Laja, Mulchèn, Yumbel, pobladores de Paine, de los hermanos Vergara Toledo, luchadores populares  de Villa Francia, el asesinato del Padre André Jarlan en la Victoria,  los mencionados Parada, Guerrero y Nattino.  

Prácticamente no hay gobierno en que esta Institución, ahora por lo demás carcomida por la corrupción, no haya estado directa o indirectamente involucrada en hechos dolosos sin existir ningún control por parte del resto de las Instituciones del Estado. Hoy en día, Carabinero es una organización corrupta, una máquina asesina, autónoma que recibe todo el apoyo político y logístico del gobierno de turno, y que por cierto deberá ajustar cuentas con la Historia. Estamos en un cambio de época y descomposición de régimen neoliberal a escala mundial, por tanto, las viejas estructuras corruptas, no se pueden controlar con medidas del siglo XX. No se puede sostener una transformación de la pesada y aceitada máquina de Carabineros de un día a otro como pretenden algunos con el concepto de “refundación” de Carabineros.

Se requiere su rápida disolución y sometimiento a juicio y castigo a todos los criminales que se cobijan en esa Institución. Esto no será posible sino en el contexto de la derrota de la Burguesía que financia y le entrega soporte a “ su” fuerza de choque , será en el proceso de levantamiento permanente de las masas que pasarán por encima de toda la clase política y empresarial que ha sometido al pueblo desde los albores de la Historia. El tema rebasa lo que se discuta en las llamadas Convenciones, que de seguro los partidos allí involucrados tocaran muy tangencialmente, sino que importa casi exclusivamente a la clase obrera y estudiantil que son el objetivo de las estructuras de terror Estatal, clase obrera y estudiantes que continuaran movilizándose en las calles honrando la memoria de Anthony Araya, Gustavo Gatica, Fabiola Campillay tantos otros que sufren o han sufrido  la bestialidad por parte de quienes el Estado Burgués ha entregado el monopolio de las armas. De otra manera Carabinero de Chile nunca terminará de superarse a sí mismo en su vocación criminal.

(Visited 89 times, 1 visits today)