Argentina: ¡Libertad inmediata de los 5 manifestantes encarcelados por Milei!

de Partido de la Causa Obrera

Luego de la movilización de este martes 18 de junio la jueza Servini de Cubría ordenó liberar a 11 de los 16 manifestantes que seguían detenidos desde hacía una semana, luego de la “cacería” hecha por las fuerzas de seguridad, bajo las órdenes de la reaccionaria Patricia Bullrich. En el momento inicial habían sido 33, algunos de ellos “al boleo”, vendedores ambulantes o gente que se dirigía a sus domicilios particulares. La jueza les declaró “falta de mérito”, porque no encontró pruebas suficientes para mantenerlos detenidos, tampoco de las acusaciones -ridículas- de “terrorismo” o de “golpe de estado” como dijeron desde el gobierno nacional. 

Lamentablemente todavía quedan detenidos 5 activistas, ya que supuestamente la jueza dice tener videos que sostienen esa acusación, ellos son: Patricia Calarco Arredondo, David Sica, Cristián Fernando Valiente, Roberto María de la Cruz Gómez y Facundo Ezequiel Gómez.  Durante la manifestación de protesta frente al Congreso un pequeño grupo que actuó desvinculado de las columnas principales incendiaron el auto del medio cordobés Cadena 3, lo cual fue registrado en vivo y en directo por TV. El hecho de que no hubiera ningún detenido por este hecho fundamenta la caracterización de que se trató de una provocación armada por los servicios para justificar su escalada represiva, las detenciones y causas armadas, para lo cual utilizan un ejército de jueces, fiscales y fuerzas de seguridad. El emergente de la descomposición de este nefasto poder judicial, es el fiscal Stornelli, un mercenario al servicio del mejor postor. 

El poder judicial junto a las Fuerzas de Represión, son pilares en los que se sostiene el Estado Capitalista, y por lo tanto no se los puede “democratizar” como dicen por ejemplo desde los partidos que son parte del FIT-U, con la elección por votación de los jueces (o comisarios). Solo con un gobierno de los trabajadores y un Estado Obrero instaurado tras el derrocamiento revolucionario del Estado Capitalista, puede cambiar el “carácter” del Poder Judicial. 

Todavía estamos esperando que Cristina Kirchner o Sergio Massa hablen de los detenidos, pero no, tal vez no dicen nada porque fue en el gobierno de CFK, cuando se sancionó la ley “antiterrorista”, que le da un encuadre legal a las detenciones que está haciendo Bullrich. 

Por otro lado, Juan Grabois llamaba a marchar, eso, sí, desde Colombia, para “tocarle el corazón o la consciencia a uno de esos senadores”. De esta manera lo único que logró fue desarmar políticamente a los jóvenes que se movilizaron, generando falsas expectativas en que se pudiera cambiar algo en la votación que ya estaba acordada de antemano.  Pretende hacerle creer a los jóvenes, que algunos de ese “nido de ratas” que es el Senado, pueda importarle algo las necesidades de los trabajadores.

Es cierto que los partidos del FIT-U se pusieron al frente de la defensa de los activistas apresados, pero con una política adaptada a la democracia capitalista.

Se han encargado de decir, que los presos “son inocentes” y que “no hay pruebas contundentes” que los culpabilicen. Pero si realmente hubieran roto el inmobiliario público o si hubiesen incendiado patrulleros, ¿entonces ahí no habría que defenderlos? “Fueron movilizaciones pacíficas y fuimos provocados por la policía” hubo “infiltrados” que generaron “violencia”, dicen en todo momento los diputados del FIT-U en consonancia con el Kirchnerismo, ¿y si hubiese sido al revés?, que los manifestantes atacaban a la policía, entonces ¿estaría mal defender a los compañeros apresados? 

¡Violencia es lo que hace el sistema capitalista (tanto los gobiernos kirchneristas como liberales) con los jubilados y los pobres de este país, no los que luchan y se rebelan contra ella! 

En una nota en la Izquierda Diario, Nicolás del Caño dice: “Y lo que le transmitimos [a la Jueza] justamente era que le entregábamos las firmas para que la doctora sepa que hay diputados, bueno, referentes de Derechos Humanos, diputados, diputadas, legisladoras, que vamos a acompañar el debido proceso, digamos, es eso lo que pedimos, justicia”. Parece que para el PTS/FIT no hay que hacer una defensa irrestricta de los compañeros que aún permanecen detenidos, para que se los liberen inmediatamente y los desprocesen (tanto a ellos, como a los otros 28), sino que hay que esperar el “debido proceso”, o lo que es lo mismo, someterse a la justicia de clase que actúa en defensa de la propiedad privada de la propiedad capitalista y del orden social de la clase dominante que explota a los trabajadores y oprime al pueblo, como principios fundamentales de su accionar. ¿Para eso se juntaron las 60 mil firmas? ¿para respetar el debido proceso, depositando confianza en la justicia burguesa? Sólo falta que digan “dentro de la ley todo, fuera de la ley nada” para terminar de constituirse en una izquierda responsable e institucionalizada. El aplauso a Myriam Bregman brindado por sus colegas de “la casta” al terminar su mandato, implica en gran medida un reconocimiento a su integración al orden parlamentario, uno de los poderes del estado Burgués. No puede haber ninguna satisfacción en ese aplauso para un militante de izquierda que se considere revolucionario, sino que debería ser un llamado de atención.

Los militantes del PCO, nos reivindicamos marxistas, por lo tanto, siempre vamos a defender la violencia de los oprimidos y explotados de los ataques del régimen burgués, aunque podamos discutir cuales son los métodos adecuados y estemos en contra de acciones foquistas aisladas de la clase trabajadora. En la medida que la clase trabajadora luche por defender sus condiciones de vida y de trabajo contra la salvaje ofensiva capitalista, deberá enfrentar la represión estatal. Como parte de la organización de sus luchas, los trabajadores deberán discutir cómo organizar la autodefensa. Si las luchas pasan de ser defensivas a una ofensiva para echar al gobierno de Milei hará falta una huelga general por tiempo indeterminado, Para sostener una lucha así hará falta organizar piquetes de autodefensa lo que conllevará indefectiblemente a la utilización de la violencia por parte de los trabajadores contra la violencia de las fuerzas represivas. Tal vez por eso los partidos del FIT-U hablan de la caída del “plan” y no del “gobierno” de Milei, ¿será que, en el fondo, plantean lo mismo que el kirchnerismo, que hay que esperar a las próximas elecciones? 

Nosotros planteamos que los detenidos deben ser inmediatamente puestos en libertad y completamente desprocesados, y denunciamos la escalada represiva del gobierno. No depositamos ninguna confianza en la justicia burguesa. Solo la movilización de los trabajadores y sectores populares del estudiantado y los barrios pueden lograr su liberación y el desprocesamiento de los detenidos el 13 de junio y todos los que arrastran causas de anteriores gobiernos.

Partido de la Causa Obrera- 24/06/24

Ir al contenido