Trabajadores y Trabajadoras, el 2022 debe ser de organización sindical y lucha clasista y combativa*

de AIT

La clase trabajadora, a escala global, enfrenta con hidalguía una de las crisis del sistema capitalista más profundas y extensas, la cual ha fortalecido a la gran burguesía monopólica y a la vez ha expulsado del mercado del trabajo a millones, ha precarizado el empleo aumentando la explotación y ha sumido en la pobreza a cientos de millones de trabajadores y trabajadoras y sus familias.

Sin embargo, por muchas latitudes del mundo las y los trabajadores organizados luchan por arrebatarle derechos a la patronal y conquistar victorias a pesar de la ofensiva de la patronal por acrecentar su tasa de ganancia a costa de la sobre – explotación de millones y la cada vez más abultada masa de cesantes.

La clase trabajadora chilena no está ajena a esta situación internacional, y pagamos los costos de la crisis al igual que el conjunto de las y los trabajadores del mundo, los bajos salarios, las largas jornadas laborales, la sobre – explotación, el acoso en los puestos de trabajo, la precarización del empleo, la desprotección a la maternidad de las trabajadoras, son solo algunas de las nefastas prácticas en las cuales nos vemos expuestos y que debemos luchar sin tregua por acabar.

Somos las y los clasistas quienes debemos volcarnos a organizar más y más sindicatos con perspectiva anticapitalista y antipatriarcal, impulsando la democracia de base, la autonomía sindical y la lucha combativa por nuestros derechos, haciendo de la huelga la herramienta para conseguir victorias y en el ejercicio de esta aumentar los niveles de conciencia de nuestro pueblo, acabando con el burocratismo sindical y el caudillismo que solo perjudican las luchas de nuestra clase.

Acabar con el código laboral patronal debe ser la tarea que debemos jalonar con fuerza, luchar por poner fin al subcontrato, sin dejar de luchar por mejores salarios, mejores condiciones laborales, jornadas laborales más cortas y con igual remuneración, protección a la maternidad y paternidad, luchar por construir un sistema de protección social acorde a nuestras necesidades, socialización del trabajo doméstico, entre otras justas demandas. Todas estas deben ser articuladas con las demandas del conjunto del pueblo en lucha y avanzar en construir las condiciones necesarias para una Huelga General.

No podemos dejar de homenajear a quienes han encabezado luchas heroicas, Luis Emilio Recabarren y Teres Flores, Clotario Blest, Juan Pablo Jiménez, Rodrigo Cisternas y Nelson Quichillao entre otros tantos que han entregado su vida por la causa de las y los trabajadores y que hoy están más vivos que nunca entre quienes seguimos sin oportunismo ni vacilaciones el camino de la lucha por acabar con la explotación y la dominación capitalista. Por último, exigimos la libertad inmediata a las y los presos por luchar, las y los queremos libres y sin condiciones.

Por un Sindicalismo Clasista y Combativo

Asociación Intersindical de Trabajadores y Trabajadoras Clasistas AIT

Ir al contenido