La estafa constituyente no es camino de justicia social ¡A 39 años del apagón rodriguista!

por José Miguel Carrera

Hoy como siempre en este día me encuentro acumulando recuerdos que estarán activos en mi mente el día de mañana, el 14 de diciembre, día en que un valiente grupo de compañeros y compañeras iluminaron con un apagón la historia de Chile, fundaron de esa forma una nueva organización, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez FPMR, eran días de crímenes y abusos diarios, asesinos con uniformes en las calles, eran las Fuerzas Armadas de Chile, Carabineros e Investigaciones que asolaban el país, era plena dictadura ese año 1983. Y quién lo iba a pensar, la organización política que impulsó la creación de ese brazo político militar del pueblo chileno, en estos días se ha sumado con su firma a un pacto ajeno, se ha sumado a una verdadera estafa constituyente con la derecha, madre putativa de los que derrocaron al gobierno de Salvador Allende y defensores ideológicos de la dictadura pinochetista.

Muchos de nosotros nos encontrábamos apoyando la revolución sandinista en esos días del 83 cuando fue ese apagón fundador, en mi caso, recuerdo que un propio joven oficial nicaragüense me grito acelerado que en Chile había sucedido un gran acontecimiento, un grupo armado que no era el MIR, si no unos rodriguistas, como se hicieron llamar, habían golpeado la paz criminal de Pinochet. “Hermano, unos camaradas tuyos están volando verga en tu patria, ¿no sabes quiénes son? Y llamó a formación a la unidad para que yo les hablara de Salvador Allende y del apagón. Nunca olvido ese momento.

Qué admiración y orgullo sentí con esa noticia, admiración por los combatientes del interior que habían actuado en ese sabotaje eléctrico, y orgullo por que conocía a los primeros internacionalistas que habían ingresado clandestinos al país, Salvador, nuestro jefe ya había entrado y salido varias veces, después Benjamín, Pope, Caballito, el Huaqui y otros más. Nosotros y yo obviamente esperando que llegara nuestro momento.

Me imaginaba en ruta al interior – la vuelta era por Europa- y trataba de aprender y retener en mi memoria diferentes manuales combativos, trataba de retener experiencias que nos contaban los militares revolucionarios cubanos, llegados de Angola y jefes nuestros en Nicaragua, y lo que nos contaban los hermanos sandinistas, todo me serviría pensaba.

No sé si esto viene al caso, pero es un buen cuento que escuché,  La Mano, seré breve. Un asesor cubano, amigo entrañable, Vega, me decía ya te va tocar a ti partir de Nicaragua, no necesitas aprenderte manuales combativos, apréndete la mano. ¿Qué es eso negro? ¿Que en mi mano tengo un manual?

“Mira chico, yo aprendí que uno necesita cinco cosas para actuar en la actividad revolucionaria, en cualquiera, ya sea armada, no armada, propaganda, en cualquier cosa, y no tienes que llevar nada anotado: Uno tiene en la mano cinco dedos y para un revolucionario cada dedo representa una cosa que se deber saber, si o si. Cuando estés en Chile y te den una misión o la tarea que sea, estira tu brazo y pon tu mano frente a ti. Yo escuchando incrédulo. El dedo pulgar representa tus fuerzas, las que debes preparar para la acción o actividad que harás, el dedo índice será para ti los potenciales ayudistas que debes conseguir, luego mirando mano dijo, fíjate en el meñique ese es la zona que debes estudiar para moverte o desplazarte, el dedo anular representa los recursos o medios que deber tener para la actividad, medios de todo tipo ¿entiendes? Y por último el dedo del medio, si lo colocas estirado y empuñas el resto de los dedos te quedará la mano en una postura media grosera, de ofensa, ese dedo representará el enemigo, los malos ¿entiendes?, nunca debes descuidarte de ellos. Lo que te acabo de explicar es el manual táctico del revolucionario compañero. Lo que representa cada dedo es vital para que te mantengas activo y vivo, hoy recordé a ese compañero cubano, solidario como todos ellos.

¿Qué puedo reflexionar en un día 14 de diciembre? Mucho, sobre todo después de la Estafa Constituyente que vivimos como pueblo hoy en día y con prácticamente todos los partidos institucionales como uña y mugre unidos.

Que nunca olvidemos que en Chile hemos vivido, o yo he vivido tres grandes momentos históricos con el pueblo en acción; el triunfo de la Unidad Popular y todo los que significaron los mil días de su gobierno, nos mostró que en la vida existen hombres como Allende, honestos, consecuentes, dignos, que no se rinden, que persisten en sus ideales al precio de morir por ello. Otro momento, la lucha generalizada contra la dictadura en todas las formas, que contribuyó a su fin, quiero indicar con esto que de la lucha pueden nacer en cada generación una o más organizaciones combativas, que por su consecuencia son admiradas por el pueblo, como por ejemplo los primeros defensores del Presidente Allende, la Resistencia de los compas del MIR, los orígenes del FPMR -que hoy rememoro, los Grupos Cero de los comunistas que dieron origen al Frente, los lautarinos con todas sus desordenadas y combativas peculiaridades, los estudiantes universitarios movilizados, y qué decir de los heroicos estudiantes de Enseñanza Media, de los familiares de presos por luchar y tantos otros y otras. Y todos esto nos es solo patrimonio de nuestra generación, y aquí viene el tercer momento, La Revuelta de Octubre de 2019, pueblo masivo en lucha, hastiado de engaños, que hoy fueron abandonados por la izquierda institucional, que me parece un epíteto más vergonzoso que cuando la llamaban reformista.

Bueno y que significa hablar de estos momentos en este nuevo aniversario del FPMR, que en Chile debe haber Justicia Social, que la estafa constituyente no es el camino, que intuyo que tarde o temprano esos tres momentos históricos que menciono, si la subjetividad no nos abandona, imagínense que pueden coincidir pero en un solo momento histórico. Que líderes como Allende broten nuevamente, que al mismo tiempo organizaciones combativas sean plenas y que ahí nuestro pueblo nuevamente se indigne como lo hice hace unos años.

Orgullo de ser seguidor de las ideas de Manuel Rodríguez

Que Mauricio Hernández Norambuena “Ramiro” sea libre.

Que los presos políticos mapuche y de la revuelta histórica sea libres.

Ir al contenido