«Sergio Larraín: El instante eterno»: un documental acerca del fotógrafo chileno de fama mundial

de Cine y Literatura

El filme dirigido por el realizador nacional Sebastián Moreno (el autor de la galardonada «La ciudad de los fotógrafos») y el cual está centrado en la biografía uno de uno los artistas visuales más importantes en la historia del país, se estrenará vía streaming el próximo viernes 4 de junio.

No hay nadie mejor que el cineasta Sebastián Moreno para narrar la vida y obra de Sergio Larraín. A 15 años del premiado La ciudad de los fotógrafos, el documentalista estrena ahora un trabajo complejo que tardó años en concretar.

Se trata de Sergio Larraín: El instante eterno, realizado con la colaboración de la prestigiosa agencia Magnum en París, cuenta con testimonios, material de archivo y una amplia galería de fotografías consultadas a lo largo del mundo.

El documental se estrenará el viernes 4 de junio, y las entradas para su premiere ya están disponibles en pre-venta a través de Puntoticket.

El estreno trae además un regalo invaluable para los fanáticos en el país: junto con la venta de la función inaugural, es posible recibir en cualquier parte de Chile una pieza promocional que tiene una tira de contacto inédita de Sergio Larraín.

Con impresión en serie y limitada, será posible comprar la entrada y elegir la opción de recibir esta pieza con los contactos que el artista trabajaba.

Un místico del Chile profundo

Moreno narra la historia desconocida de Sergio Larraín, uno de los artistas más importantes de la historia de Chile, quien viajó por el mundo y fue fichado por la exigente y prestigiosa agencia Magnum hasta que, en las postrimerías de su vida, se recluyó en el pueblo precordillerano de Tulahuén, donde profundizó en el estudio de la cultura y de la mística orientales.

A través de su obra, y los testimonios de especialistas y cercanos, el documental devela el misterio del enigmático fotógrafo.

Sergio Larraín tuvo fama mundial. Deslumbró con su talento en el mundo entero. Sus fotografías han colgado en los prestigiosos muros del Centre Pompidou en París, el Tate Modern de Londres, o el MoMA en New York, y su trabajo dio la vuelta al mundo.

La fotografía como una disciplina espiritual

Cuando Sebastián Moreno conoció a Sergio Larraín lo primero que le llamó la atención fue que veía la fotografía como una disciplina espiritual.

“Él se dedicó a buscar las imágenes exteriores y luego las imágenes interiores”, destaca.

“Cuando se dice que un fotógrafo siempre está retratándose a sí mismo, en Sergio Larraín es una búsqueda permanente, primero intuitiva y audaz, luego madura y desapegada. Porque al final ya no es la forma lo que importa, ni el formato del registro. Solo importa estar en el presente”, explica Moreno.

El director define a El instante eterno como “un documental de investigación sobre la vida y obra de Sergio Larraín”. “Para entender la obra de Sergio Larraín, sus fotografías, textos, pinturas, hay que conocer su biografía”, remarca.

“Es un viaje a través de sus 80 años de vida, donde el espectador se encontrará con materiales inéditos como por ejemplo el registro de su primera obra. Fotografías que tomó cuando tenía 19 años. Diría yo que fue un viaje realizado junto a su familia”, describe el realizador.

Una de las motivaciones de Moreno fue entender por qué Larraín había decidido abandonar el mundo y el éxito.

“Descifrar la mirada de Larraín era una meta”, confiesa.

“Cuando comprendí que las fotografías de Sergio Larraín también eran un manifiesto de vida, sentí que habíamos llegado a un lugar, encontramos algo. Si después de ver el documental comprendemos mejor la obra de este genio de la imagen, habremos conseguido nuestro objetivo. Teníamos un premio Nobel en fotografía y no lo sabíamos, teníamos un rey Pelé de la fotografía y no lo sabíamos. Creo que esta película le hace homenaje y de alguna manera lo trae de vuelta a Chile y también lo humaniza sin perder lo divino que siempre habitó en él”, reflexiona Sebastián Moreno.

Uno de los artistas más importantes en la historia nacional

“De hecho es lo que me fascina de hacer documentales. Uno se transforma en un investigador privado, en un agente que debe juntar las piezas de un gran caso, un puzzle para descifrar el enigma, el crimen. Siempre uno está reconstruyendo la escena del crimen para saber qué sucedió y cómo sucedió. Así se fueron abriendo puertas de la intimidad de la familia Larraín, fui accediendo gracias a la confianza que depositaron en mí los familiares, amigos y personas que lo conocieron”, recuerda el director.

Moreno sintetiza: «la película nos lleva a recorrer la última mitad del siglo XX a través de las imágenes de Larraín y los lugares donde hizo sus fotos. Es un viaje místico que nos explica la vida del fotógrafo más importante de la historia de Chile».

«Él es un maestro en muchos aspectos, pero también es un hombre que vivió intensamente la vida, que habitó luces y sombras, que fue testigo de grandes cambios culturales en el planeta y que también fue un visionario a la hora de dar un diagnóstico sobre lo que se nos veía venir. Larraín advirtió muchas cosas de las que están ocurriendo hoy en día”, concluye el realizador.

Ir al contenido