MPMR: dos año de gobierno de los ricos

Nadie debería haber dudado que el gobierno de Boric era la salida de los poderosos ante la arremetida popular de octubre del 2019. Que esta salida se tenía que fundar en falsas promesas, engaños y represión. La idea principal fue la desmovilización y la división de las fuerzas populares y sociales, todo esto acompañado de un simulacro de transformaciones.

Por ejemplo durante la Revuelta Popular, el pueblo movilizado, expresó su irrestricto compromiso con la causa del pueblo Mapuche, millones de banderas Mapuche fueron enarboladas. Las declaraciones de esos momentos por los oportunistas fueron: (Boric en campaña“El maltrato, discriminación y violencia hacia el pueblo mapuche es evidente, sistemático y transversal a los gobiernos, además de criminal. Basta ya. Y por cierto todo el apoyo a la Defensora de la niñez”.

Boric presidente”El Gobierno de Gabriel Boric ha ordenado la militarización de la sureña región de La Araucanía y de dos provincias de la región de Biobío ante el aumento de la violencia en la zona, escenario desde hace décadas de un conflicto territorial con la población indígena”, (EuroNews). 

Otro ejemplo más claro aún es su posición respecto a los pacos: “El 6 febrero de 2021, luego de la muerte de un malabarista en Panguipulli producto de un disparo de Carabineros, tras amenazas del artista al negarse a un control de identidad y arremeter contra un funcionario, el en ese entonces diputado por Magallanes expresó a través de Twitter: “Refundar Carabineros ahora. Lo hemos exigido hace más de un año. No da lo mismo quien tenga el poder. El gobierno de Piñera cómplice activo de esta locura”. 

Pero ya como presidente: “El 9 de noviembre de 2022, apoya el uso de la fuerza de Carabineros para repeler actos delictuales, en el marco de los hechos de violencia que habían ocurrido hasta ese entonces durante el año. “Quiero que sepan que cuentan con todo nuestro respaldo» (le dice a los pacos).

Este gobierno tiene el record de haber promulgado mas leyes en el tema de seguridad que todos los gobiernos anteriores, se jactan de ello: “El gobierno del Presidente Boric ha publicado 46 leyes en menos de dos años de gobierno, y tenemos otras cinco leyes que ya están aprobadas, que están en trámites como el control preventivo por el Tribunal Constitucional o pendientes de toma de razón por la Contraloría o publicación. Por tanto, estamos hablando de más de 50 leyes de seguridad”. Entre estas están: la ley “antitoma” cuyo objetivo es desalojar los lugares donde las familias de más escasos recursos buscan construir su espacio de vida y de paso favorecer a las inmobiliarias, recuperando terrenos para sus negocios y criminalizar el legitimo derecho del Pueblo Mapuche a recuperar sus territorio. Y la otra ley: “gatillofacil”, que ha permitido la impunidad de los pacos, chipe libre para asesinar.

Estos dos “pequeños” ejemplos nos muestran el desprecio de esta casta por la voluntad popular expresada por millones en las calles. Esta nueva casta que vino a remplazar a la antigua, utiliza sus mismos métodos con total descaro, sin intención alguna de guardar las apariencias.

Son rateros, se han dedicado a robar, son igual de corruptos, le hurtan a los más necesitados y entregan sin “culpa” nuestros recursos a las grandes empresas.

Algunas de las promesas de Boric:

– La deuda histórica de los profesores.

– Fin al CAE

– Refundación de los pacos

– Fin al estado de excepción

– Libertad a lxs Presxs Políticxs

– No al TPP11

– Reforma de pensiones

– Reparación integral a las víctimas (Revuelta 2019)

Todas estas promesas desde el principio eran un engaño, todo era falso, solo un simulacro, lo que si ha reafirmado este gobierno es que continúa con el sistema capitalista neoliberal, eso significa, corrupción, explotación y represión, este es un gobierno ratero cumpliendo para sus amos el cuidado del gran capital.

Hay que tener claro que la institucionalidad burguesa va a seguir poniendo trampas, van a desatar operaciones distractoras con el fin de ponernos a dilucidar entuertos y opinar sobre situaciones que no son relevantes para el despliegue y desarrollo de la lucha popular y revolucionaria.

Por estas razones debemos reinstalar ideas fuerzas de siempre donde además debemos compartir colectivamente los esfuerzos centrales que demanda el momento. Las demandas básicas que siempre han levantado las fuerzas populares y sociales las debemos visibilizar y concientizar.

Las y los trabajadores siguen siendo el eje central de nuestros esfuerzos, es necesario irrumpir innovando en las formas para destruir las marañas burocráticas que el sistema impone y que cada día perfecciona que hace que la dirigencia se auto aísle de las ideas clasistas. Hay que “bombardear” con las ideas justas y de lucha las conciencias de las y los trabajadores.

Debemos apoyar y construir en los esfuerzos territoriales, es allí donde hasta el momento se produce la mayor organización de fuerzas conscientes, desde donde nace la Revuelta Popular y los trabajos más serios de construcción popular. Es por esta razón que la ofensiva de los poderosos va dirigida a reprimir con todas sus fuerzas una de las demandas más sentida en las poblaciones: “el derecho a una vivienda digna”. El primer paso fue la “ley antitoma”, que busca asegurar y legalizar de manera definitiva el robo de las tierras al pueblo Mapuche, pero que también criminaliza y persigue a aquellos que quieren tener un hogar para sus hijos e hijas. Se han puesto en campaña para desalojar a las y los pobladores en tomas, aterrorizando a aquellas y aquellos que se organizan para exigir esta demanda. Existen en los territorios organizaciones como “Vivienda Digna”, Bloque de Organizaciones Populares y otras que dan una lucha sin cuartel por la vida y a pesar de la represión levantan el trabajo territorial. Debemos masificar esta construcción creando muchas instancias de lucha por las demandas que son fundamentales para mejorar las condiciones de vida y lucha.

Nadie puede desconocer la constante insistencia del movimiento estudiantil secundario, que una y otra vez nos recuerdan que las demandas históricas deben mantenerse presentes y en lucha: nacionalización de los recursos naturales, sueldos dignos, derecho a la vivienda, educación gratuita y de excelencia y tantas otras, reconocemos a organizaciones como “Estudiantes por la Causa Popular” como intentos legítimos de estas reivindicaciones, pero también en la creación de conciencia donde son un aporte en la necesidad de cambios profundos que permitan una verdadera liberación.

No es un secreto que la acción, la organización y el pensamiento revolucionario viven un reflujo, que en el mundo a pesar y producto de la crisis del capitalismo se han desplegado las fuerzas criminales ante la resistencia y la liberación de los pueblos. El genocidio contra el Pueblo Palestino con la anuencia de la Unión Europea ha rebasado todos los límites impuestos por ellos mismos y de sus propias leyes internacionales. Los niveles de brutalidad y exterminio no se veían desde la 2da guerra mundial, de los genocidios como el de Ruanda y Yemen. El imperialismo esta desatado en la permanencia del robo, el saqueo y la ocupación de territorios. Todo esto redunda en nuestros pueblos de igual manera, producto del gobierno actual, de los que pasaron y de los que vendrán, que son testaferros de los poderosos e implementan políticas represivas y de retroceso de las demandas que el pueblo ha ido consiguiendo históricamente con sus luchas, además nos bombardean diariamente sobre los temas de seguridad, pero mostrando exclusivamente los efectos y no las causas de las cuales son responsables, la pobreza y la explotación.

En este sentido tenemos tareas urgentes:

La solidaridad con el Pueblo Mapuche y el Pueblo Palestino están en el orden del día, debemos exigir la inmediata expulsión del genocida embajador de Israel así como el fin de la militarización del Wallmapu y la liberación de todas y todos los PP Mapuche.

Seguir en campaña por la inmediata libertad de todas y todos los Presos Políticos, esta es una tarea permanente. Debemos lograr que nacional e internacionalmente se reponga la lucha por la libertad de lxs PP.

Finalmente no será posible avanzar en todo lo que necesitan nuestros pueblos sino asumimos que la construcción debe ser unitaria y con generosidad, eso nos permitirá elevar e intercambiar nuestros conocimientos para construir el proyecto revolucionario que el territorio Chile necesita.

Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez

11 de marzo del 2024

Chile

Ir al contenido