Postmodernismo y subcultura woke 

por Aniceto Hevia

                                           Se fût contristé ou altéré, car tous les biens que 

                                                           le ciel couvre et que la terre contient en toutes ses dimensions, 

                                               hauteur, profondité, longitude et latitude, ne sont dignes 

                                              d’émouvoir nos affections et troubler nos sens et esprits.  

                                                       Faictz et dictz Heroïcs du noble Pantagruel.   

                                            Se entristecía o alteraba, pues todos los bienes que  

                                                     el cielo cubre y que la tierra contiene en todas sus dimensiones,  

                                      altura, profundidad, longitud, latitud, no son dignas  

                                                        de conmover nuestras afecciones o tocar nuestros sentidos y espíritu. 

                                                   Hechos y dichos heroicos del noble Pantagruel  

Dice Hegel en la Ciencia de la Lógica que el mundo hay que verlo a través de un espejo invertido, la misma metáfora se repite en la Crítica a la Filosofía del Derecho de Karl Marx. Esa es la perspectiva que nos anima al escribir estas líneas, dialectizar el fenómeno y constatar que lo constituye. Partiendo de la distinción entre fenómeno y esencia. 

Leer más

Invectiva contra el oligarca ahogado y su clase. Un espectáculo de estado.

por Aniceto Hevia

Siempre admiré este género literario, el discurso contra el abuso, el enemigo político, una clase social. Posee una larguísima historia. Hay algo de ello en Aristófanes, Dante, Shakespeare, Swift, Joyce, Artaud. Y esta es la ocasión de hacer un aporte humilde; pero no menos sentido, impulsado por la ira popular desatada en las redes sociales contra el monstruo moral que fue Sebastián Piñera Echeñique. Las propiedades de las aguas del lago Ranco son milagrosas, un delincuente se ahoga y se convierte en santo. Esta transmutación más poderosa que el Santo Grial fue efectuada por los brujos de las comunicaciones, desde Radio Bío Bío la voz nasal del locutor de turno da el aviso y como un coro gregoriano se alzan todas las voces en un hipócrita tono de conmiseración.

Leer más

El libelo histórico de Mansuy: una lectura crítica


                                                                                                                      por Aniceto Hevia

Pocos meses después se agregó una nueva estrofa que se nos obligó a cantar todos los días, mañana y tarde. Algunos versos decían: Vuestros nombres, valientes soldados / que habéis sido de Chile el sostén / nuestros pechos los llevan grabados / lo sabrán nuestros hijos también. ISLA 10. 
                                                                                     

Principio: sustantivo. Una cosa que demasiada gente confunde con interés. Ambrose Bierce. The Enlarged Devil´s Dictionary.  


El programa del libelo de Daniel Mansuy es explícito: “la colosal intensidad del 11 no es sino el corolario de un proceso cuyo principal responsable es el mismo Salvador Allende” (p. 11). En esta frase se concentra un complejo de ideas que rondan en la cabeza de los intelectuales orgánicos de la derecha, desde Patricio Fernández, pasando por Carlos Peña y Lucía Santa Cruz. De otro modo, forma parte de la doxología derechista, que posee un consenso manifiesto en declarar que Salvador Allende es el culpable, no hay otro responsable, solo el muerto. La derecha de hoy habla desde la porfiada convicción de la propia inocencia y la falsa idea de un distanciamiento objetivo de los hechos, que le otorgaría el derecho a expresar una interpretación verdadera; por lo menos, sostenible frente a un cúmulo de evidencias que prueban lo contrario que lo que se dice. De hecho, Mansuy al intentar explicar el golpe de estado y la usurpación del poder por la oligarquía, se encuentra frente a un laberinto de hechos históricos que no le permiten sino recurrir a un mito que recubre con un manto de verosimilitud frente a los porfiados hechos. Dada la naturaleza del texto, no se percibe que debajo están los hechos de barbarie, la justificaciones de lo intolerable, violando toda posibilidad de una historia concebida racionalmente. 

Leer más

Esperanza ahora. A 50 años del golpe fascista.

por Aniceto Hevia


                                                                                                     Dedicado a Ulrike Meinhof (1934 – 1976). 
                                                                                                                           In memoriam.

Vivimos la desesperanza y la victoria pírrica de la contra-utopía, la persecución ensañada contra todo que sea una expectativa de más allá del estado de cosas. La orden del día es el conformismo, que debe ser la actitud con que se gobierna y se enseña, se trabaja, se hace arte, se ama y se juzga al otro. Más aún, se debe trabajar demostrando, enarbolando la bandera del estado de cosas estático de amo. El resto es considerado como un sumergirse en la nada de los mitos y los sueños personales, juzgado por el sentido común como un sesgo antisocial o una actitud infantil de falta de control. En suma, en los últimos tiempos observamos como ha aumentado la intensidad de la administración positiva de la intimidad, las ideologías y la opinión política crítica. Pues, los engranajes de la sociedad requieren funcionar como mecanismos de relojería, donde no haya desfaces entre el ritmo del poder político y la vida interior del individuo, todo debe someterse a tal armonía muerta, predecible, auto-reproductiva de un estado de cosas profundamente autoritario, de rasgos verdaderamente totalitarios.

Leer más

Poema de Aniceto Hevia: «Los traidores»

Claro que son 50 años
Son 50 años de mierda
¿Y qué vienen a conmemorar ustedes
que un día se despertaron de un mal sueño?
¿Y volvieron a casa, calefacción y cuenta corriente?
Mientras que nosotros nos quedamos contando años y muertos.
Ustedes conmemoran, pero no pueden hablar de lo que conmemoran.
Nosotros contamos 50 años de mierda
Con golpes de tortura eléctrica que no sanarán nunca,
Con años de cárcel para que ustedes traidores vivieran tranquilos,
Con exilios y más exilios con los que pagamos más de lo soportable,
Con todas las revoluciones que fracasaron y las que fracasarán,
Pero ustedes se dejaron llevar por sus ontologías de la frivolidad
Y luego hablaron de democracia y buenas costumbres regadas de alcohol
Pero dentro de sus pechos traidores llevaban millones en bolsas de papel amarillo,

Leer más

El cuadro y el río. Apólogo kafkiano


                                                                                                                                                                 por Aniceto Hevia

Desciendo del Cerro Monjitas para buscar encontrarme en el terminal de buses con un compañero viejo, hombre curtido en todas las batallas del pueblo. Vestido humildemente, pero su rostro trasuntaba la humildad noble de los verdaderos revolucionarios de ayer, un aura de razonada rebeldía. Vagamos, bebimos unos cortados, terminamos en el molo 500 en un diálogo entre botes, gaviotas y buques anclados. Su rostro se oscureció, ya no sonreía, su mirada se perdió en el horizonte transparente, algo le ocurría que yo podía percibir. 

Leer más

Soberbia intelectual y presuntuosidad discursiva en Grinor Rojo y Lucy Oporto

por Aniceto Hevia

Las motivaciones son diversas, pero las similitudes son evidentes. Ambos intelectuales han publicado dos libelos de inusitada violencia contra el mundo asalariado, sus palabras ofenden. Rojo afirma, “no son una clase social, sino una multitud” refiriéndose a las masas que votaron rechazo. Agrega: “masa logrera… Existe en Chile desde el siglo XIX y está repleta de deseos, de poseer un cierto status y de poseer ciertas cosas”.  Finalmente, “es una masa racista, antifeminista y furiosamente homofóbica”. Lucy Oporto no lo hace mejor con su pseudo-concepto de lumpenfascismo, y la creativa noción de lumpenización: “acción sistemática de envilecer y destruir todo aquello que trasunte nobleza, en cualquier nivel”. De donde deriva su poética idea de lumpenfascismo, un “tipo humano constitutivamente degradado, así como las manifestaciones de sus formas de poder, cuyo foco es una forma transversal de ejercer el poder o de reproducir el ejercicio del poder del vencedor” (sic). Luego especifica los ámbitos de presencia de esta plaga moral que denuncia con santa ira: “existe un lumpenfascismo empresarial, profesional, académico, artístico, político, eclesiástico, militar, familiar, matrimonial, poblacional, etc.”. Despliega elegantemente sus recursos retóricos, en este caso la enumeración caótica; pero no es poesía vanguardista, es categorización delirante, texto de signos fracturados que diseminan el significante infinitamente, escritura paranoica.

Leer más

Ir al contenido