Netflix: Los reyes sabios de «Otra ronda», de Thomas Vinterberg

por Mariona Borrul

Ay, la crisis de los cuarenta. La lucha para revivir al niño que una vez vivió en nuestro interior y que parece haber quedado enterrado bajo las capas de rutinas del actuar adulto. La criatura ya no juega y nos quedamos totalmente zombis, con las cejas arqueadas y los labios apretados, incapaces de reaccionar o movilizar la realidad que tenemos delante. Lo veíamos en la reciente Nomadland de Chloé Zhao: despertar pasa, muy a menudo, por un electroshock de juego. Juego con o sin chirimbolos por delante, juego conocido o inventado al momento, incluso juego disfrazado de algo más*. Es el caso de los protagonistas de Druk, que edifican una auténtica experiencia lúdica alrededor de unas pocas reglas esenciales, con el único objetivo de rescatar su vida de la miseria: pasarlo bien o, por lo menos, estar mejor que antes. Ellos lo llamarán experimento, pero será, en esencia, un gran y sencillísimo juego, un dispositivo a través del que los cuatro amigos van a cuestionar y moldear la realidad que los rodea. Propongo que analicemos, pues, la construcción formal y diegética de la película de Thomas Vinterberg desde la perspectiva lúdica que explora, en este caso, desde la experiencia de juego y su potencial imbricación disruptiva en lo cotidiano. Para ello, qué mejor que servirnos de los principios básicos del play según Miguel Sicart**, quizás el más atinado estudioso en los game studies contemporáneos de lo lúdico como fenómeno interseccional. 

Leer más

La pseudociencia asesina de la «inmunidad del rebaño»

por Andre Damon

El 12 de mayo, Foreign Affairs, la principal revista de política exterior estadounidense, argumenta en un artículo que una porción grande de la población estadounidense y mundial se contagiará del COVID-19. El artículo intitulado “La estrategia sueca para el coronavirus pronto será mundial: la inmunidad de rebaño es la única opción realista—la cuestión es cómo llegar ahí de manera segura”.

Leer más

No odiamos a Greta Thumberg, odiamos a quienes la usan: la misma burguesía que contamina la Tierra.


En tan solo un año, la imagen de Greta se ha hecho popular a escala mundial, a diferencia de los cientos de líderes asesinados en Africa y América por defender la Tierra de las transnacionales. Cabe preguntarnos quién es y cómo una niña con tan solo 16 años de edad ha adquirido tanta fama en tan poco tiempo. Pero sobretodo, a qué clase pertenece y los intereses de qué clase representa. ¿Significa realmente una esperanza de cambio cuando estamos al borde de un colapso ecológico gracias al sistema económico, donde los más pobres seremos los que suframos las consecuencias?

Leer más

Suecia ataca las pensiones jubilatorias: otra «belleza» del modelo

por Michel Husson 

El sistema de pensiones sueco es el que ha ido más lejos -y desde hace mucho tiempo- en la lógica de las llamadas cuentas nocionales. Incluso si el sistema de puntos propuesto para Francia no es un puro calco, se reclama de los mismos principios de contributividad y universalidad. Como al modelo sueco se le atribuyen todos los méritos, es esclarecedor analizarlo en detalle y ver el fondo del escenario 1/.

Leer más

Elecciones en Suecia: el comienzo del fin de la paz entre clases

de Revolution (CMI-Suecia)

A pesar de la imagen sonrosada con la que Suecia es presentada por los autodenominados socialistas como Bernie Sanders, después de las últimas elecciones, está claro que la misma inestabilidad y polarización política que ha afectado a otros países ha llegado finalmente a Suecia.

Suecia es otro país donde los partidos de masas tradicionales han sufrido derrotas después de años de llevar a cabo políticas derechistas. No está claro quién, si es que fuera posible, podrá formar un gobierno. Tenemos que estar preparados para más ataques contra la clase trabajadora, y necesitamos construir urgentemente un movimiento que esté listo para responder

Leer más

La OCDE promueve la mercantilización de la educación.

por Xavier Diez//

Si preguntamos a cualquier actor que participa en esa representación teatral cotidiana que es la escuela; esto es, alumnos, padres, madres, maestros, inspectores, personal de administración y servicios, académicos, políticos… expresarán cierta preocupación por la evolución de la educación en muchos sentidos. También muchos detectarán que uno de los problemas tiene que ver con la ausencia de un marco normativo mínimamente estable. Es más, detectaríamos una corriente de reformas que, al igual que sucede con otros sectores esenciales de la sociedad, parecen haber sido hechas con el ánimo de deteriorarla. En cierta medida, si existe un mínimo consenso entre la pluralidad de intereses y orientaciones políticas, es que la escuela tiene problemas, y que la evolución de los últimos años sólo hace que empeorarlos.

Leer más

Ir al contenido