Biografía inédita de Benedicto XVI, el Papa que creía que «El Diablo quiere destruir España»

por Cristóbal García

Puede considerarse una suerte de «tradición», estimulada actualmente por los medios de comunicación de masas, la de mostrar el respeto por los difuntos exaltando sus bondades e intentando olvidar todos sus defectos. Sin embargo, la benevolencia con los fallecidos, que ha llevado a algunos a afirmar que «no hay muerto malo», suele convertirse en una hipérbole, hasta llegar a la más burda falsificación, cuando el desaparecido es considerado una «gran personalidad».Particularmente, si ejerció también como  representante de alguna de las instituciones del poder en nuestra sociedad.

Leer más

Ir al contenido