La izquierda de moda

por Danilo Ruggieri

Ir contracorriente es una de las virtudes de Sarah Wagenknecht. La ya ex dirigente del Die Linke alemán, tras una larga batalla interna, rompió hace unos meses y abandonó el partido junto a otros, culpables de un giro liberal y cosmopolita, ya no atento a las luchas sociales, patrimonio tradicional de la histórica izquierda obrerista y socialdemócrata alemana. Esta ruptura fue precedida por la publicación en Alemania en 2021 de un libro suyo («Contra la izquierda neoliberal») que suscitó muchas discusiones y que se publicará próximamente en España.

Leer más

Alemania: ¿Qué viene después de “Die Linke”?

por Nelli Tügel

O una lenta y larga agonía o una escisión. Podrían darse tres escenarios posibles si los grupos enfrentados de Die Linke (La Izquierda) tomaran finalmente caminos separados.

La Izquierda se escindirá. De hecho, ya lleva dividida mucho tiempo y desde su fundación lo ha estado en cuestiones esenciales: La Izquierda siempre ha sido varios partidos en uno. Durante un tiempo funcionó bien, pero desde hace muchos años los síntomas de canibalización han aumentado. Y ahora ha llegado el momento en que la división probablemente también se produzca de iure. Tal vez no inmediatamente, tal vez no hasta dentro de unos meses. ¿Pero qué mantendrá juntos a los diferentes sectores por más tiempo? Cuesta de imaginar.

Leer más

Alemania: Berlín vota a favor de expropiar a las grandes inmobiliarias

por Alexander Kalabekow y Rob Kunkel

El pasado 26 de septiembre en Berlín, un millón de personas votaron a favor de expropiar a las grandes inmobiliarias. Este es el mayor avance en la lucha de clases en Alemania desde hace décadas.  

En una consulta no vinculante, celebrada el pasado 26 de septiembre en Berlín, un millón de personas votaron a favor de expropiar a las grandes inmobiliarias. Según los resultados de esta iniciativa ciudadana, llamada «Expropiar ‘Deutsche Wohnen’ & Co» -DWE por sus siglas en inglés, un 56,4% de los berlineses (frente a un 39% en contra) estaría a favor de expropiar más de 240.000 inmuebles pertenecientes a grandes empresas inmobiliarias con ánimo de lucro, como Deutsche Wohnen. Este es el mayor avance en la lucha de clases en Alemania desde hace décadas. Da una idea del estado de ánimo combativo que está emergiendo entre los trabajadores y la juventud.

Leer más

Ir al contenido