Entrevista a Leila Ghanem: «La batalla de Gaza es la batalla de todos nosotros, como lo fue la guerra civil española, la de Beirut en 1982 o la del Líbano en 2006»

por Angeles Maestro

¿Por qué la operación militar de Hamas del 7 de octubre conmocionó a Medio Oriente e incluso al mundo? ¿Cuál es el impacto histórico de este acontecimiento en los movimientos de resistencia de Medio Oriente?

No cabe duda de que para el pueblo palestino, y de hecho para el pueblo árabe, el «Diluvio de Al-Aqsa» del 7 de octubre fue una operación militar de proporciones míticas; en cualquier caso, sin precedentes desde la ocupación de Palestina en 1948, una especie de epopeya legendaria a los ojos de los pueblos árabes. Algunos escritores se remontan a Homero para evocar la imagen de la Ilíada, una leyenda heroica «en la que el débil consigue derrotar a su colonizador en un equilibrio de fuerzas inimaginable». En apenas dos horas, la mayor potencia de Medio Oriente, el quinto ejército del mundo, sufrió una aplastante derrota a manos de una modesta unidad de comandos apodada «Distancia Cero» (para destacar el enfrentamiento del cuerpo contra el tanque), compuesta por un centenar de hombres modestamente armados, pero dotados de un valor heroico. Veinte asentamientos liberados, bases militares ocupadas –  una de las cuales albergaba el cuartel general del Tsahal en el sur –, un observatorio militar de alta tecnología encargado de controlar la frontera, la unidad 545 de investigación y la unidad 414 de inteligencia fueron neutralizadas y dos generales capturados. La leyenda sionista-occidental de la invencibilidad del Estado sionista se hizo añicos. En cuestión de horas, Gaza se convirtió en Hanoi. Y recordamos la célebre frase del general Giap durante su visita a Argel en diciembre de 1970: «Los colonialistas son malos alumnos de la historia».

Leer más

Nines Maestro: “El papel de la OTAN en el conflicto entre Ucrania y Rusia es sólo una primera puesta en escena de la nueva guerra a gran escala que se avecina”

de Coordinación de Núcleos Comunistas

El Gobierno de Sánchez, el más progresista de la historia como se autodenomina, parece que quiere ser el alumno más aventajado de la OTAN. ¿Qué significa y qué fines tiene organizar en Madrid la Cumbre de la OTAN a final de junio?

A estas alturas, el autoproclamado “gobierno más progresista de la historia” ha demostrado tanto en política interior, como en la exterior, ser el mejor lacayo de los intereses del capital y del imperialismo.

El PSOE ha cumplido históricamente ese papel. Desde su victoria electoral en 1982 con el lema “OTAN, de entrada no”, pasando por la farsa del Referéndum de 1986 con el incumplimiento de todas y cada una de las condiciones para el Sí, hasta su protagonismo en la destrucción de la República Federal de Yugoslavia con Javier Solana como secretario general de la Alianza y en tantas otras ocasiones ha servido sin vacilar a los intereses del imperialismo. Y lo ha hecho con mayor eficacia que el PP, dado que, además, sus siglas han servido y sirven para amortiguar la movilización popular.

Leer más

Ir al contenido