La oportuna pandemia que encubre los pecados municipales en Valparaíso

por Boris Kúleba

Al comenzar marzo habían tres temas que complicaban a la autodenominada “Alcaldía Ciudadana”: los reclamos del comercio local, específicamente el de calle Condell, desahuciado por la violencia callejera y los saqueos de los meses anteriores y con varios locales incendiados, cerrados o a punto de desaparecer; el retraso en la restauración de los ascensores, que se sumaba al escandaloso cobro por trabajos no realizados en el ascensor Villaseca y la cuasifatal caída del recién inaugurado ascensor Concepción; y, a estas alturas, el vergonzoso retraso en las obras de la escuela Ramón Barros Luco, que impidió el inicio del período de clases para sus estudiantes, sumado al masivo despido de docentes de los colegios municipalizados el mismo día de inicio del año escolar.

Leer más

Hotel Winebox: el vecino prepotente en Valparaíso que exige impunidad

por Boris Kúleba

Este jueves 21 de marzo, el Mercurio de Valparaíso informó por segunda vez sobre el polémico hotel del vino “Winebox”, construido con containers y que alteró completamente la convivencia residencial en cerro Mariposa. La vez anterior, vaya coincidencia, fue exactamente tres años antes, el 21 de marzo del 2016, cuando los mismos vecinos protestaban en contra de la inminente construcción de esta edificación que les taparía la vista y los atormentaría durante los próximos años.

Leer más

Lobby, vista gorda y el apuro por cortar una cinta: el tongo de Parque Barón

por Boris Kúleba

La sensación de participación, en vez de una participación real, es lo que terminó por dejar conformes a los más recientes activistas aficionados de la estética costera de Valparaíso. No así a quienes tradicionalmente han defendido las causas porteñas y su borde costero, quienes ven como el lobby y la manipulación mediática están promoviendo un rechazo al uso portuario de nuestro propio puerto para favorecer su uso como terrenos destinados a pasatiempos para urbanistas y turistas. Unos quieren puerto, otros quieren parques. Los porteños y los parqueños.

Leer más

Ir al contenido