Cuento de Milan Kundera: «El falso autostop»

1

La manecilla del nivel de la gasolina cayó de pron­to a cero y el joven conductor del coupé afirmó que era cabreante lo que tragaba aquel coche.

—A ver si nos vamos a quedar otra vez sin gasoli­na —dijo la chica (que tenía unos veintidós años) y le recordó al conductor unos cuantos sitios del mapa del país en los que ya les había sucedido lo mismo.

Leer más

Milan Kundera y la insoportable levedad del neoliberalismo

por Ewald Meyer

Cuando Tomás parado en la ventana observa y  no sabe qué hacer frente a su existencia, en las primeras líneas de la novela de Milan Kundera La insoportable levedad del ser, presenta la alegoría de un eterno retorno a la manera kafkiana. Tomas no es otro que Gregorio Samsa en la guerra fría ese del socialismo, podría estar también en el neoliberalismo delirante y decadente. Hay un arrastre existencial que a la manera de Sísifo parece continuar no importa en qué sistema. Es ese uno frente al abismo diría Nietzsche en ese afán confuso de avanzar al sin sentido. Hoy trascendente al siglo veintiuno, la obra distraída de Kundera, está plenamente vigente en las actuales turbulencias históricas que enfrentamos.

Leer más

La libertad otoñal es un milagro

De joven eres fuerte en grupo;
de viejo, en soledad.
– Goethe

Luego llega el momento en que Picasso es viejo. Está solo, abandonado por su grupo, abandonado también por la historia de la pintura, que, entretanto, ha tomado otra dirección. Sin pesar, con un placer hedonista (nunca su pintura desbordó hasta tal punto de buen humor), se instala en la casa de su arte, a sabiendas de que lo nuevo no sólo se encuentra por delante en el gran camino, sino también a la izquierda, a la derecha, arriba, abajo, detrás, en todas las direcciones posibles de su mundo, inimitable, que no le pertenece sino a él (porque ya nadie lo imitará, los jóvenes imitan a los jóvenes; los viejos no imitan a los viejos).

Leer más

Ir al contenido