El impulso utópico de Franc Jameson

por Víctor Atobas

Aunque la producción utópica se ha interrumpido históricamente y el género literario vinculado con ella se encuentra en crisis, la pulsión utópica sigue expresándose en nuestra época posmoderna. En este sentido, la obra de Jameson proporciona una referencia ineludible para la investigación sobre la utopía, puesto que los análisis jamesonianos proporcionan reflexiones de hondura filosófica y política que tratan de ayudar al lector a que trace su lugar en el complejo mundo de la posmodernidad, forzándolo a pensar en un futuro en el que sea posible la libre y diversa autorrealización de las capacidades humanas. Jameson muestra cómo incluso en textos hegemónicos en el capitalismo tardío –tales como las ficciones apocalípticas– pueden detectarse signos del impulso utópico.

Leer más

Historia del apocalipsis: de Joaquín de Fiore al coronavirus

por Víctor Atobas

¿Quién no ha escuchado, desde la propagación del coronavirus, que ha llegado el final de todo? Todos muertos, el virus acabará con todos; es el final. Las narraciones del final forman parte de nuestra historia y, sin duda, nosotros mismos nos encontramos ahora produciendo documentos culturales acerca de la caída apocalíptica y la aniquilación de la vida, que legaremos a nuestros descendientes. A este respecto, creemos que resulta de interés regresar a la gran referencia en el estudio de las ficciones apocalípticas, el ensayo de Frank Kermode titulado El sentido de un final (2000, ed. Gedisa), que parte de la vinculación entre la narración y el mito. Las narraciones apocalípticas que escuchamos  todos los días desde la irrupción del coronavirus requieren de acuerdos sobre el comienzo y el final del mundo, lo que dota de sentido a la vida. El final que nos narramos, por tanto, refleja nítidamente nuestras preocupaciones presentes.

Leer más

Ir al contenido