A 86 años, llanto por la muerte de Federico García Lorca

por Teresa Amiguet

El 1 de septiembre de 1936 La Vanguardia publica unas líneas que aluden a la muerte de Lorca. Dos semanas después del asesinato todo son meros rumores y desmentidos. El fusilamiento se intuye pero no es confirmado. Las ideas progresistas de Lorca y su condición de homosexual y hombre de letras hacían de él una víctima propiciatoria. En plena Guerra Civil nuestro poeta universal no era sino un rojo más.

Leer más

Ir al contenido