¿Qué se vota el 4 de septiembre próximo?

por Germán Westphal

Para responder a esta pregunta, hay que entender que toda crítica relativa a la Constitución de 1980 es absolutamente válida y que es necesario remplazarla. Sin embargo lo que se calla en cuanto a ella es que originalmente contemplaba un quórum de 3/5 (60%) para reformarla y que la Concertación de los tal llamados «Partidos por la Democracia» le regalaron a la dictadura —que no estaba en condiciones de imponer nada— el famoso quórum de 2/3 (67%) que durante 30 años han usado como excusa para mantener el estatus quo, algo que Felipe Portales ha denunciado en múltiples artículos, v.g., «Reformas constitucionales: el regalo de la mayoría parlamentaria en 1989”. En consecuencia, técnica e históricamente, la Constitución de 1980 con su cerrojo del quórum de 2/3, no es «la Constitución de Pinochet» como generalmente se afirma, sino que la Constitución del contubernio entre las dos derechas y la dictadura —las dos derechas que en su oportunidad denunció Sergio Aguiló en su «Chile entre dos derechas» (2002).

Leer más

Ir al contenido