Última película de Rian Johnson: «Puñales por la espalda, el misterio de Glass Onion»

por José Martín

Desde que diera la campanada con la rompedora Brick (2005), originalísima pieza de cine negro ambientada en un instituto caloforniano, el director Rian Johnson ha sabido moverse con soltura entre el cine independiente –Los hermanos Bloom (2008)– y el de gran presupuesto –Star Wars: Los últimos Jedi (2017)–, regalando entre ellas una de las mejores cintas de ciencia ficción de los últimos años, Looper (2012). Con Puñales por la espalda (2019) se marcó uno de los mayores éxitos de su carrera, homenajeando con elegancia y fino humor a aquellas historias de crimen y lujo imaginadas por Agatha Christie, cuyas adaptaciones cinematográficas vivieron un momento de esplendor entre finales de los 70 y primeros de los 80, y que Kenneth Branagh ha devuelto a la actualidad gracias a sus versiones de Asesinato en el Orient Express (2017) y Muerte en el Nilo (2022). En la comedia de Johnson, un escritor de novelas de misterio era asesinado en vísperas de su 85 cumpleaños y la plana mayor de sus familiares era sospechosa de haber cometido el crimen. Muy celebrado fue el trabajo de Daniel Craig, totalmente alejado de su varonil imagen como agente 007 para meterse en la piel del perspicaz detective Benoit Blanc –una suerte de divertido Hércules Poirot contemporáneo–, acompañado de una chispeante Ana de Armas que fue capaz de destacar entre un reparto de estrellas del calibre de Jamie Lee Curtis, Toni Collette, Christopher Plummer, Chris Evans, Michael Shannon o Don Johnson. Crítica y público cayeron rendidos ante los múltiples placeres de un producto que recuperaba la esencia de aquellas entrañables comedias añejas de misterio, tipo Un cadáver a los postres (Robert Moore, 1976) o El juego de la sospecha (Jonathan Lynn, 1985), y Netflix se apuntó un tanto comprando los derechos de una franquicia, asegurándose el rodaje de, al menos, dos secuelas, de las cuales acaba de aterrizar en la plataforma de streaming la primera de ellas, Puñales por la espalda: El misterio de Glass Onion.

Leer más

The Batman: yo soy la venganza

por José Martín

Parece que cada nueva película que se estrene sobre Batman, el personaje creado por Bob Kane y Bill Finger para DC Comics, lo hace con el hándicap de tener que ser comparada con la versión ofrecida por Christopher Nolan en su magnífica trilogía protagonizada por Christian Bale. Concretamente, El caballero oscuro (2008), la segunda entrega de la misma, ostenta la fama de ser la mejor aventura que ha tenido como protagonista al hombre murciélago, pero, como en todo, la subjetividad puede hacer que cada tipo de público se decante hacia su Batman favorito. Los nostálgicos y fanáticos del universo gótico de Tim Burton se quedarán con Michael Keaton, mientras que los seguidores de la pirotecnia de Zack Snyder aplaudirán a Ben Affleck.

Leer más

Ir al contenido