En Memoria a Miguel Vicuña Navarro (1948-2022)

por Alex Ibarra

«…los cuerpos resisten hasta el final

caída, inmersión, olvido, pérdida…».

Sirvo una copa de vino y abro uno de tus libros de poesía «dicha non desdicha» ambos gestos reviven recuerdos de compartir los alimentos en una misma mesa: «mira, querido!». Supe de tu enfermedad y no fui a visitarte, la pandemia trajo muerte y aislamiento. Te tocó sufrir la misma enfermedad que le causó la muerte a mi madre, como fuiste más sabio supiste darme una palabra y brindar gestos de ternura.

Leer más

Ir al contenido