Reunido segundo Encuentro Nacional Constituyente de Valparaíso: un esfuerzo unitario que se debe replicar

Con una nutrida asistencia y objeto de ataques cibernéticos propiciados de seguro desde las esferas gubernamentales, se llevó ayer a cabo este segundo Encuentro Nacional de la Asamblea Constituyente. Esta iniciativa se suma a varias efectuadas esta semana, y en las que participamos activamente, que tienen el objetivo de levantar desde las bases, en democracia directa, una genuina Asamblea Constituyente en desafío a la Convención Constitucional que se cocina desde el poder. Todos estos espacios como el Comando Nacional por una Asamblea Constituyente, la Asamblea por al Unidad de la Izquierda —en que participamos junto a PTE, Chile Feminista y MR 18 de Octubre- deben tender a la unificación y conformarse como un frente de trabajadores que se plantee como un nuevo espacio de dirección política de los explotados.

Aquí dejamos el texto de conclusiones del reciente Encuentro Nacional:

Valparaíso da la Bienvenida al Segundo Encuentro Nacional de la

Asamblea Constituyente Ciudadana

Muy buenas tardes, hoy damos el vamos en la región de Valparaíso, en modalidad virtual, al Segundo Encuentro Nacional de la Asamblea Constituyente Ciudadana la que fue inaugurada el 28 de Agosto pasado en la ciudad de Iquique con la asistencia de ciudadanas y ciudadanos habitantes de múltiples lugares del norte, del centro y del sur del territorio.

El 28 de Agosto fue un hito histórico porque en virtud de nuestra potestad de ciudadanas y ciudadanos constituyentes originarios, ejerciendo el Derecho a la Libre Determinación de todos los Pueblos y a disponer libremente de nuestros recursos naturales, derechos establecidos en el Artículo Primero del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos vigente, declaramos nuestra voluntad de rediseñar Chile en base al pleno e irrestricto respeto de la soberanía de cada uno de los pueblos que habitan el territorio nacional, liberándonos de las tutelas estructurales que ejercen los partidos políticos y el poder económico que los mandata, y que en conjunto usurpan la soberanía popular e impiden el despegue del desarrollo del país, y el bienestar y la felicidad de todos sus habitantes.

La voluntad manifestada en el Primer Encuentro es construir una Nueva Constitución Política bajo normas establecidas libre y soberanamente, por los propios ciudadanos y ciudadanas, incluidos quienes pertenecen a las instituciones armadas, dejando en la propia Constitución los mecanismos que aseguren el ejercicio permanente de la soberanía popular y su control real y efectivo del poder y del Estado.

Desde la Región de Valparaíso manifestamos que:

1. Debemos estar muy conscientes que la tarea que estamos emprendiendo es enorme y épica, que los poderes fácticos nacionales e internacionales, pondrán toda clase de cortapisas al desarrollo de esta noble tarea. Por ello, junto con escribir nuestra Constitución, tenemos que establecer y desarrollar una línea de lucha con movilización activa permanente para así asegurarnos de que la nueva carta fundamental sea efectivamente el resultado de los aportes de todas y todos los habitantes de nuestro país. Nos estamos jugando la dignidad de Chile y nuestra lealtad con quienes lucharon y ofrendaron su vida, perdieron sus ojos y padecieron torturas durante la rebelión del 18 de octubre, y con quienes siguen encarcelados por exigir lo que nos pertenece. Ello unido a nuestra lealtad y respeto por nuestros padres ancestrales mapuche que luchan por sus derechos, y el respeto por los demás pueblos originarios. Todos ellos están y estarán siempre presentes y no los traicionaremos. Este es nuestro compromiso.

  1. La Asamblea Constituyente Ciudadana no adscribe a ningún proyecto de proceso constituyente prediseñado por algún organismo o personas en particular, somos autónomos e iremos construyendo desde el debate ciudadano y la soberanía popular, nuestro propio camino hacia la redacción ampliamente democrática de la Nueva Constitución. Asimismo, seremos inflexibles con el estricto cumplimiento de cada uno de los mandatos que emanen desde las bases ciudadanas para que las transformaciones que el pueblo anhela se conviertan en una realidad. Nada nos detendrá hasta que así sea.
  2. Finalmente, manifestamos la necesidad de impulsar desde ahora mismo, la conformación de Asambleas Constituyentes Comunales a lo largo y ancho del territorio nacional, para posibilitar el ejercicio del poder constituyente originario de todas y todos los habitantes, sin limitaciones de ninguna índole, y así ir construyendo en conjunto nuestra Nueva Constitución Política, la Constitución del Chile que queremos.

<< LA SOBERANÍA DEBE PASAR A MANOS DE SU TITULAR, LOS PUEBLOS QUE HABITAN EL TERRITORIO NACIONAL >>

Valparaíso, 17 de Septiembre de 2020

(Visited 171 times, 1 visits today)