Piñera asesino: en una fría operación terrorista, sus FFEE dan muerte a Ernesto Llaitul de la CAM

por Gustavo Burgos

Acaba de hacerse pública la información del asesinato del weichafe Ernesto Llaitul (26), militante de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) e hijo del dirigente de dicha agrupación mapuche, Héctor Llaitul. El hecho tuvo lugar en el camino que une Trenapuente con Carahue, sector Casa Piedra en el fundo Santa Ana-Tres Palos, un fundo usurpado por la Forestal Mininco. Según versiones de Carabineros sus efectivos habrían disparado contra un grupo de comuneros que ejecutaba un sabotaje contra maquinarias forestal. Sin embargo las grabaciones que se han hecho públicas a través de las redes sociales dan cuenta que Ernesto habría sido detenido y posteriormente fusilado por los efectivos policiales.

Ernesto Llaitul  era estudiante de Sociología de la Universidad de Concepción y había sido implicado en el Caso Huracán, operativo investigativo policial iniciado por Carabineros de Chile bajo el amparo de la Ley de Inteligencia durante el segundo gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, y que terminó siendo develado como un montaje. No era primera vez que Ernesto estaba bajo la mira del aparato represivo del régimen.

Por lo indicado, los hechos descritos no son el resultado del azar. El asesinato de Ernesto Llaitul es una fría operación terrorista digitada desde las más altas esferas del poder. El lugar contaba con más efectivos policiales luego que durante la jornada de ayer, el Alcalde de la Municipalidad de Carahue, Alejandro Sáez Véliz, se reuniera con el representante de la Delegación Presidencial para la macro zona sur y Carabineros, solicitando protección para una empresa constructora que opera en el lugar y que habría sido atacada.

Sólo con este antecedente debe concluirse que el aparato represivo estaba desplegado en la zona, con suficiente capacidad de fuego para ejercer control. De esto se desprende que pudieron elegir cómo, cuándo actuar y qué resultados obtener. Este asesinato es —conjuntamente— una declaración de guerra y una respuesta del Gobierno al acuerdo que sólo ayer alcanzara la Convención Constitucional, por el que ser reclamara la libertad de todos los presos políticos y el fin de la ocupación militar del Wallmapu.

El responsable político e intelectual de este acto terrorista y atentado a los DDHH es Piñera y su gobierno de criminales, quienes ya llevan años —sólo en esta administración— asesinando mapuches como parte de una política de exterminio, que se iniciara con el asesinato de Camilo Catrillanca a manos igualmente de Carabineros.

Porque el Gobierno en la Araucanía es vocero de los intereses de la ultrarreaccionaria APRA y defensor incondicional de los intereses de los grandes latifundistas y muy particularmente de las forestales. La muerte de Ernesto Llaitul en el día de hoy, se perpetró por los expuesto, para defender los intereses económicos y comerciales del grupo que encabeza Eliodoro Matte, el tercer grupo económico y multinacional de nuestro país, un grupo económico cuya empresa CMPC (La Papelera) desde hace más de 60 años es un símbolo político de la oligarquía.

Interrogada por Radio UChile la presidente dela Convención Constitucional, Elisa Loncon, junto con condenar el hecho advirtió que «si vamos a tener la represión de la policía y se va a continuar en esta lógica, no se están dando las garantías para que la discusión y el debate se instale”. En igual sentido se expidió la convencional Camila Zárate. Es indudable que el asesinato de Ernesto Llaitul, como todo acto de terrorismo de Estado, resulta incompatible no sólo con el funcionamiento de la Convención Constitucional, sino que con la subsistencia de cualquier régimen político que se pretenda mínimamente democrático. Pero esto no puede quedar en la simple constatación de la gravedad del hecho, es imprescindible pasar a la acción.

Desde las páginas de El Porteño, llamamos al conjunto del activismo que se reivindica de la clase trabajadora y de la lucha revolucionaria, a cerrar filas con nuestros hermanos mapuche en defensa de su autodeterminación como pueblo-nación. Llamamos a las organizaciones políticas que se reclaman democráticas, a la CUT y organizaciones de trabajadores, asambleas y cabildos populares a levantarse en una protesta masiva en repudio de este alevoso crimen.

No nos bastan las declaraciones, a este momento ya se se hacen mero papel, es necesario pasar a la acción e impulsar una masiva protesta nacional en demanda del juicio y castigo a Piñera, a su gobierno asesino y a sus verdugos de las FFEE desplegadas en el Wallmapu.

La Convención Constitucional debe paralizar su funcionamiento en demanda del inmediato esclarecimiento de los hechos para lo cual resulta fundamental la renuncia de Piñera y la disolución del cuerpo de carabineros, organización criminal que día a día atenta en contra de los intereses del pueblo, asesina y ampara los intereses de la oligarquía de las tres comunas.

Larga vida a Ernesto Llaitul, marichiweu!!!!

(La información de la muerte de Ernesto Llaitul, entregada por Carabineros y el Ministerio Público, resultó sr falsa e integrante de un nuevo montaje, tal como denunciamos en esta nota)

Ir al contenido