Argentina: el gobierno «progresista» de Fernández ataca campamento de pobladores en Buenos Aires

por Daniel Logotetti

La policía de Berni, Kicilof y Cristina en la aplicación de los planes de vivienda ha actuado en contra de los pobladores de Guernica, Buenos Aires de forma brutal. Denunciamos que ésta madrugada la policía bonaerense embarcó a destacados periodistas del medio Clarín para que filmaran a los revoltosos de la izquierda, a los troscos. Con la terminología que ellos utilizan para denominar a un pueblo que les resiste y que no se encolumna, como lo pretendía Perón durante sus gobiernos.

Por eso, hoy contra los pobladores de Guernica, el medio más atacado por los Kirchner estuvo en primera hora con todos sus equipos televisivos. La unidad nacional de la carta de Cristina está llevándose a la práctica.

El plan de Ministro Guzmán para bajar el dólar está dando sus frutos. Millones de dólares de las reservas del Banco Central, de la Ansés y de donde pueden seguir rascando la olla fue a parar a los bolsillos de los grandes especuladores nacionales y extranjeros.

Este capitalismo salvaje súper concentrado se sigue llenando los bolsillos a costa del Estado argentino, es decir a costa de los bolsillos de los que menos tienen. La brutal caída del salario real comparada con el dólar y el aumento descontrolado de los precios ha llevado al gobierno “progresista” de los FF Cristina y Alberto, a medidas de represión política, propia de las peores épocas de Mauricio Macri.

Este plan de los Kirchner es a costa del ajuste de los salarios, salud y educación. Lo que estamos viendo es la ejecución de este plan que vienen a imponer los acreedores externos y el FMI, con la “progresista” Kristalina Georgieva.

Hoy el gran capital festeja la decisión del presidente Fernández de poner “las cosas en su lugar” y al “soldado de Cristina Sergio Berni” al frente del campo de batalla de la lucha de clases en la Argentina de los ricos contra los pobres.

Este es un gobierno del gran capital financiero y los capitales concentrados de la burguesía argentina y los capitales extranjeros. De eso no queda duda más allá del voto popular que los favoreció hace poco, con la ilusión de que se iba a terminar con los atropellos de Macri.

Bullrich y Berni son la misma cosa, los diferencia un “relato” mentiroso. Ahora se entiende la carta de Cristina reclamándole a Alberto un acuerdo con Clarín y los grandes capitales.

La pandemia puso en crisis a todo el capitalismo, pero lo están pagando los pueblos del mundo. En Chile el levantamiento del 18/10 del 2019 puso en jaque a toda esta ofensiva del capital que tiene envergadura continental.

Hoy los jóvenes y pobladores de la toma de Guernica nos hacen recordar a la primera línea chilena, luchan por lo mismo, por tratar de evitar el despojo de las burguesías serviles al capital imperialista que impulsan Piñera y los Fernández de uno y otro lado de la cordillera.

Por eso repetimos, los hechos lo confirman son lo mismo con diferentes discursos. No hay espacio para los progresismos en América Latina. Las ilusiones en el triunfo de Evo o del Apruebo en Chile se van a convertir en odio de clases cuando lleguemos a la conclusión de lo que realmente pretenden ser.

Confluir en un gran movimiento de lucha para enfrentar la represión y el derecho a la tierra para vivir en una vivienda digna, con salarios dignos, con empleos genuinos, que necesariamente deberá pasar por dejar de pagar la deuda, dejar de financiar a los especuladores que hacen subir al dólar y aumentar la carestía, por la expropiación de los grandes pulpos económicos que esquilman a los trabajadores, por la tierra para que los que la trabajen, es decir una serie de medidas para terminar con la clase política y patronal que viene fracasando sobre las espaldas de los trabajadores.

Llamemos a plenarios de delegados de base, a asambleas en las fábricas y en los barrios, en los hospitales y facultades, en escuelas, en todos los lugares donde los trabajadores podamos luchar por todas las reivindicaciones mencionadas y en primerísimo lugar, por trabajo, educación, salud y por salarios superiores al costo de la canasta familiar.

Llamamos a pronunciarse contra las medidas represivas del gobierno a todas las organizaciones sociales que equivocadamente se encolumnaron detrás Cristina. Llamamos a levantar un congreso nacional de trabajadores de base y un gran frente unido contra la ofensiva capitalista, por una alternativa de la clase obrera y el pueblo trabajador para ponerse al frente de la crisis política.

(Tomado de Laburantes)

(Visited 57 times, 1 visits today)