Trabajadores gastronómicos del Barrio Puerto: «Estamos pasando hambre»

por El Porteño

Entrevistamos al compañero Andrés Soto, quien actúa como vicepresidente de la Agrupación que reúne en la actualidad a 108 trabajadores, entre garzones, cajeros y personal de cocina, que se desempeñaba en los restaurantes que se ubican en el cuadrante que va de Plaza Echaurren a Plaza Sotomayor. Pleno Barrio Puerto.

Estos 108 trabajadores y sus familias, desde el 19 de marzo están privados de su fuente de trabajo y están literalmente pasando hambre, muchos empresarios han arrancado y dejado su local y a los trabajadores abandonados. Tal es la situación del propio Andrés Soto quien se desempeñaba en el local «El Galeón 92». Estos 108 son los que han quedado, porque una cantidad importante, mínimo 50, eran venezolanos que por su extrema precariedad social simplemente desaparecieron y no han tenido más contacto con ellos.

La gravedad de la situación de estos trabajadores es que, debido a su generalizada informalidad laboral, se han visto privados de todo acceso a planes sociales, seguros de cesantía, ayudas municipales y hasta la posibilidad de incorporarse al Registro Social de Hogares del Ministerio dude Desarrollo Socail, cuya página para colmo, está permanente caída imposibilitando el acceso a toda forma de apoyo estatal.

En general la ayuda social ha sido miserable y sólo ha contribuido a generar divisiones y conflictos internos en el grupo. En efecto, el único apoyo oficial alcanzado provino de la Municipalidad de Valparaíso, entidad que lo primero que hizo fue excluir a los trabajadores que no residían en la ciudad, dejando solamente a 78 a los cuales luego de un mes se les dio sólo 37 cajas de alimentos (aceite, jabón líquido, lavalozas, jurel, arroz, fideos y azúcar) , lo que generó un enorme problema a la agrupación para resolver cómo distribuirlas.

Esta situación, como decíamos, proviene de la endémica informalidad y brutal explotación laboral que caracteriza al empresariado del sector gastronómico. Para que nos entendamos, la mayor parte de estos compañeros recibe un pago diario de $7000.- diarios como única remuneración, complementando estos ingresos con una cantidad que bordea los $10.000 diarios, vale decir superando levemente el sueldo mínimo. Todo esto en un entorno de extensas y a veces nocturnas jornadas, con todo el riesgo que ello importa, particularmente al personal femenino.

En este contexto, luego de observar la falta de respuesta de la Asociación Gremial del Barrio Puerto, que agrupa a empresarios, la Agrupación de Trabajadores ve la necesidad de organizarse como tales, ya sea como sindicato interempresas o comité de cesantes. Además de enfrentar la coyuntura el objetivo que se han propuesto es que a la vuelta de la cuarentena los trabajadores gastronómicos han de regresar con plenos derechos laborales. Esta situación no se puede repetir.

Actualmente sesionan en el local del Colegio de Profesores y acaban de habilitar una página de Facebook denominada «Rubro Gastronómico Barrio Puerto«. El día de mañana 22 de mayo, a las 10 AM, realizarán una acción de protesta en plena Plaza Sotomayor, escenario que los vio trabajar y ahora es el espacio de sus luchas.