El rojo amanecer ha llegado

por Catalina Cienfuegos

Es tiempo de un acuerdo nacional” declara un documento redactado por 231 personajes emblemáticos de la rancia ex concertación. Miran estos traidores el actual proceso revolucionario iniciado el 18 de octubre de 2019, y sienten miedo, así lo expresan, llaman a  la unidad para “evitar un “enfrentamiento lacerante” y el gobierno aplaude la iniciativa, celebran que surja la concertación en toda su magnitud, era justo lo que necesitaban, la unidad de la casta política para defender su modelo. Tienen miedo, le temen al pueblo que despertó, que tomó conciencia, todo un país que durante más de 4 meses se ha mantenido insurgente, un país convulsionado protestando en las calles, en todas las regiones, enfrentando toda la represión de las fuerzas armadas, todas las calles y murallas gritan: fin al gobierno de Piñera, fin al sistema capitalista, fin al patriarcado, a la injusticia, porque su sistema, impuesto a sangre en la más feroz dictadura, no dio respuesta  a las necesidades básicas de la sociedad, explota y discrimina, segrega a clase trabajadora y a los más vulnerables. 

Pero veamos quienes son estos personajes que llaman a la unidad para evitar un enfrentamiento lacerante y prometen un país nuevo, más justo, con mejor distribución de los ingresos. Son nada menos que políticos del nivel de José Miguel Insulza, Gutenberg Martinez, Mariana Aylwin, Pepe Auth, Clemente Perez, y varios más que con solo leer sus nombres nos recuerda lo peor de la política de estas últimas décadas.

Lo que vive Chile hoy día nos recuerda el proceso de  la traición, perdón, quise decir transición, que se iniciaba el año 1988 y que se coronó con el plebiscito del 5 de octubre de ese mismo año, donde había que elegir SI, seguir con el tirano como gobernante, o, NO y la “Alegría ya viene”. Todos y todas sabemos bien lo que pasó, en que se transformó esa alegría; nunca dijeron que la alegría sería solo para unos pocos, para ellos solamente. 

Un poco de memoria por favor, la historia siempre es muy necesaria para entender el presente y evitar cometer los mismos errores. Recordemos: por qué el tirano innombrable estuvo dispuesto entregar el poder..?, es que se dio cuenta que era malo asesinar a las personas y que la democracia era lo necesario…? estaba realmente dispuesto a entregar su obra, su nuevo sistema económico (el neoliberalismo) y político (la constitución de 1980) para que otras generaciones pudieran cambiarlo…? Eso pensaba el genocida…?. Claro que no. Estos mismos personajes que hoy nos llaman a un acuerdo nacional y que desde el congreso firmaron el “Acuerdo por la paz”, para que el agonizante gobierno de Piñera pueda seguir en pie, esto mismos personajes, sus conglomerados políticos, pactaron con el dictador, le dieron garantías de impunidad para todos sus crímenes, y garantías para que su modelo económico que amparaba el saqueo de Chile, se mantenga incólume. Ahí estuvo José Miguel Insulza, protegiendo al tirano para que no sea enjuiciado, ahí estuvo Mariana Aylwin construyendo una educación de mercado, ahí estuvo Clemente Perez como presidente del Banco Estado, y así se acomodaron, sin cambiar nada. Se hicieron del gobierno y manejaron juntos, derecha e izquierda, el país por 30 años. La alegría que prometieron solo les llegó a ellos, la casta política y empresarios, la oligarquía.

Hoy, 30 años después, un pueblo ya cansado de abusos, de injusticias y desigualdades, de privilegios para unos pocos y hambre y miseria para la gran mayoría, se levanta decidido a derribar el sistema capitalista neoliberal, eso incluye derribar el gobierno y todos los que los han defendido, en este estado de estallido social, estos mismo personajes funestos, vendidos, traicioneros, nos invitan a un circo similar, nos invitan a la “paz”. Todo chile ha despertado, menos ellos. No se han dado cuenta que el origen  del estallido social, como les gusta llamarlo, es la rabia acumulada por generaciones, abuelos, padres, madres y niños, juventud, todos somos víctimas del sistema , fomentado y fortalecido por gobiernos “democráticos” , y tienen la cara dura, nos invitan gobierno y la supuesta oposición a un nuevo plebiscito, cuento ya conocido, un plebiscito que nos hace soñar que Chile va a cambiar, pero imponen un quorum de 2/3 para que se apruebe cualquier  propuesta de cambio o de incorporación nuevos temas, amarrado también con el artículo 135 de la propuesta de reforma constitucional que habla sobre las “Disposiciones generales” , indicando aquí que se deberá respetar entre otros , los tratados internacionales  ratificados por Chile y que se encuentren vigentes. Es decir, la clase política ya marcó los márgenes sobre los que se podrá intervenir, una camisa de fuerza,  un nuevo fraude, un cuento ya utilizado para adormecer el movimiento social, no es muy difícil analizar y entender lo que persiguen estos traidores, vendidos y cobardes, conocemos bien sus intereses que están muy lejos del bienestar de la sociedad, conocemos bien como han entregado el país a las grandes empresas y a las internacionales, como se han lucrado. Es posible volver a confiar en ellos? Este “Acuerdo por la paz”, este llamado a la unidad y acuerdo nacional, este tongo del 26 de abril lo han conjeturado para mantener el orden, mantener al régimen capitalista más radical del mundo, en donde solo se favorece a los poderosos empresarios, la putrefacta casta de políticos que solo hace leyes para ahogar y oprimir a todo el país por décadas, ellos serán los únicos ganadores, si nosotros lo permitimos. Nosotros y nosotras, la clase trabajadora, estudiantes, jubilados, pobladores, si no nos unimos y organizamos de una vez, volveremos a recorrer el mismo camino. Nos costó 30 años despertar, no podemos entregar nuevamente el futuro de Chile  a estos sin vergüenzas.

Dicen estos politiqueros, “ya hay demasiado odio y desconfianza, es hora de ponerles fin y evitar un lacerante enfrentamiento”, y que han dicho frente a todas las muertes de estos 4 meses?, sobre las más de 400 personas que han perdido sus ojos?, que han dicho de los atropellos a los Derechos Humanos…? guardan silencio los traidores; este odio y desconfianza lo han sembrado ellos mismos, tuvieron 30 años para cambiar la herencia de la dictadura, terminar con las AFP, mejorar la salud y al educación, por recuperar el cobre, el litio , el agua, pero solo profundizaron aún más el modelo, privatizaron todo, carreteras, puertos y aeropuertos, medios de transporte, derechos sociales, todo, y ahora piden una cuerdo nacional. NO. Ahora tienen que irse, que se vayan todos, gobierno y la supuesta oposición. Nosotros, los desplazados y desplazadas, los segregados, quienes movemos este país, somos los que debemos tomar el futuro en nuestras manos, nosotros y nosotras somos los que debemos trazar el camino a seguir y gobernar. De la unión de todos los grupos que queremos un país diferente, una sociedad de justicia e igualdad, de libertad, de nosotros y nosotras es este país, nos pertenece, no dejemos nuevamente en manos de los delincuentes nuestras vidas y la de nuestros descendientes.

El 26 de abril hay que ir a votar, votar APRUEBO para dejar en claro el derrocamiento de la constitución de la dictadura, pero acto seguido, debemos convocarnos a trazar el proceso de la toma del poder, esto significa en concreto hoy un plan de lucha para echar abajo a Piñera, fortalecer las Asambleas Populares, a la Primera Línea y continuar movilizados. Sin lo hacemos los ladrones de siempre nos robarán lo que hemos ganado en la lucha.