Denunciamos: Carabineros observaron indolentes la agresión a la marcha por Macarena Valdés

por El Porteño

El día de hoy en pleno centro de Valparaíso las FFEE de Carabineros, normalmente dispuestas a apalear y gasear manifestantes, sin importar edad ni condición, observaron impasibles como un sospechoso grupo de encapuchados atacó a los manifestantes que participaban de la marcha por Macarena Valdés.

La marcha se venía realizando normalmente en el trazado autorizado desde la Plaza Sotomayor en dirección al centro de la ciudad. Sin embargo, un grupo de algo más de 15 encapuchados se encargaron de vulnerar el espacio de la marcha amenazando a hermanos mapuches que participaban, golpeando a un fotógrafo y a un compañero animalista. La agresión culminó con el ataque al compañero Cristóbal Sepúlveda vocero de la Coordinadora Zonas de Sacrificio e integrante del equipo editorial de El Porteño.

Cristóbal fue agredido precisamente por tratar de defender la manifestación del grupo de provocadores, que además de golpearlo -le fracturaron la nariz- lo amenazaron gritándole que «estaba pedido», utilizando la misma expresión que en otros momentos había sido proferida por personal policial. El compañero, posteriormente, fue acompañado hasta el SAPU de Colón, como se observa en la imagen que acompaña a esta nota con la finalidad de recibir atención médica.

Debemos recordar que el compañero Sepúlveda viene siendo hostigado y acosado por Carabineros desde el año pasado, llegando incluso a ser detenido preventivamente. En mayo un policía aprehensor le ofreció su arma de servicio para que se suicide.

Rechazamos enérgicamente estas acciones de provocación cuyo signo inequívocamente tiene un carácter reprresivo. No nos sumamos a la campaña de la Derecha contra los manifestantes que se enmascaran para protegerse de la represión policial. Hacemos presente que el grupo se dedicó en todo momento a intimidar a los manifestantes y a agredir una manifestación pacífica que reivindica precisamente la memoria de Macarena Valdés, cuyo asesinato hasta hoy y después de años sigue impune.

Responsabilizamos a las autoridades de Gobierno por su responsabilidad política ante la represión de que fue objeto esta marcha. Advertimos expresamente que las agresiones y amenazas proferidas en contra de los compañeros manifestantes, ofenden nuestros derechos democráticos y resultan funcionales a la política represiva del Gobierno patronal y proimperialista de Piñera.

Estas acciones lejos de amedrentar al activo militante porteño, se nos presentan como una razón más para redoblar nuestros esfuerzos por movilizarnos y combatir a un Gobierno que a cada paso que da se presenta como un enemigo de los trabajadores y del conjunto de la nación oprimida, como un sirviente de los intereses del gran capital financiero, los grupos económicos y las transnacionales.

Por estas razones y contra toda forma de represión patronal, defenderemos a nuestros compañeros -a Cristóbal Sepúlveda y a todos los agredidos- buscando la unidad para la lucha en todo momento.

Sólo el pueblo defiende al pueblo; el próximo 5 de septiembre, todos a la Primera Jornada de Protesta Nacional.