Archivo de la etiqueta: Plaza de la Dignidad

¡Viva la Primera Línea!: en marzo a profundizar el levantamiento para acabar con el régimen

por El Porteño

Con el apoyo de dos senadores del PS (Insulza y Quinteros) uno del PPD (Harboe) y tres DC (Goic, Pizarro y Rincón) el Intendente de la Región Metropolitana -Felipe Guevara- salvó de ser condenado constitucionalmente por infringir sus deberes. El acto visto de forma aislada podría resultar irrelevante, es una más de las impotencias de la oposición burguesa a Piñera, sin embargo es expresivo de algo más profundo que se urde en las profundidades del régimen: la unidad nacional para salvar al Gobierno. Como se ha repetido en múltiples oportunidades por parte de los propios piñeristas: «este año nos salvamos todos o nos hundimos todos». Es el regreso, aún tímido, del llamado «partido del orden».

Seguir leyendo ¡Viva la Primera Línea!: en marzo a profundizar el levantamiento para acabar con el régimen

Plaza de la Dignidad: una crónica de la Zona Cero

por Ivonne Toro Agurto

El sonido metálico no cesa: un grupo de muchachos realiza la percusión en una cadencia de cuatro cuartos (tá – tá – tátá – tá) golpeando con sus manos, piedras, pedazos de concreto, de adoquines o de madera, sobre unas planchas de zinc que enmarcan el foso gigante de la construcción paralizada en la intersección de Arturo Burhle con Vicuña Mackenna, en Providencia. Transcurre casi una hora y los improvisados tambores de guerra -con un pulso similar a Every Breath You Take de The Police– se mantienen en el mismo tiempo hasta que, de pronto, se apresura a dos cuartos: tátá – tátá.

Seguir leyendo Plaza de la Dignidad: una crónica de la Zona Cero

Chile: El pulso por el futuro

por Raúl Zibechi

“Volvimos a ser pueblo”: un sencillo cartel pintado sobre papel, colocado por una comunidad de vecinos sobre la avenida Grecia, es un grito de protesta contra el neoliberalismo que convirtió a las gentes en apenas consumidoras. Pero también conforma todo un programa político y una ética de vida, en apenas cuatro palabras.

Seguir leyendo Chile: El pulso por el futuro