Archivo de la etiqueta: Paro

Argentina, millones de trabajadores y un solo grito: “¡Macri no va más!”

Roberto Sáenz //

“Las personas que tenían ocasión de tratar de cerca al monarca recordaron más de una vez, después de la revolución, que en los momentos más trágicos de su reinado, al sobrevenir la rendición de Puerto Arturo y la pérdida de la escuadra en Zusima, como diez años después, durante la retirada de las tropas rusas en Galicia, y dos años más tarde, en los días que precedieron a la abdicación, cuando todos los que rodeaban al zar estaban abatidos, abrumados y estremecidos, sólo él daba muestras de sangre fría. Se informaba, como de costumbre, del número de verstas recorridas en sus viajes a lo largo de Rusia; recordaba episodios de sus cacerías y anécdotas sacadas de las entrevistas oficiales y, mientras retumbaba el trueno y ya centelleaba el rayo sobre su cabeza, aquel hombre seguía interesándose por las barreduras de su vida cotidiana. ‘¿Qué es esto? -se preguntaba uno de los generales de su intimidad- ¿Una entereza inmensa, casi inverosímil, conseguida a fuerza de disciplina? ¿Fe en la determinación divina de los acontecimientos? ¿O, simplemente, falta de discernimiento?” (León Trotsky, Historia de la Revolución Rusa, capitulo IV, “El zar y la zarina”).

El paro general de ayer martes 25 fue histórico. No se realizó por ninguna reivindicación parcial sino, lisa y llanamente, en repudio al gobierno de Macri. Fue, en ese sentido, un paro general político. Esto fue así aun si la burocracia sindical se esforzó por evitar que adquiriera un carácter activo generalizado. Seguir leyendo Argentina, millones de trabajadores y un solo grito: “¡Macri no va más!”

Argentina: este 25 de septiembre Paro Activo contra Macri y el FMI

por Trabajadores en Lucha (Mendoza-Argentina)

Ante la convocatoria de la CGT de un paro general de 24 horas el próximo 25 de setiembre y el paro con movilización llamado por la dos CTA para el día 24, desde Trabajadores en Lucha planteamos:

El programa de ajuste salvaje que lleva adelante el gobierno hambreador y corrupto de Macri significa una brutal caída del salario real para la clase trabajadora. En acuerdo con el FMI, quieren hacernos pagar la crisis que ellos mismos han generado. La dependencia –que ningún gobierno burgués quiso nunca quebrar– se agrava con la presión de la deuda externa, que ha sido pagada sin cuestionamientos con la sangre del pueblo trabajador por todos los gobiernos constitucionales, sin por ello haber solucionado nada. Seguir leyendo Argentina: este 25 de septiembre Paro Activo contra Macri y el FMI

Es hora que Construyamos una Fuerza de Trabajadores, nuestra propia representación político social

por Patricio Guzmán//

La casta política, y la élite empresarial están profundamente desprestigiadas. Las instituciones están deslegitimadas, eso es lo que explica los ejercicios desde el gobierno de pirotecnia constitucional no convocante, el “proceso constituyente”, al tiempo que se asegura que no habría una Asamblea Constituyente, pero también explica el fracaso que cosechó con muy baja participación ciudadana. El 40% de abstención electoral y las dificultades de los grandes aparatos políticos – a lo que no les faltan los recursos – para cumplir con la ley de refichaje que ellos mismos aprobaron en el congreso nos hablan de una desafección profunda de la gente. Seguir leyendo Es hora que Construyamos una Fuerza de Trabajadores, nuestra propia representación político social

Paro nacional de la CONFUSAM de 48 horas el 25 y 26 de abril

Por Osvaldo Costa

El domingo 9 de abril la Confederación Nacional de la Salud Municipal convoco a un paro de 48 horas el 25 y 26 de abril.

Al asumir la actual ministra de salud Carmen Castillo firmo un protocolo con la CONFUSAM, el cual trataba diversas materias, algunas de las cuales han avanzado, el incentivo al retiro, aprobado el 2016 y la posibilidad de personal administrativo a pasar a la condición de Técnico de nivel superior. Sin embargo aún quedan temas relevantes que permanecen pendientes, entre ellos el problema de la salud rural donde los funcionarios a cargo deben permanecer atendiendo 24 horas diarias y los 7 días de la semana. También está el problema de seguridad de los funcionarios que atienden las unidades de urgencia municipal, que no tienen las condiciones de resguardo y seguridad, ni los beneficios que tiene el personal de urgencia hospitalario. Pero el problema central que motiva el paro es el tema del financiamiento municipal.

El ministerio de salud reconoció el año 2015 que el per cápita, el valor basal con el que se financia la atención primaria municipal, debía estar en $6.050, y hoy se funciona con un presupuesto en el que el valor del per cápita está apenas en $5.274 pesos.

La CONFUSAM ha intentado en múltiples ocasiones el conversar estos temas con el ministerio sin embargo no han tenido respuesta. No se ha podido realizar una entrevista con la Ministra de salud ni con la subsecretaria de salud, de modo que se ha forzado la manifestación de fuerza.

Según Esteban Maturana presidente de la CONFUSAM “nosotros llamamos a paro nacional a todo lo que es consultorios, CESFAM, postas y estaciones médicas rurales, CECOF (…) los servicios de atención de urgencia nosotros no los tocamos (…) porque por supuesto que tenemos clara la importancia de mantener funcionando los servicios de urgencia.

Además se realizaran turnos éticos en los consultorios “porque para nosotros es una condición ineludible, es una exigencia que nos hacemos nosotros mismos que nuestros paros no son contra la gente”.

Posteriormente al anuncio la subsecretaria general de gobierno Paula Narváez “esperemos que siempre sea el diálogo lo que prime, la posibilidad de ponerse de acuerdo y en la mesa conversar cuáles son las situaciones y las demandas que están planteando los funcionarios de la salud”. “Esperemos que esa conversación permita llegar a acuerdos para evitar un paro, que siempre lo que termina haciendo es perjudicando a los usuarios del sistema”, puntualizó.

Lo que está claro es que la movilización de la atención primaria de salud es el único camino de los trabajadores para conseguir solucionar los problemas del sector, y es tarea de todos los trabajadores es solidarizar con sus luchas.

Editorial: De la gran marcha al paro nacional

Marchamos en la convicción de que si somos capaces de convocar al conjunto de los trabajadores, el sistema de robo organizado de las AFP está muerto. Si nos movilizamos hasta vencer, habremos garantizado no sólo el fin de la subvención de los trabajadores a la banca, sino que habremos asegurado la construcción de un verdadero sistema previsional de reparto, basado en la solidaridad y que garantice pensiones dignas, que cubran a todos los jubilados sus necesidades básicas.

Los medios de comunicación, el Gobierno y los partidos del régimen, se han cansado de difundir la especie de que el sistema de reparto está quebrado en todo el mundo y que lo único que se puede hacer es perfeccionar el Mercedes Benz de José Piñera.

Está claro que la burguesía no puede dar respuesta a los reclamos de los trabajadores y que será necesario luchar unidos para quebrar la mano a la patronal. El término de la huelga de los mineros de La Escondida, el pasado jueves 23 sin ningún resultado, habla a las claras de que no alcanza con movimientos parciales. Se hace necesario dar cuerpo a un movimiento de alcance nacional, con ocupación de lugares de trabajo y estudio -un verdadero Paro Nacional Indefinido- para quebrar el espinazo al capital monopólico financiero que se atrinchera en las AFP, para seguir lucrando con la miseria de los trabajadores.

Hoy día, en las calles demostraremos nuestra voluntad de lucha fortaleciendo nuestra propia organización. La Coordinadora Nacional de Trabajadores No + AFP demuestra en los hechos que es la organización de los trabajadores de Chile y que ha pasado a ocupar el lugar que la corrupta burocracia de la CUT ha abandonado, como cabeza de los trabajadores. Es este el camino que debemos seguir, el de la movilización y organización unitaria.

Nada puede dividir a los trabajadores, porque son nuestros reclamos los que nos unen y es nuestra lucha la que exige en estos momentos la más amplia convocatoria para vencer. Es necesario estar alertas e impedir que la campaña electoral nos divida. No hacemos culto del apoliticismo, porque los trabajadores estamos obligados a dar una lucha política por el poder. De lo que se trata es que toda intervención electoral, que realmente pretenda servir los intereses de la mayoría explotada, debe ponerse al servicio de la movilización y no al revés, que las movilizaciones actúen como trampolín para los candidatos. La intervención electoral debe ayudar a los trabajadores a superar sus ilusiones en la democracia burguesa y afirmar su confianza en su propia fuerza como clase. La derrota de 1973, esa sangrienta lección, nos enseña día a día que toda política electoral debe ayudar al proceso revolucionario desnudando el carácter de clase –patronal- del régimen.

Debemos seguir adelante. La marcha del 26 de marzo, convocada como la más grande marcha de la historia, será el primer paso en el despliegue callejero de una lucha que va subiendo escalones y se yergue como una movilización en contra del capital. La crisis económica mundial empuja al Gobierno, a la banca y al gran empresariado a declarar la guerra a los trabajadores. La reforma laboral de Bachelet, más allá de algunos ajustes cosméticos, lo que se propuso fue debilitar más a los sindicatos e impedir el avance a formas superiores de negociación por rama de producción.

Nada podemos esperar de la justicia, parlamento e institucionalidad patronal. Sólo la movilización amplia, unitaria y de inflexible compromiso con los intereses de la mayoría explotada, abrirá el camino a la consecución de nuestros reclamos. En esa lucha estamos comprometidos como El Porteño. No alcanza con definirse “antineoliberales”, de lo que se trata es de acabar con el capitalismo, de lo que se trata es poner al centro del debate en la izquierda el problema del poder y el socialismo.

Si luchamos contra las AFP es porque estamos convencidos que los trabajadores podemos resolver el problema previsional, instaurando un sistema de reparto solidario, bajo control de los trabajadores. Este objetivo inmediato viabilizará otra tarea democrática elemental, la nacionalización de la banca, como una cuestión básica de soberanía económica y liberación nacional.

Derribar el muro neoliberal, que es la forma concreta y única del capitalismo semicolonial chileno, es una tarea que comienza hoy y que se abre espacio junto a los centenares de miles, los millones que saldremos a las calles este 26 de marzo. Desde aquí caminaremos al Paro Nacional.

EP