Carabineros tortura a manifestante en la Intendencia de Valparaíso

por El Porteño

El compañero Renato Miño nos hizo llegar este comunicado, que por su crudeza hemos decidido darlo a conocer sin ningún tipo de edición, para que cada uno de nuestros lectores pueda percibir de forma directa las atrocidades que perpetra como autor político e intelectual la máxima autoridad regional, el Intendente Jorge Martínez. En el mismo se relata la detención y tortura a que fue sometido el manifestante Raúl Escobar, quien participaba en la protesta por la mutilación de Matías Orellana. Sí leyeron bien: torturan al que protesta por la mutilación ocular de otro compañero. Esto es el terror piñerista.

Que Martínez haya sido desde su juventud un obsecuente servidor de la Dictadura de Pinochet y que desde las letrinas de esa Dictadura haya emergido este personaje, en nada ensombrece que es Piñera el responsable final de sus actuaciones. No es necesario especular para concluir que es precisamente la obsecuencia de Martínez para con la autoridad y su proverbial brutalidad, las características que lo llevaron a ser Intendente Regional.

Lo que ocurre en estos momentos en Valparaíso -una muestra de lo que ocurre en todo el país- es la expresión extrema de un Gobierno en descomposición que encuentra en el terrorismo de Estado el único sostener para mantenerse en pie.

Sin embargo, las responsabilidades políticas no se acaban aquí. Estos gravísimos atentados a los DDHH son también consecuencia de el espaldarazo político que ha revisado Piñera que ha sido ungido como conductor del proceso constituyente. En este sentido, puede afirmarse que Piñera-Martínez ordenan torturar porque se sienten legitimados por el Acuerdo por La Paz cuyo punto Nº1 era el restablecimiento del orden público.

En efecto, aunque la oposición insista con una acusación constitucional en contra del Intendente Guevara, es la política de desmovilización que se ha impulsado desde esta oposición parlamentaria (Nueva Mayoría + el Frente Amplio) la que ha posibilitado la comisión de estos crímenes. De esta forma, mientras la oposición parlamentaria asume como único objetivo la preparación del Plebiscito del 26 de abril, dejan las manos libres para que Piñera -a estas alturas un muerto viviente- siga haciendo el trabajo sucio.

Por estas razones responsabilizamos a Martínez y a Piñera de estas torturas, pero tal responsabilidad alcanza también a los que transigieron con el Gobierno, a los que impidieron su caída a pretexto de cuidar la democracia, a todos aquellos que buscaron y buscan -desde la oposición patronal- reconducir el movimiento, sacarlo de las calles y llevarlo a la vía muerta de la institucionalidad burguesa. Los responsabilizamos porque el precio de este acuerdo es precisamente la sangre de los trabajadores y la impunidad de los represores.

Aquí el texto e imágenes de Renato Miño:

Ayer jueves 2 de enero los pacos detuvieron a mi amigo Raúl Escobar @elrescobar. Durante la manifestación frente a la intendencia de Valparaíso en apoyo a Matías Orellana, el profe que perdió un ojo por el impacto de una lacrimógena. Raúl se encontraba grabando la manifestación y un paco culiao sin ninguna provocación le bota el teléfono al suelo, al querer recogerlo se le tiran los demás pacos encima, lo golpean y lo detienen violentamente. Esto ni cerca es lo peor que sucedió, luego de meterlo dentro de la intendencia fue torturado, golpeado en el suelo, los pacos le caminaron por encima, lo amenazaron, les dijeron a él y los otros dos que tomaron detenidos por intentar defenderlo que les sacarían los ojos y luego le sacaron la conchetumare, después de llevarlo a la comisaría estuvo esposado en el estacionamiento mientras seguían las vejaciones, los pacos se negaron a decir que estaba detenido durante horas, hasta que la magistrado en persona llamó preguntando por él con nombre y apellido y tuvieron que reconocer que estaba ahí, sino quizás hasta ahora no sabríamos dónde de su paradero. Pasó la noche en la comisaría y hoy tuvimos que verlo esposado defendiéndose ante un juez, siendo que él es la única víctima, víctima del estado, de los pacos culiaos desquiciaos y de Jorge Martínez, el intendente que prestó su casa para que se torturara impunemente. He visto videos parecidos a este durante años, pero nunca me dolió tanto como ver a un wn que quiero como un hermano, me duele seguir viéndolo y me duele compartirlo, pero con Raúl estamos de acuerdo en que lo ocurrido debe conocerse. Gracias a todos los que han ayudado a difundir y ofrecido ayuda para Raúl, está tranquilo y contenido por nuestro piño, lleno de rabia igual que todos y dispuesto a dar la batalla hasta el final con tal de que caigan todxs lxs culpables. Aprovechen esta publicación para eliminarme al toque todxs los que siquiera respeten a los pacos reculiaos, no puedo ser amigo ni conocido de ustedes. @ Intendencia de Valparaíso– 

Aquí las imágenes de la detención de Raúl Escobar por personal de FFEE enmascarado y sin identificación: