Asamblea de Laguna Verde reivindica Asamblea Constituyente fundada en asambleas de base

Declaración Pública Número 2 del Cabildo Abierto Autoconvocado Laguna Verde a la Ciudadanía Chilena

Desde hace dos meses el pueblo chileno está viviendo un momento histórico, en un movimiento social masivo, que representa nuestras legítimas demandas por una educación gratuita de calidad, por un sistema de salud público, por el fin de las AFP e implementaciónde un sistema solidario de pensiones que nos permitan una vida digna en la vejez, entre muchas otras. Es pertinente decir que toda la efervescencia social que se ha desatado en esos meses, es consecuencia de 46 años de abuso, injusticia e impunidad, que incluye la dictadura, los gobiernos de la concertación, de la derecha y de la nueva mayoría que no cambiaron las bases del sistema neoliberal. La lucha social que dimos en dictadura bajo la consigna «pan, trabajo, justicia y libertad», hoy resurge en la consciencia del pueblo movilizado exigiendo dignidad.

La respuesta al movimiento actual desde el Estado y específicamente desde el gobierno de Sebastián Piñera ha sido una represión indiscriminada, de guerra contra el pueblo, con violación sistemática de los DDHH: según consta en los informes de Amnistía Internacional, Human Rights Watch, la Comisión Interamericana de DDHH y Naciones Unidas.

Según el informe de la Fiscalía Nacional de Chile, desde el 18 de octubre, al 30 de noviembre, la cifra de personas que pasaron por audiencia de control y detención fue de 30.102 personas. De ellas, 20.217 fueron formalizadas, y 1.957 han quedado en prisión preventiva.

El informe de Naciones Unidas documenta 113 casos específicos de tortura y malos tratos, 24 casos de violencia sexual contra mujeres, hombres, niños y niñas y adolescentes, por

Carabineros y militares. Además enumera 26 muertes que involucran a agentes del Estado. El informe cita la cifra del Ministerio de Justicia de 4.903 personas heridas, hasta el 10 de diciembre, entre ellas 350 con heridas oculares, y 2 con perdida total de la visión

Desde nuestro Cabildo Abierto de Laguna Verde solidarizamos con quienes han sido victimas directas de la represión y de crímenes de lesa humanidad y les ofrecemos nuestro apoyo a ellas y sus familias.

Condenamos enérgicamente el ataque contra la Libertad de Expresión, que actualmente el Gobierno de Sebastián Piñera, por medio del Intendente de la Región Metropolitana, a través del Poder Judicial está llevando a cabo en contra del joven activista Dauno Tótoro, con una querella por supuesta «incitación a la sublevación», en circunstancias que este joven pronunció lo mismo que millones de manifestantes antes y después: que «renuncie Piñera» y se abra el camino a una nueva Constitución por medio de una Asamblea Constituyente Autónoma y Soberana. El gobierno está aplicando contra él la Ley de Seguridad Interior del Estado (ley 12927, usada múltiples veces en la represión del pueblo Mapuche), restringiendo de esta manera la Libertad de Expresión que está consagrada tanto en la Declaración Universal de Derechos Humanos como en la misma Constitución de 1980, que en su artículo 19, número 12 «asegura a todas las personas […] la libertad de emitir opinión y la de informar, sin censura previa y por cualquier medio”. Consideramos que la libertad de opinar y de dar y recibir información, es fundamental para el ejercicio de la Democracia.

Apoyamos al ex-militar David Veloso, cuya valiente negación a ser usado para reprimir las protestas, nos parece un gran ejemplo de las virtudes cívicas que quisiéramos ver en el nuevo Chile que estamos construyendo: pensamiento crítico, capacidad de seguir la voz de su conciencia, solidaridad con sus hermanas y hermanos del pueblo.

Exigimos la libertad de todas y todos los presos políticos, retiro de la querella contra Dauno Tótoro, y juicio y castigo de los culpables de los diversos crímenes de lesa humanidad a los que hemos sido sometidos, y reparación a las víctimas.

Llamamos a seguir con las movilizaciones, asambleas y cabildos autoconvocados y abiertos, hasta lograr los objetivos de

* nueva Constitución a través de una Asamblea Constituyente Autónoma y Soberana, cuyos integrantes sean elegidas/os desde los Cabildos y Asambleas populares, y

* cumplimiento de las demandas sociales.

Enfatizamos nuestro compromiso con la no-violencia activa, contra la lógica militarista que el estado represor nos trata de imponer.

¡Chile despertó!

¡Por el «derecho de vivir en paz»!

¡Hasta que la dignidad se vuelva costumbre!

Laguna Verde (Valparaiso, V Región), 22 de Diciembre 2019.