Repudiamos la criminalización de la Garra Blanca por parte del Canal 13

Con estupor vimos como en el noticiero de Canal 13, el día jueves 28 de noviembre, se emitió un reportaje en que se nos criminalizó a base de supuestos, condicionantes y, derechamente, mentiras.

Como Antifascistas de la Garra Blanca queremos dejar en claro, antes que todo, que este es un nuevo intento de la prensa burguesa para deslegitimar un movimiento social que, aunque no les guste, despertó para no dormirse más.

En el reportaje se nos asoció al tráfico de drogas, acusación sin prueba alguna y que desmentimos tajantemente. Como antifascistas condenamos a quienes se enriquecen en desmedro del pueblo incentivando, de esta manera además, la indiferencia de la gente con respecto de la realidad del país, situación que, afortunadamente, ha cambiado en las últimas semanas.

También se nos acusó de convocar, el viernes 18 de octubre, a la gente en Metro Pedrero para quemar dicha estación. Esto es absolutamente falso. Como organización convocamos aquel día a manifestarnos en las inmediaciones de Pedrero, es cierto, pero JAMÁS a quemar sus instalaciones. Por lo demás el derecho a manifestarse está garantizado en este país, ningún delito hemos cometido.

Queremos aclarar también algo básico pero que periodistas y autoridades parecen no entender: que alguien ocupe la camiseta de Colo-Colo no significa necesariamente que sea de nuestro colectivo, recordemos que Colo-Colo es el club más popular de Chile y, por ende, colocolinos hay por todas partes ¿se los explicamos con manzanas, señores periodistas?

Punto aparte es la calidad del reportaje. Cuesta creer que profesionales de la comunicación hagan un trabajo tan banal, montaje a todas luces, en donde se arma una hipótesis a base de comentarios en redes sociales. Queremos dejar en claro que jamás un periodista del mencionado medio se contactó con nosotros para tenernos como fuente, curioso por decir lo menos, tomando en cuenta que éramos el foco del reportaje.

No hubo contrastación de fuentes, no hubo documentación, ni comprobación alguna de las afirmaciones emitidas. Claramente este fue un trabajo orientado en su totalidad a criminalizar un colectivo que se ha destacado por su trabajo serio no solo dentro de las canchas, sino también en las calles, en los barrios, en las poblaciones.

Les molesta que gente humilde, colocolina, se organice para autoeducarse, generar conciencia y realizar un trabajo activo con las clases más populares del país.

Lo diremos una y otra vez: no lograrán amedrentarnos, los Antifascistas de la Garra Blanca seguiremos trabajando ahí donde ustedes son incapaces de llegar, donde está la gente pobre, aquella a la que tanto temen.

Jamás le hemos comprado a periodistas basuras al servicio de los poderosos. El canal de Luksic miente, como lo hacen todos los grandes medios de este país.

Antifascistas de la Garra Banca… no paramos señores.»