Piñera debe renunciar ahora, no más represión

de Socialismo Revolucionario (CIT)

La explosión social que estamos viendo hoy era algo inevitable, esto representa la acumulación de demasiados años de abusos, como por ejemplo los salarios miserables que ganan la mayoría de los trabajadores chilenos, en uno de los países más caros del mundo.

Educación privada y cara, con jóvenes endeudados de por vida, con una salud pública que han destruido, para hacer negocios con las clínicas privadas, con las AFP robándonos por décadas, para finalmente entregar pensiones miserables, los demás empresarios robándonos con las cuentas de la luz, el agua, el gas, el tag, con la colusión de los precios en las farmacias, los supermercados y un largo etcétera, en algún momento esto tenía que reventar.

La gran codicia de los empresarios y capitalistas finalmente termino rompiendo con la paciencia de la gente, de los jóvenes, del pueblo que ya se aburrió de tanto abuso y de tener que aceptar las miserables condiciones de vida en que nos tienen sumidos desde la dictadura hasta nuestros días.

La rebelión y la desobediencia civil es un derecho que tienen los pueblos cuando están siendo abusados y reprimidos en forma permanente por quienes controlan el Estado.

Los trabajadores tienen que tomar el control.

La respuesta de los trabajadores y sus organizaciones sindicales ahora debe ser contundente y tienen el deber de ponerse a la cabeza de este movimiento sino queremos ver una nueva masacre de los sectores populares. Las luchas espontaneas no bastan para dar conducción y producir los cambios que necesitamos.

Lo que ya han planteado algunas organizaciones sindicales, como los profesores y los portuarios es central, necesitamos la unidad de todos los sectores que hoy están luchando, trabajadores, estudiantes, pobladores y organizaciones sociales, para organizar un llamado a una Huelga General donde participen todos los sectores del pueblo.

Es fundamental crear comités de lucha democráticos y de autodefensa en todos los sectores populares, para proteger nuestros barrios, a nuestros vecinos, está claro que los carabineros no son confiables para realizar esta tarea.

Es fundamental exigir que se ponga inmediatamente fin al Estado de Emergencia y que los militares vuelvan a sus cuarteles, de donde jamás deberían haber salido, la represión claramente no solucionara nada, como ya ha quedado demostrado. Hacemos un llamado a los soldados a no disparar contra sus hermanos de clase, les recordamos que ustedes también son hijos de trabajadoras y trabajadores de este país y pueden ser sus propios familiares los que terminen asesinados por las balas que ustedes están siendo obligados a disparar.

Debemos exigir la inmediata renuncia de Piñera y su gobierno, por ineptos e incapaces para resolver los problemas concretos que tiene la gente, que como única respuesta hasta ahora solo ha ordenado más represión. Junto con la renuncia de este gobierno inútil, se debe poner fin a la Constitución de la dictadura y exigir una Asamblea Constituyente revolucionaria y popular donde los derechos de los trabajadores realmente sean tomados en cuenta.

Necesitamos apuntar a levantar un gobierno encabezado por los trabajadores, los empresarios no sirven para gobernar nuestros países, como quedó demostrado con el gobierno de los empresarios encabezado por Sebastián Piñera.

El capitalismo es incapaz de solucionar ninguno de los problemas que tiene la clase trabajadora, la única alternativa que tenemos es construir una sociedad socialista democrática para contraponer a este sistema de injusticias y desigualdad social.

Socialismo Revolucionario.

Comité por una Internacional de Trabajadores, CIT.