Manifiesto: La revolución comunista es imparable

de Organización Comunista Revolucionaria

A la clase trabajadora y al pueblo

A las y los compañeros de las organizaciones revolucionarias hermanas

A las y los comunistas revolucionarios

Luego de una serie de esfuerzos orgánicos, de retrocesos y avances de diferentes iniciativas revolucionarias, hemos logrado dar un paso que pretendemos sea histórico para la lucha de clases en Chile: la conformación de un destacamento de comunistas revolucionarios y revolucionarias que de forma decidida enfrente a la patronal y al gran capital monopólico.

Hemos asumido el deber histórico de enarbolar las banderas del comunismo, del Marxismo – Leninismo como ideología del proletariado y nos hemos impuesto la tarea heroica de construir el verdadero partido comunista y revolucionario que tenga como objetivo la conquista del poder para la clase trabajadora y el pueblo.

Sabemos que esto es un esfuerzo embrionario, que necesitamos de cientos de miles de hombres y mujeres comunistas para impulsar la revolución que destruya al capitalismo, al imperialismo y al patriarcado, pero estamos convencidos que estamos en el camino correcto y que junto a otros y otras transitaremos hacia la victoria final, que no es otra cosa que la derrota de la burguesía, el triunfo del proletariado y la conquista de la sociedad sin clases.

Las tareas del presente para la clase son variadas y complejas: desarrollar formas superiores de organización y lucha, construir el programa de la revolución, aportar al desarrollo de la fuerza propia de la clase trabajadora y el pueblo a través de la conformación del movimiento popular y preparar el inicio de la revolución proletaria, único camino para derrotar a la burguesía y sus aparatos de dominación.

Somos parte de la legítima lucha que los diversos sectores del pueblo organizado dan diariamente para conquistar sus derechos. A ese pueblo en lucha, rebelde y combativo, a las y los que enfrentan decididamente al patriarcado, a las y los antifascistas, a las y los que combaten al imperialismo extractivista que saquea el medio ambiente, a las y los estudiantes clasistas que dan cara a la ofensiva represiva, al pueblo nación Mapuche que lucha por territorio y autodeterminación y contra el gran capital, a los niños y niñas de nuestra clase abandonados por el sistema y que diariamente combaten el adulto centrismo, a nuestros abuelos y abuelas que viven la ausencia de una seguridad social integral y luchan por un nuevo sistema previsional, a las y los asalariados que luchan contra la patronal y su ofensiva antisindical.

Todas estas luchas mantienen viva la posibilidad real de que el sistema se puede derrotar, son y serán parte de este proyecto emancipador que busca terminar con la explotación y la opresión en todas sus formas y expresiones.

El estado actual de la lucha de clases nos obliga a comprometer nuestras vidas en un proyecto de carácter estratégico, que busque rearticular el movimiento popular en perspectiva de la construcción de poder popular y conformar el partido comunista y revolucionario que lleve al pueblo y a las y los trabajadores al socialismo y al comunismo.

A quienes a escala global han decretado que el comunismo es un proyecto caduco y que asistimos al fin de la historia. Aquellos que ocupan los sillones institucionales del poder, a las y los que creen que con reformas cosméticas se avanza y terminan en proyectos serviles a la reproducción de este sistema de miseria y explotación, a aquellos que trafican con el comunismo y con los verdaderos intereses del pueblo, les demostraremos que el comunismo avanza en muchos lugares del mundo y que en nuestro país surgirán muchas banderas rojas que con la hoz y el martillo flamearan entre el pueblo y sus victorias.

Compañeros y compañeras, declaramos que nos colocaremos al servicio de la clase trabajadora con disciplina militante y autocritica comunista, para así asumir las responsabilidades y tareas que el periodo nos requiera en las actuales condiciones de la lucha de clases. La tarea es histórica y la asumiremos con la máxima decisión revolucionaria, con humildad proletaria y la convicción de servir al pueblo de todo corazón, les demostraremos a las y los dueños del poder y la riqueza que

La Revolución Comunista es Imparable!!!

Chile, Septiembre, 2019