Grupo 1º de Mayo: «A LOS TRABAJADORES DEL GRAN VALPARAÍSO»

(Declaración distribuida en el Acto NUNCA MÁS SOLOS, en solidaridad con los portuarios en listas negras de Von Appen, realizado el 3 de septiembre de 2019 en el Teatro Municipal de Valparaíso)

Compañeras y compañeros: el día de ayer se inició la discusión en el Congreso referida a la reducción de la jornada ordinaria a 40 horas. Frente a ello, el Gobierno, desesperado porque lo indicado puede afectar los intereses del gran capital, ha anunciado que recurrirá la Tribunal Constitucional, organismo sirviente del empresariado en donde de seguro se impondrá. Nada podemos esperar de las instituciones patronales, ha llegado el momento de unirse y luchar, porque nos cansamos, nos unimos.

La crisis capitalista y la inminente recesión internacional ya han golpeado duramente a los explotados. El Gobierno de los “Tiempos Mejores” lleva al país a una catástrofe y se prepara para que ella sea descargada sobre las espaldas de los trabajadores con el rostro de la cesantía. Sólo por mencionar los cierres de plantas industriales más recientes corresponde señalar el de Sopraval; la quiebra masivas del calzado (Shoes & Shoes; Gacel, Albano, Guante y calzados Beba); y el cierre de las plantas procesadoras de jibia como Landes y Pacific Blue, de Talcahuano. Son miles de trabajadores lanzados a la cesantía que pasarán a engrosar las filas de la informalidad laboral, el comercio callejero y la miseria. Es el resultado directo de la grave crisis del capital.

Como ha quedado demostrado, el Gobierno de Piñera -ante esta gravísima situación- propone atacar a los trabajadores, ese es el verdadero sentido de su cacareada flexibilización laboral: la precarización del empleo y el debilitamiento de las organizaciones sindicales.

Lo que persigue Piñera es debilitar cualquier capacidad de respuesta de la clase trabajadora, mientras proyectan seguir transfiriendo recursos a los grupos económicos con una reforma tributaria que beneficia a las grandes fortunas y castiga al consumidor. En el mismo sentido, la reforma previsional reducirá el salario en un 4% para seguir entregando nuestras pensiones jubilatorias a los especuladores financieros vía AFP u otro organismo público.

La clase trabajadora nada puede esperar de la institucionalidad de un régimen corrupto y explotador, del régimen de los grupos económicos y las multinacionales, del régimen de Pinochet sin Pinochet. Esta democracia puramente electoral, al servicio de los patrones, ha sido concebida para aplastar las reivindicaciones de la mayoría nacional y eso lo vivimos día a día. Parte importante de este problema lo constituye la falta de organización y capacidad de movilización de los trabajadores. Los partidos que se reclaman de izquierda han llegado a un punto cero, incapaces de ofrecer oposición consistente al Gobierno de los empresarios se limitan al accionar parlamentario y a preparar plantillas electorales como única respuesta. La debilidad de las organizaciones sindicales, empezando por la CUT, son la otra cara del mismo problema.

El Grupo 1º de Mayo nace como respuesta a estos problemas. Nacemos para recuperar la CUT y las organizaciones de trabajadores para las bases y la movilización. Nacemos para hacer efectiva la solidaridad obrera con los compañeros portuarios, luego de la contundente lección que nos dieron como Fuerza Portuaria, la asamblea que condujo esa heroica paralización. Nacemos para respaldar a los compañeros de las listas negras de Von Appen, explotador de trabajadores y usurpador del puerto de Valparaíso. Nacemos para contribuir a la formación de una nueva dirección política de los trabajadores.

Esta tarea comienza hoy día con este acto solidario, se proyecta en la Primera Jornada de Protesta Nacional y debe buscar la más amplia unidad de la clase, para la lucha unitaria contra el Gobierno de los patrones en la preparación de un gran Puertazo de una movilización que levante al Gran Valparaíso, que una sus reivindicaciones y se proyecte en la preparación de un Paro Nacional.


A esta tarea los invitamos compañeras y compañeros, porque nos cansamos, nos unimos y como nos enseñaron los portuarios, porque SOMOS LOS TRABAJADORES, SOMOS LA REVOLUCIÓN: NUNCA MÁS SOLOS.