Nuevo golpe a la clase trabajadora: aumenta el ejército de cesantes del Capitalismo

Hace pocos días se publicó la “Encuesta de Ocupación y Desocupación en el Gran Santiago” que realiza el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, que arrojó un aumento en la tasa de desempleo de la Capital, la cual habría subido hasta un 8,4% en el mes de junio, registrando un aumento del 0,8 puntos porcentuales respecto a la medición de marzo de este año y un aumento de 1,4 puntos en los últimos doce meses. 

Son más de 280.267 personas cesantes en Santiago, lo que se suma a la gran cantidad de cesantes a nivel nacional, en la Región de Arica y Parinacota hay más de 4.000 desocupados, en Coquimbo son alrededor de 25.590 cesantes, en la Región del BíoBío 48.600 personas sin empleo, en la Región de Ñuble 14.130 personas cesantes y en Región de Los Lagos cerca de 10.710 desocupados, lo que implica que miles de familias de nuestra clase han visto disminuido su poder adquisitivo al no contar con remuneraciones en el hogar, obligándonos a endeudarnos permanentemente para sobrevivir, una vez más somos nosotros, las y los trabajadores, quienes pagamos la crisis que enfrenta el capitalismo a escala global. 

Otros aspectos a tener en consideración, y que emanan del mismo estudio antes mencionado, es que del total de desocupados, un 89% corresponde a “cesantes”, es decir, trabajadores/as que han recibido una remuneración anteriormente (ya tuvieron un empleo), además se señala que los sectores que representan los mayores niveles de cesantía son la Construcción (9.2%), el Comercio (9.0%) y el Transporte (8.1%), también es relevante destacar que los periodos de cesantía también han aumentado, desde los 4 meses a los 5.4 meses aproximadamente, del mismo modo se evidencia que la proporción de hogares con al menos un desocupado paso de 10 a 11.7%. 

La burguesía, la patronal y el gobierno de los ricos, con el objetivo de asegurar su tasa de ganancia, nuevamente hacen pagar el costo de su crisis a la clase trabajadora y el pueblo, no solo precarizan a quienes siguen trabajando asalariadamente sino que también disminuyen la fuerza de trabajo, aumentando el ejército de cesantes. Bien sabemos que las encuestas no reflejan la realidad que vive la clase trabajadora, ya que son muchos los y las trabajadoras que se desempeñan en empleos informales y en condiciones de mayor precariedad, y ellos no son parte de las cifras oficiales que sacan los centros de estudios e investigación de la institucionalidad burguesa, por lo tanto, sabemos que somos muchos más los que hoy tenemos que sobrevivir en el subempleo, sin protección social y en condiciones de precariedad absoluta.

Por su lado, el gobierno de la patronal, salió a dar explicaciones por estas cifras y fue el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien sostuvo que uno de los factores que explica el aumento en el desempleo sería la inmigración. Otro que se sumó a este argumento fue el Subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, sin embargo, del Ministro del Trabajo y Previsión social nada se ha sabido, pues desde dicho ministerio no ha habido pronunciamiento alguno. Y ayer fue el mismo Presidente Piñera quién advirtió el impacto de la migración en el desempleo. Desde luego esta justificación carece de argumentos objetivos y técnicos, y lo que se busca es alimentar el chovinismo patriota, para enfrentar a la propia clase trabajadora nacional y migrante, desviando la atención sobre el verdadero enemigo del proletariado, la burguesía.

Como Asociación Intersindical de Trabajadores y Trabajadoras Clasistas, AIT, rechazamos categóricamente que la crisis del capitalismo la tengamos que pagar las y los trabajadores, a costa de perder nuestros puestos de empleo, además denunciamos el oportunismo xenófobo con que el gobierno de la patronal ha justificado dichas cifras de desempleo culpando a las y los migrantes como los causantes del conflicto, buscando dividir a la clase trabajadora, y por último, hacemos un llamado a las organizaciones de trabajadores y trabajadoras a enfrentar la ofensiva contra la clase con más organización y lucha por nuestros derechos, en la defensa del trabajo y contra la precarización laboral.

Con o sin pega…Luchamos igual!!!!

Asociación Intersindical de Trabajadores y Trabajadoras Clasistas, AIT

Por un Sindicalismo Clasista