Melba y Yeyé, revolucionarias y fundadoras del Movimiento 26 de Julio

por Valentina Cassoni

Era el año del centenario de José Martí, nacía un sueño y morían mártires, corría el amanecer del 26 de julio de 1953 en Cuba y 120 hombres, además de Haydée Santamaría (Yeyé) y Melba Hernández avanzan cuidadosamente hacia los objetivos de los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba y Manuel de Céspedes en Bayamo.  Comienza el asalto al mando Fidel Castro Ruz y Abel Santamaría Cuadrado en Santiago de Cuba, en Bayamo, al mando Raúl Martínez Araraz y una veintena de jóvenes valientes que se reúnen y parten al combate en la madrugada 26-7-1953.  

Sería muy difícil describir en su dimensión completa lo que significó para la Revolución Cubana y para el pueblo cubano estás acciones de heroísmo, valentía y rebeldía de éste puñado de jóvenes menores de 30 años, que levantaron las armas y tomaron por asalto ambos cuarteles, señalar que éstas mujeres son ejemplo en las acciones combativas del Movimiento y son seguidas por otras que posteriormente ingresan a las células del M-26-7, Celia Sánchez, Vilma Espin, Micaela Riera, audaces mujeres dispuestas a combatir con los medios que disponían bajo la dictadura Batistiana, impuesta desde el golpe de estado en 1952 en Cuba.

Destacamos a los 66 años de esa gesta a estas dos mujeres ejemplares, hasta el último día de sus vidas como son: Melba y Haydée (Yeyé), entrañables amigas, sensibles, vanguardistas, que se unen al Movimiento en Santiago de Cuba, asisten a reuniones clandestinas donde escuchan el programa del Moncada a través de la voz de Fidel y de Abel, se hacen parte de la resistencia a la dictadura.

El 26-7-1953 cuando ocurren las acciones en Santiago de Cuba, ambas tenían la tarea de cuidar y apoyar a los heridos en el hospital civil frente al cuartel Moncada, en la retaguardia. No todo salió como se esperaba, comienza el tiroteo, ellas caen prisioneras junto a un grupo de moncadistas, entre esos Fidel, son torturadas salvajemente. Estuvieron 7 meses en la cárcel, sabiendo que sus compañeros queridos habían sido flagelados y asesinados.
En el proceso de tortura a Haydée le muestran el ojo ensangrentado de su hermano Abel, segundo hombre del Moncada y la amedrentan con su novio (Boris) al cual castraron y luego asesinaron. 

Fueron encarceladas junto a Fidel, en la cárcel de Boniato al oriente de Cuba, no bajan la moral a pesar de haber vivido la muerte de tantos combatientes y seres queridos, tan cercanos como Abel y Boris. 

Yeyé y Melba en la misma cárcel junto al líder del Moncada , Fidel, burlan como revolucionarias la vigilancia y se trapazan mensajes con el líder de la Revolución.
Son enjuiciadas después de 7 meses y salen en libertad, con muchas tareas encomendadas por Fidel, buscar a cada moncadista, organizarlos y fundar el Movimiento 26 de julio en honor al asalto al cuartel Moncada además y lo más importante editar la pieza oratoria más significativa de la autodefensa de Fidel: “La Historia me Absolverá “ la cual es publicada por estas dos revolucionarías en 1954, en plena clandestinidad y con Fidel encarcelado y con la dictadura encima.

Melba y Yeyé mujeres ejemplo como muchas otras mujeres, entregaron sus vidas a la construcción de una vida digna y justa para su país, en el momento histórico que les tocó vivir nunca dudaron en vincularse y comprometerse al Movimiento, a pesar de los costos para sus vidas, fueron mujeres de primera batalla, los ideales Martianos por encima de todo, persistieron en sus sueños.
Melba y Yeyé perfiles y pilares humanos llenos amor y ternura hacia su pueblo, fueron voces que hablaban de compartir un vivir bien y mundo justo para todos y (as), una sociedad socialista, porque como lo expresó Fidel en el año 2000, en el programa Mesa Redonda: “todos en el 53 habíamos leído a Marx y Lenin, todos éramos marxistas….todos queríamos una patria socialista”. Cuba se declara socialista después de la invasión a Bahía Cochinos (Girón).
Yeyé luego el triunfo revolucionario, se hace responsable de Casa de las Américas hasta su muerte, impulsa la vida cultural de los países no alineados, recopila y trabaja en todo lo relacionado con la cultura de la naciente revolución cubana que agrupa a escritores y artistas americanos, fundadora del M-26 -7 y GUERRILLERA, Melba abogada intelectual, fundadora del M-26-7, miembro del comité central del PCC, diplomática y GUERRILLERA.

Melba y Yeyé heroínas del pueblo, sus vidas e historias viajan por la tierra humilde de hombres y mujeres del sur de ésta América, Chile, buscando la justicia social. Melba y Yeyé a 66 años de la gesta combativa, entregamos una ofrenda al símbolo de mujeres que se convirtieron para aquellos (as) que caminando bajo el sol de los sueños y como aprendices de revolución, queremos y exigimos un mundo distinto.

 Melba y Yeyé vencedoras de sus sueños, hoy Cuba se levanta como pilar en educación, pilar en salud pública y cuidados a los adultos mayores. Chile sigue con la constitución espuria del dictador. 
El asalto a los cuarteles Carlos Manuel de Céspedes y Moncada fueron los primeros pasos de un grupo de hombres y dos mujeres para levantar el triunfo definitivo de la Revolución Cubana y la esperanza de Latinoamérica.

Termino con la contundente frase de la autodefensa del líder de la revolución cubana:
“En cuanto a mí, sé que la cárcel será dura como no la ha sido nunca para nadie, preñada de amenazas, de ruin y cobarde ensañamiento, pero no la temo, como no temo la furia del tirano miserable que arrancó la vida a setenta hermanos míos. Condenadme, no importa, La historia me absolverá»