Respaldo de Piñera a sangriento Presidente filipino: el doble estándar en DDHH

de Politika

Este jueves en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU se votó una resolución que solicita un informe a la Alta Comisionada de DDHH, Michelle Bachelet, respecto de la situación de Filipinas, país en donde su Presidente, Rodrigo Duterte, ha asesinado a más de 27 mil civiles en una supuesta “guerra contra el narcotráfico”.

Sin embargo, insólitamente y en sintonía con lo decidido por el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro,Sebastián Piñera se abstuvo a través de la Cancillería de aprobar dicha petición, mientras que Perú, Argentina, Uruguay y México votaron a favor de ella.

Cabe recordar que Duterte ha prescindido del estado de derecho a la hora de llevar a cabo su “guerra contra el narcotráfico”, impulsando a cualquier ciudadano a hacer “justicia” extrajudicialmente en caso de estar frente a alguien que sea sindicado como parte del tráfico de drogas o -incluso- adicto a estos estupefacientes. Una realidad que -como suele ocurrir- afecta a los sectores más empobrecidos de la población.

De hecho, él mismo se ha jactado públicamente de haber asesinado a personas en esa condición con sus propias manos y ha declarado que con gusto lo haría nuevamente. “Hitler masacró a tres millones de judíos (N.del.R: en realidad fueron 6 millones). Ahora hay aquí tres millones de adictos. Me gustaría masacrarlos a todos”, disparó.

Piñera junto a Juan Guaidó. Foto: Prensa Presidencia

Es entonces a esta persona -un asesino de los más sangrientos en el poder en este momento- a quien el gobierno del Presidente Sebastián Piñera le dio un espaldarazo al no aprobar una solicitud para que Bachelet visite e informe sobre lo que ha ocurrido y sigue pasando hoy en Filipinas.

En este contexto, en su editorial de este viernes en el programa Combinación Clave de Radio La Clave, el periodista y conductor del espacio, Fernando Paulsen, recordó que Filipinas forma parte de la APEC y que esa podría ser la razón de Chile de abstenerse de apoyar la petición a la ex mandataria chilena, considerando que nuestro país será próximamente anfitrión de un nuevo encuentro del foro económico.

“Esto podría ser muy contradictorio porque el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha sido particularmente dado a insistir en la situación de los Derechos Humanos (…) y ha sido muy celoso respecto de que ésto se cumpla con los países con los cuales Chile quiere tener relaciones más estrechas, y el caso más inevitable es el de Venezuela “, apuntó en ese sentido el comunicador.

Paulsen -quien calificó lo ocurrido en el país del sudeste asiático como una “verdadera masacre”- cuestionó igualmente una de las argumentaciones esgrimidas desde la Cancillería chilena respecto de la votación en la ONU, que apunta a que Filipinas es parte del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. “Bueno, Venezuela también lo es y no hubo dudas respecto de aquello”, sostuvo el conductor de Combinación Clave.

Por último, el periodista destacó que esta solicitud a Bachelet no fue necesariamente pedida por “enemigos de Filipinas”, sino que por Islandia en conjunto con una serie de naciones europeas y latinoamericanas. Junto con ello destacó que además de Chile, el único otro país que votó en contra fue Brasil, cuyo Presidente -Jair Bolsonaro- “antes de llegar a la Presidencia, manifestó que le gustaba el método de Duterte y que estaría dispuesto a implementarlo”, según recordó.

“Yo espero -y no lo digo con un tono irónico- que esto no sea la materialización de lo que alguna vez el Presidente Piñera planteó en su viaje a China, de que cada país tiene el gobierno que quiera darse y que por lo tanto no hay mucho donde inmiscuirse”, concluyó.