Israel: La reelección de Netanyahu abre una etapa de violentas convulsiones regionales

de POR Brasil

El 9 de abril se celebraron las elecciones generales en Israel. Por quinta vez, Nentanyahu (Likud) comandará al país como primer ministro. El genocida y xenófobo se impuso sobre el ex general BennyGantz (Azul y Blanco), por escasa margen, pero contará con la mayoría en el Parlamento.

Hubo un crecimiento de las tendencias fascistas de la política burguesa sionista. Lo que se refleja en la caída del Partido Laborista, que obtuvo 6 escaños (21 menos en relación a 2015), Meretz (liberales), con 4 bancas (una a menos que 2015) y, especialmente, en el hecho de que los partidos árabes-palestinos Balad y Hadash sumó sólo 10 diputados (en 2015, constituían la tercera fuerza parlamentaria). Ha habido la campaña por el voto nulo, pero no arrastró una parte significativa de las masas.

Lo esencial reside en que la victoria de Nentanyahu abre una nueva etapa anexionista y militarizadora en toda la región. Como señala Hanan Ashrawi, portavoz de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), «los electores israelíes escogieron una aplastante mayoría conservadora, xenófoba y antipalestina, que va a cerrar filas para expandir el apartheid.”

En el campo de la política interna, estas tendencias se manifestaron en la decisión de Netanyahu de demoler a cientos de viviendas palestinas ubicadas en el sector ocupado por Israel en Jerusalén. Las viviendas palestinas (ya sean históricas o recientes) se consideran, por regla general, como «ilegales». Por el contrario, las construcciones de los colonos judíos, en territorios ocupados, son automáticamente legalizados vía decreto. Se trata del reflejo de la aprobación de la Ley que establece el Estado Israel como judío, haciendo de los árabes-palestinos «ciudadanos de segunda categoría».

En el campo de la política exterior, se agravará la política colonialista y militarizadora del sionismo. No por casualidad, las elecciones de Nentanyahu tuvo por precedente el reconocimiento de Trump de la soberanía israelí sobre el Golán, territorio que pertenece Siria, ocupado militarmente en la guerra de los seis días. Netanyahu informó que desconocerá cualquier resolución de la ONU de apoyar el control compartido de ese territorio por Israel y Siria. Y anunció que promoverá nuevos asentamientos en Cisjordania y la Franja de Gaza, con el objetivo de «adjuntar definitivamente» territorios ocupados.

En última instancia, la reelección del genocida Nentanyahu refleja el profundo retroceso político y organizativo en que hundió a la clase obrera judía, dominada por el chauvinismo sionista. Así como el agotamiento de la política nacionalista de las direcciones palestinas, impotentes de imponer la autodeterminación de la nación oprimida. En otras palabras: expusieron el agotamiento de la vía democrático-burguesa y diplomática de la convivencia de dos Estados (palestino y judío), en las condiciones de ofensiva intervencionista del imperialismo, y de la política colonialista de la burguesía judía. Diferentemente, la destrucción del Estado sionista, por medio de la revolución y la dictadura proletaria, creará las condiciones para la formación de un Estado único y socialista en Palestina

La derrota del Estado genocida y colonialista abrirá camino a la lucha por la autodeterminación nacional de los palestinos, ya la formación de un Frente Único Antiimperialista, capaz de expulsar al imperialismo de Oriente Medio. Inmediatamente, se trata de organizar la resistencia al expansionismo sionista por la vía del armamento general de la población palestina. Hamas, Al-Fatah y la Unión OLP se niega a realizar esta fundamental tarea organizativa. Se plantea la necesidad de que los palestinos avancen en su independencia política, construyendo el partido marxista-leninista-trotskista. Las condiciones para la emancipación política del proletariado árabe y su constitución en clase dominante dependen, exclusivamente, de la lucha de la vanguardia por superar la crisis de dirección revolucionaria, alzando el programa de Estados Unidos Socialistas de Oriente Medio.