Debemos decir NO a las fuertes alzas en las cuentas de luz en Chile

por Celso Calfullán

Sin más nos han comunicado que desde el mes de mayo, las cuentas de la luz tendrán un alza en promedio de más de 10 por ciento y que en julio tendremos otro aumento similar al que nos harán durante este mes. No existe ninguna razón para este aumento de tarifas, dado que las mismas generadoras han reconocido que hoy es más barato producir la energía que hace seis o siete años atrás cuando se planificaron estos decretos de aumentos de tarifas.

Lo único que explica esta fuerte alza se debe a la avaricia de los empresarios para aumentar aún más sus enormes ganancias, que ya son lo suficientemente altas, sin invertir un solo peso más que llegue a justificar esta medida.

Esto por supuesto es un nuevo ataque a los bajos salarios que reciben en promedio los trabajadores chilenos, por eso es que no podemos permitir que el mercado (la avaricia empresarial) siga estrujando nuestros escuálidos bolsillos y que atenta directamente contra las condiciones de vida de las familias trabajadoras chilenas, en nuestros consumos básicos.

Estos obviamente son los “tiempos mejores” de Piñera y todos los empresarios usureros que tenemos en Chile, este gobierno sin lugar a duda podrá ser recordado como el del lucro empresarial sin límites.

Por supuesto las organizaciones de los trabajadores, llámese sindicatos, Federaciones, Confederaciones y Centrales sindicales deberían tomar cartas en este asunto y llamar a movilizarse contra las alzas, las únicas alzas que podemos aceptar los trabajadores, son las que apunten a aumentar nuestros salarios miserables.

Esto de nuevo nos demuestra la necesidad cada vez más urgente de luchar contra el sistema capitalista, que solo está preocupado de seguir aumentando las ganancias y riquezas del 1% más rico de esta sociedad y no de la inmensa mayoría de esta sociedad que son los trabajadores.

Necesitamos con urgencia apuntar a construir una sociedad más justa y solidaria, centrada en los seres humanos, donde las personas sean el centro de las preocupaciones y no solo las ganancias y la avaricia de una ínfima minoría.

Basta de abusos y atropellos contra la clase trabajadora y sus familias.

El autor es militante de Socialismo Revolucionario

(Tomado de Werken Rojo)