Mendoza: Marcha de las Antorchas

por Laburantes

Con la participación de miles de trabajadores, se realizó LA MARCHA DE LAS ANTORCHAS contra el ajuste, convocatoria realizada por las CTAs de Micheli y de Baradel, el 21F de Moyano, La MULTISECTORIAL DE MENDOZA,  las organizaciones sociales Polo Obrero y las de las que apoyan la candidatura de Cristina el FRENTE PATRIA GRANDE.

Luego de recorrer las calles del radio céntrico de la Ciudad de Mendoza, se cumplió con la formalidad de todas y cada una de las marchas. Esto es tan así que no hay nada que se saliera de una “normalidad institucional”.

El esfuerzo y la participación de los miles de manifestantes que nutrieron esta ¡”hermosa marcha”! contrastó con la actitud de los organizadores. 

Al llegar a la casa de Gobierno, se leyeron estudiados y breves discursos de los principales convocantes. Y luego, el silencio, el consabido hay que desmovilizarse en calma, pacíficamente, y cada uno a su casa.

El mensaje que dió el locutor sonó textualmente a ¡acá se terminó todo!, nada de asambleas en los lugares de trabajo, nada de reunir a los plenarios de delegados de los gremios para organizar y votar un plan de lucha, nada de nada.

En la marcha de ayer, detrás de la CTA Autónoma, con la bandera de TRABAJADORES EN LUCHA

Se perdió la oportunidad de convertir la gran concentración de trabajadores en una asamblea resolutiva de propuestas de plan de lucha.

Hay preguntas que quedaron sin respuesta:  Que hemos conseguido hasta acá?, como seguimos?

La continuidad se la deberemos dar los trabajadores en cada empresa, promoviendo el necesario debate entre todos, que dé lugar a poner en pié a los gremios.

El Frente de Izquierda  estuvo ausente como tal, como frente, como organización de lucha. Presente con algunas banderas. Por un lado el Partido Obrero y por el otro el Pts. Mostrando una división obscena y provocadora. Si depositamos alguna esperanza en este frente como alternativa electoral, estamos fritos. No se propone como un organizador de la resistencia contra el ajuste, y no se proyecta como una salida de izquierda en una perspectiva de gobierno obrero y socialista. 

Los meses entrantes serán importantes para quienes aspiramos a un Fit aglutinador de todas las fuerzas de la izquierda independiente.